Prueba Fiat 500 Dualogic 1.4 16V 100CV, agil, divertido y bonito (II)

Viene de Prueba Fiat 500 Dualogic 1.4 16V 100CV, agil, divertido y bonito

Prestaciones y confort

La novedad reside en el cambio secuencial de embrague pilotado Dualogic de cinco velocidades. Tiene un precio muy ajustado (aproximadamente 800€) y debido a las innegables ventajas que aporta sobre todo en ciudad, lo encuentro una opción muy a tener en cuenta. Muchas personas que prueban un cambio automático no quieren volver a hablar del manual…tratándose de un urbanita, con más razón.


Quien prueba el automático… se convence

Lo cierto es que el cambio funciona muy bien. Puede resultar algo brusco en sus transiciones de marcha, pero si lo ayudamos levantando gas al cambiar se suaviza. Es cuestión de acostumbrarse, igual que al pequeño tiempo de respuesta que tiene para salir desde parado…anticipando el acelerador un instante saldremos igual que con el manual.
Como contrapartida, el cambio automático eleva ligeramente los consumos medios (más en ciudad) y sólo tiene cinco velocidades.

Motor 1.4 100CV con mucha alegría

El con motor 1.4 de 100CV lleva cambio manual de 6 velocidades. La quinta marcha del cambio automático es mucho más corta que sexta del manual, por lo que el motor va más revolucionado a velocidad constante, consumiendo más y haciendo más ruido.

Otro punto sobresaliente del cambio es que puede manejarse en modo secuencial y obedece perfectamente a nuestras órdenes. No tiene apenas tendencia a pensar por sí mismo y sigue fielmente nuestras toques de palanca. Por ejemplo permite salir en 2º si se desea, o cambiar dejando el motor a tope de vueltas sin ninguna pega. Solo cambiará sin que lo pidamos en caso de que el motor está a punto de calarse o tras llevar unos segundos al límite de giro. Me parece excelente el funcionamiento, pudiendo realizar conducción deportiva o suave a nuestro antojo.

Bonito diseño, aunque a veces cueste leer la información


El motor de 1.4 litros y 100CV es muy ágil y voluntarioso. Sube de vueltas con facilidad y tiene bajos aceptables.
El coche tiene dos modos de funcionamiento (Normal y Sport) seleccionables mediante un pulsador en el salpicadero. Este botón modifica los parámetros de la dirección, tacto del acelerador y comportamiento del cambio. El coche no tiene más o menos potencia en un modo u otro, simplemente la respuesta al acelerador es más directa (a mismo recorrido de acelerador le corresponde más apertura de mariposa de admisión) por lo que el coche se vuelve más agil.

Con Sport activado la dirección es más dura y resulta más estable en línea recta. En ciudad es excelente, a alta velocidad puede resultar blanda incluso con Sport activado.
El cambio en modo normal busca la máxima suavidad y bajo consumo, mientras que en Sport subirá marchas más tarde y bajará antes. Afortunadamente siempre podemos cambiar a nuestro antojo con un simple toque aún en la posición automática.

Suspensión más firmes y carrocería llena de detalles

La suspensión del Fiat 500 con motor 1.4 100CV es apreciablemente más firme que las versión 1.2 gasolina y 1.3 Diésel. Por estabilidad y agrado de conducción me parece mucho mejor la del 100CV: no parece mucho menos confortable y a cambio obtenemos un plus de seguridad y un toque deportivo.


El no está hecho para recorrer largas distancias, pero salvo por la mencionada posición de conducción con la rodilla algo elevada dos personas pueden realizarlos sin grandes problemas. Lo sé por experiencia, recorrí 350 Km parando sólo a repostar.
De cualquier modo, como ya dije antes su hábitat natural es la ciudad dada su maniobrabilidad y visibilidad.

Consumos

El Fiat 500 no es un coche especialmente austero con el consumo de combustible, pero tampoco gasta mucho para lo bien que funciona.
Homologa 6,1 litros/100km con cambio manual y 6,3 litros/100 km con automático. Este motor solo lo he probado en automático.

Conduciendo tranquilo consumió 7,4 litros/100 km en ciudad  y 7,1 litros en carretera con algo de autovía. Llevando el coche muy ágil en ciudad y carretera secundaria con varios adelantamientos a tope consumió 8,8 litros/100 km
Por último, en conducción deportiva (si, el Fiat 500 Dualogic también tiene esta faceta) consumió 16,7 litros/100 km.

Su corta distancia entre ejes y firme suspensión resulta muy divertida de aprovechar, y el cambio secuencial te hace creer a los mandos de un deportivo.
El consumo medio en un uso real puede cifrarse en unos 7,5 litros/100 km aproximadamente aunque siempre dependerá del cuidado que tengamos con el acelerador y el ambiente en el que circulemos.

Continuará…


¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

2 comentarios

  1.   Rafael dijo

    Pues yo debo tener mala suerte.Tengo el 500 100 cv dualogic y estoy sufriendo una pesadilla que el concesionario dice que es normal.Al iniciar un adelantamiento aceleras para aumentar la velocidad y caen las revoluciones del motor con la perdida consecuente de potencia,lo que supone un peligro pues los coches que se acercan por detrás en la vía que he tomado para rebasar al vehiculo que me precede,se me echan encima por culpa de haber perdido velocidad.Por otra parte a baja velocidad da tirones y si es subiendo una cuesta la marcha inferior requerida tarda mucho en entrar por lo que casi se para.Buno no quiero cansaros con mi problema,pero me gustaría saber si algún propietario tiene el mismo problema.

  2.   Luis Gaton dijo

    Rafael, ese comportamiento que describes no es para nada normal. Insiste en el taller o mejor aún, vete a otro taller Fiat. Tampoco estaría de más que llamaras al servicio de atención al cliente de la marca y cuentes lo ocurrido. Fiat se toma en serio las reclamaciones de sus clientes, aunque por desgracia los talleres no lo hacen tanto.
    Ya nos contarás como te vá!
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *