Prueba Fiat 500 Dualogic 1.4 16V 100CV, agil, divertido y bonito

El Fiat 500 es el utilitario de moda. Nos subimos a una de las versiones más interesantes del pequeño Fiat, provisto de un ágil motor de 100CV y un cómodo cambio secuencial pilotado de cinco velocidades.

A estas alturas el Fiat 500 es un coche que no necesita carta de presentación. Viene avalado por más de 500.000 unidades fabricadas en 22 meses y diversos galardones en varios países. La versión que aquí traemos es una opción muy interesante por la comodidad y efectividad de su cambio secuencial pilotado, la agilidad de su motor 100CV y la imagen que aporta su cuidada carrocería. Sin duda alguna, la ciudad es su hábitat natural.

Que cuco… 🙂

Además del modelo que nos ocupa, he probado el Fiat 500 en versión 1.2 69CV y Abarth 500 de 135 CV. Evidentemente respecto al Abarth no tiene nada que ver, pero en comparación con el 1.2 69CV lo encuentro mucho más atractivo por funcionamiento.

Carrocería y exterior

Se trata de un utilitario de tres puertas, cuatro plazas y maletero grande para el tamaño del coche. Mide 3,55m así que no cabe esperar mucha amplitud interior en un vehículo de este tamaño que además hace concesiones al diseño.
Su aspecto retro encandila desde la primera mirada, con multitud de detalles cromados al estilo del Fiat 500 original. Las llantas de 16 pulgadas de esta versión me parecen especialmente atractivas, combinando perfectamente con el resto de detalles.

La carrocería puede adquirirse en 12 colores diferentes, alguno de ellos tan elaborado como el blanco-azulado tricapa de esta versión. Según sea la luz que incide sobre el coche, aparenta ser de un color u otro. A pleno sol parece blanco brillante mientras que según atardece se va volviendo azulado. Según a quien preguntes, unos te dirán que “es un coche azul” y otros asegurarán que es blanco. Curioso cuanto menos…

Como es habitual, el Fiat 500 puede adquirirse con muchas opciones de personalización, entre ellas los espejos plateados de nuestra unidad, carcasas de llaves, difusor eléctrico de perfumes, diversas pegatinas exteriores, kit de cromados y un larguísimo etc. que hacen complicado encontrarnos con una unidad exactamente igual.

Interior.

Abrir la puerta del Fiat 500 es meterse de lleno en un ambiente endiabladamente bonito y retro. Su salpicadero está parcialmente pintado en color de carrocería (como en el primer Fiat 500 o el Fiat Coupé de 1993) y puede aparentar aspecto metálico aunque realmente es de plástico.

Grandes dosis de diseño para el salpicadero del Fiat 500

Casi todos los detalles son retro, como la radio, el aspecto de los pulsadores, grafismos del cuado de mandos, extraños reposacabezas redondos, asientos en cordura, diversos detalles en aluminio, etc. Todo el interior da sensación de buena calidad y en opción puede estar equipado con cuero en asientos y puertas. Afortunadamente (y a diferencia de otros coches similares como el BMW Mini) pese a conceder mucho al diseño interior, sigue siendo bastante funcional.

El espacio en las plazas delanteras es bueno, ligeramente estrecho (conductor y acompañante viajan casi hombro con hombro). Las dos plazas traseras en cambio sufren limitación en altura debido al diseño del techo. Una persona de 1,80 metros viajará justo, pero tampoco puede pedirse mucho más a un coche tan pequeño. La posición de conducción resulta algo extraña al obligar a llevar la rodilla izquierda algo levantada (apoyo sobre el paso de rueda)

Todos los mandos son agradables de utilizar y algunos están muy bien resueltos, como por ejemplo las luces: o encendidas o apagadas, prescindiendo de poder circular en luz de posición. Otros en cambio tienen una ubicación demencial, como por ejemplo los antinieblas en el centro del salpicadero (como en un Peugeot 306, por ejemplo).

El cuado de mandos es agradable aunque cuesta acostumbrarse a ese diseño de círculos concéntricos. La pantalla digital multifunción ofrece la información adicional necesaria.

Buscando la versatilidad, no tiene muchos huecos portaobjetos, pero si que equipa detalles curiosos como un gancho en el lado izquierdo del salpicadero para colgar bolsas o similar. El maletero es amplio para el tamaño del coche, admite alguna maleta y varios cosas más. En cambio no tiene ganchos, ni asas ni nada de nada…salvo luz.

Continuara…

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Un comentario

  1.   Angy dijo

    Si señor, un coche muy “cuco”… He tenido la oportunidad de verlo y montar en él y la verdad, que me gustó mucho, y sobre todo, me parece perfecto para conducir por ciudad, por sus dimensiones…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *