Prueba a fondo con el Mercedes Citan Tourer 110 CDI (diésel 95 CV)

Prueba Mercedes Citan diésel

La carrocería tipo monovolumen que tanto despuntó a comienzos de los 2000 prácticamente ha desaparecido. Los modelos SUV han sido los sustitutos, pero aunque son más llamativos a nivel estético y por norma general tienen un mejor comportamiento dinámico, no son capaces de acercarse a la modularidad y la habitabilidad de los monovolúmenes. Para esos casos, la mejor alternativa es la furgoneta compacta de pasajeros.

Sí, has leído bien. Este tipo de vehículos tienen un único defecto grave, su diseño. Por lo demás, hoy en día prácticamente no tienen nada que envidiar a un turismo o a un SUV, refiriéndome a apartados como la seguridad y asistentes a la conducción, conducción a ritmos normales e incluso consumos. En esta ocasión nos ponemos al volante del Mercedes Citan, la más pequeña furgoneta de Mercedes-Benz y, por cierto, el vehículo más asequible de la marca.

Prueba Mercedes Citan pilotos traseros

Lo primero a mencionar es que el Mercedes Citan está dentro de la oferta comercial de Mercedes-Benz Vans. Pese a ello, puede ser tanto comercial como de pasajeros. Por su parte, y aunque prácticamente son el mismo coche, el Mercedes Clase T presume de algunas leves diferencias como una estética algo más vistosa a costa de introducir nuevos colores, llantas y equipamientos más vistosos, aunque también es más caro.

A lo anterior hay que añadir que su parecido con el Renault Kangoo no es casual. Ya sabéis que ambas marcas automovilísticas tienen importantes acuerdos desde hace años, y además en el segmento de las furgonetas es habitual este tipo de sinergias para reducir notablemente los costes. Ahora sí, comenzamos la prueba de este Mercedes Citan Tourer en versión 110 CDI, la diésel de 95 CV, y el acabado Pro.

Por ejemplo, los nuevos VW Caddy y Ford Tourneo Connect también son modelos hermanos.

Una furgoneta pequeña, con morro de Mercedes

Prueba Mercedes Citan frontal

Comenzamos con el diseño, que como ya he citado unas líneas más arriba, suele ser la parte menos agraciada de estos coches o furgonetas compactas, como queramos llamarlo. En cualquier caso, el frontal es fácilmente reconocible como un Mercedes, pues el enorme logo de la estrella no pasa desapercibido. El estilo principal de los faros y de la “boca” inferior también es muy similar a los últimos productos de la compañía

Como no podía ser de otra forma, la vista lateral es la que cuesta más reconocer como un Mercedes. La silueta es la habitual de un comercial, con una gran inclinación desde el frontal hasta el techo, una larga línea de techo totalmente horizontal para morir en la trasera de forma abrupta. Eso sí, como veremos más adelante las puertas correderas nos dejan mucho espacio para acceder a las plazas traseras.

Prueba Mercedes Citan perfil trasero

La zona posterior tampoco es que nos diga mucho, pues los fabricantes tienen muy poco margen para jugar aquí con las formas y dar así un estilo más personal. Eso sí, de serie tenemos este enorme portón en las carrocerías Tourer. Hay que tenerlo en cuenta si aparcamos muy cerca de la pared o de otro vehículo a la hora de abrirlo.

Por cierto, el Mercedes Citan está disponible por el momento con una sola carrocería en cuanto a longitud se refiere, la L1 que mide 4,50 metros. Está a punto de llegar una variante L2, que estira la carrocería hasta los 4,92 metros. La altura de este vehículo es de 1,8 metros y la anchura de 1,86.

Esperábamos más de Mercedes en el interior de esta Citan

Prueba Mercedes Citan interior

Si pasamos al interior de este Mercedes-Benz Citan puede que nos quedemos un poco fríos. Estamos en un vehículo de la firma de la estrella y tal vez algunos esperábamos algo más de distinción y alta calidad. No encontramos materiales mullidos por el salpicadero o la consola central. De todos modos, hay que tener en cuenta que en teoría es un coche al que se le va a dar un uso exigente y estos plásticos duros suelen resistirlo mejor.

Tampoco tenemos un tecnológico cuadro de instrumentos, equipando un juego de relojes más tradicional intercalado con una pantalla de contenidas dimensiones para las principales informaciones de viaje. Eso sí, se ve bien y es sencillo de manejar, por lo que cumple perfectamente su función.

Prueba Mercedes Citan salpicadero

Mejor resuelta está la pantalla táctil del centro del salpicadero, que es de 7 pulgadas. Viene con Apple CarPlay, Android Auto y navegación en este acabado Pro. Su funcionamiento es sencillo y está a la altura de lo que podemos esperar en un vehículo de este tipo.

Justo debajo tenemos algunos botones físicos y el control del climatizador, que es sencillo e intuitivo. En este punto debemos mencionar que estos mandos son los mismos que vemos en algunos modelos de Renault e incluso de Dacia. Sin embargo, y a diferencia de lo que muchos pudierais pensar, a mí me parece un acierto porque realmente tienen buen tacto y son fáciles de manipular.

Los detalles que más nos recuerdan a Mercedes en esta zona delantera del habitáculo son los aireadores circulares y, por supuesto, el volante multifunción.

Mucho espacio y correctos huecos en la parte delantera

Prueba Mercedes Citan carga inalámbrica

Pero estamos ante una furgoneta que pretende ser un monovolumen. La pregunta es clara: ¿es un vehículo polivalente y espacioso? Pues sí, el Mercedes Citan goza de mucho espacio para los pasajeros de las plazas delanteras, con una postura ligeramente elevada que nos permite controlar muy bien el entorno.

Además, no faltan multitud de huecos portaobjetos de gran tamaño. Tenemos muchos lugares grandes donde dejar nuestras pertenencias, como en las puertas o en el techo. Tampoco faltan un reposabrazos central con cofre o una superficie de carga inalámbrica para el móvil, que siempre viene muy bien, pero sí he echado en falta algún portagafas, por ejemplo.

Dicho lo anterior, no quiero olvidarme del generoso ángulo de apertura de las puertas delanteras, que es prácticamente de 90 grados. Acceder y salir de esta furgoneta es sencillo y cómodo incluso para personas mayores o con poca agilidad. Eso sí, a la hora de viajar, los asientos no me han parecido los más cómodos del mundo.

Plazas traseras reales para tres adultos

Prueba Mercedes Citan plazas traseras

Ahora nos vamos a la segunda fila de asientos. Tenemos dos puertas correderas laterales, que dejan un enorme acceso y nos facilitan la operación en el caso de haber aparcado cerca de un obstáculo. Sin embargo, hay un leve problema habitual en este tipo de puertas, y es que son algo pesadas y si aparcamos en cuesta tenemos que hacer bastante fuerza para moverlas. Por ello, los niños no tendrán facilidad para operarlas.

Tratándose de un Mercedes, no hubiera estado mal la posibilidad de tener apertura y cierre automático de estas puertas correderas

Una vez dentro, el espacio es enorme para la cabeza y también tenemos una buena distancia para las piernas. Pero lo que más me gusta es que tenemos cinco plazas reales, pudiendo viajar tres adultos de complexión normal sin mayores problemas en esta segunda fila. Ahí, en la anchura y tamaño de las plazas, es donde mete un golazo por toda la escuadra a cualquier turismo o SUV.

En el caso de las plazas laterales disfrutamos de una pequeña bandeja plegable, similares a las que encontramos en los aviones, para colocar por ejemplo una tablet e ir entretenidos en los viajes, además de un posavasos. Mientras, en el centro el túnel de transmisión es prácticamente inexistente y además tenemos salidas de aire centrales, una toma de 12 voltios y dos de USB.

Así es el maletero del Mercedes Citan

Prueba Mercedes Citan maletero

Si abrimos el enorme portón del maletero vemos un enorme espacio de carga. Dice la marca que son 520 litros de capacidad hasta la bandeja y, aunque no es por contradecir a Mercedes, sinceramente parece que son muchos más. De hecho, parece idéntico al del Renault Kangoo, modelo que homologa 775 litros hasta la bandeja.

Dejando esa curiosidad a un lado, en el Mercedes Citan tenemos una gigantesca boca de carga sin obstáculos, que nos permite cargar objetos grandes y pesados con mucha facilidad. Las formas son muy regulares, lo que siempre es positivo, y si tumbamos los asientos posteriores tenemos prácticamente un suelo enrasado para, por ejemplo, transportar algún mueble.

En esta unidad tenemos un suelo enmoquetado, que da una buena sensación, pero tal vez hubiera sido más conveniente utilizar alguna alfombra de goma para evitar manchar la tapicería. Ya sabéis, si vamos de excursión al campo y luego tenemos que dejar unas botas o si cargamos una bicicleta llena de barro dará bastante reparo hacerlo sobre este tapizado.

Oferta mecánica

Prueba Mercedes Citan 110 CDI

Pasamos ya al apartado mecánico, donde el Mercedes Citan Tourer se ofrece por el momento con dos motores diésel de 95 y 116 CV denominados 110 CDI y 112 CDI. En gasolina también tenemos dos variantes, con 102 y 131 CV bajo el nombre comercial 110 y 113. Pronto llegará el eCitan, la versión totalmente eléctrica con 102 CV y 285 kilómetros de alcance.

Para esta prueba nos hemos decantado por el Mercedes Citan 110 CDI. Cuenta con un motor 1.5 turbodiésel que da 95 CV a 3.750 vueltas y 260 Nm de par desde 1.750 revoluciones por minuto. Su velocidad máxima es de 164 km/h y hace el 0 a 100 en 15,5 segundos, mientras que el consumo homologado es de 5,3 l/100 km.

Al volante del Mercedes Citan Tourer menos potente

Los 95 CV pueden ser suficientes, dependiendo del uso habitual

Prueba Mercedes Citan motor diésel 95 CV

Este motor no es muy solvente si vamos a viajar habitualmente con mucha carga, pero sí para cargas medias y recorridos cortos. Si la utilizaremos principalmente para el primer supuesto, es más recomendable dar el salto a la variante 112 CDI de 116 CV para ir más desahogados y tener una respuesta más enérgica.

La parte positiva es que en prácticamente todas las situaciones, salvo en momentos como a la hora de necesitar máxima potencia para adelantar en una secundaria, me ha parecido una versión muy efectiva. La sonoridad no es elevada, no tiene un tacto desagradable y para una conducción normal es suficiente.

Además de esto, la postura de conducción me ha parecido muy adecuada y natural, cercana a un turismo un poco elevado, algo que no siempre suele ocurrir con estas furgonetas compactas. No tiene nada que ver con los comerciales ligeros de hace 10 o 15 años, la verdad.

Buen tacto de dirección y suspensión

Prueba Mercedes Citan lateral

Lo mismo podría decir de otros aspectos como el tacto del volante, del cambio manual o mandos como el intermitente. Todo esto tiene buen tacto y resulta agradable de accionar y no he necesitado de ningún tiempo de adaptación.

La dirección lógicamente no es la más precisa que haya probado, pero igual que en lo anterior, me ha parecido muy correcta para ser una furgoneta. Está muy asistida para facilitar las maniobras en ciudad pero luego en carretera no tenemos esa sensación de ser imprecisa o de flotabilidad.

También me ha convencido la puesta a punto de la suspensión, que suele ser un punto algo crítico y complicado de acertar para los desarrolladores. Lógicamente es blandita, pero los amortiguadores trabajan bien evitando el rebote cuando vamos totalmente descargados o con una carga media. Han conseguido dar con la tecla, así que mi enhorabuena en este aspecto al fabricante.

Prueba Mercedes Citan trasera

En cuanto a la insonorización, el nivel de aislamiento es bastante bueno. Lógicamente no es un Mercedes Clase A, pero no hay excesivos ruidos de rodadura o mecánicos. Tampoco va mal a nivel de ruidos aerodinámicos, siempre y cuando no tengamos vientos racheados que, ahí sí, se dejan notar en esta furgoneta prácticamente en cualquier otra.

Consumos

Pasamos al apartado de consumos, donde este diésel ha dado la talla. Aún me cuesta entender cómo Opel, Peugeot y Citroën han decidido dejar sólo versiones eléctricas en sus furgonetas de pasajeros…

Pero centrándonos en esta Mercedes Citan, en autovía con media carga a un ritmo normal tiene un consumo de 6 l/100 km, que me parece un dato muy bueno. Lógicamente en ciudad sube un poquito, estando alrededor de los 7 con una conducción relajada pero sin buscar una gran eficiencia. Por su parte, en carreteras secundarias llanas, a ritmos de 90 y 100 km/h lo habitual es estar entre los 4,8 y 5 litros a los 100.

Durante toda nuestra prueba, con más de 1.200 kilómetros recorridos (800 de ellos en autovía con tres ocupantes), el consumo total ha sido de 6,2 litros. Nada mal, ¿verdad?

Conclusiones

Prueba Mercedes Citan cuadro instrumentos

Llega el momento de hacer un repaso genérico a este Mercedes Citan. ¿Merece la pena respecto a sus rivales? Pues siendo plenamente objetivos, el sobrecoste que encontramos respecto al Renault Kangoo o el Toyota Proace City Verso, lo cierto es que me parece difícil de justificar.

No es una diferencia abismal comparando con equipamientos y prestaciones similares, pero en este segmento de las furgonetas para pasajeros se mira mucho el aspecto económico. Además, tampoco se aprecia un incremento de calidad que lo justifique, sinceramente.

Eso sí, no es menos cierto que el diseño de la parte frontal gana muchos enteros, pues llevar el gran logo de la marca alemana siempre tiene mucho peso en la decisión de compra.

Artículo relacionado:
Prueba Renault Kangoo Combi Blue dCi 95 CV Manual 6v
Artículo relacionado:
Prueba Toyota Proace City Family Advance 1.5D 130 CV

Por rivales, los Citroën Berlingo, Peugeot Rifter y Opel Combo ya sólo se venden con motores eléctricos, por lo que quedan totalmente fuera. Así que además de los citados modelos de Renault y Toyota, podemos hablar de los Volkswagen Caddy, que se ve más moderno y tecnológico, el Nissan Townstar o el Ford Tourneo Connect.

Equipamiento de serie Mercedes Citan Tourer

Prueba Mercedes Citan bandejas plegables

  • Llantas de acero de 15 pulgadas
  • Frenada de emergencia automática
  • Rueda de repuesto
  • Retrovisores calefactables y de ajuste eléctrico
  • Faros halógenos
  • Dos puertas laterales correderas con ventanillas
  • Elevalunas eléctricos delanteros
  • Aire acondicionado
  • Sistema de audio básico
  • Sensores de lluvia y luz
  • Volante multifunción con ajuste en altura y profundidad
  • Control de ángulo muerto
  • Cuadro de instrumentos con pequeña pantalla de TFT 5,5 pulgadas
  • Alerta de cambio de carril
  • Detector de fatiga
  • Control de crucero

Precios Mercedes Citan Tourer

Prueba Mercedes Citan puerta lateral

Versión mecánica Cambio Acabado Precio
Versión mecánica Cambio Acabado Precio
110 CDI Manual 6v Base 26.480 €
110 CDI Manual 6v Pro 27.222 €
112 CDI Manual 6v Base 27.448 €
112 CDI Manual 6v Pro 28.190 €
110 CDI Automático 7v Base 29.259 €
110 CDI Automático 7v Pro 30.000 €
112 CDI Automático 7v Base 30.227 €
112 CDI Automático 7v Pro 30.968 €
110 (102 CV) Manual 6v Base 25.107 €
110 (102 CV) Manual 6v Pro 25.849 €
113 (131 CV) Manual 6v Base 26.238 €
113 (131 CV) Manual 6v Pro 26.980 €
113 (131 CV) Automático 7v Base 29.017 €
113 (131 CV) Automático 7v Pro 29.758 €

Precios oficiales de configurador con IVA incluido.

Opinión del editor

Mercedes Citan
  • Valoración del editor
  • Puntuación 3.5 estrellas
25.107 a 30.968
  • 60%

  • Mercedes Citan
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 4 de agosto de 2022
  • Diseño exterior
    Editor: 80%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 55%
  • Plazas delanteras
    Editor: 80%
  • Plazas traseras
    Editor: 90%
  • Maletero
    Editor: 90%
  • Mecánica
    Editor: 70%
  • Consumos
    Editor: 85%
  • Confort
    Editor: 80%
  • Precio
    Editor: 50%

Pros

  • Buen comportamiento con carga y sin carga
  • Consumos muy ajustados
  • Diseño parte frontal

Contras

  • Sin destacar en impresión de calidad interior
  • Potencia justa para viajar cargados
  • Precio superior a la competencia

Galería Mercedes Citan


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.