Prueba Mercedes GLA 220 CDI 4MATIC, versatilidad en formato compacto

Prueba Mercedes GLA 220 CDI 4MATIC

En la prueba de hoy nos ponemos al volante del Mercedes GLA 220 CDI 4MATIC, el SUV pequeño de la marca alemana. Cuando hablamos de los Sport Utility Vehicles (SUV), sin duda nos referimos a un sector en auge, que copa un gran porcentaje del mercado y en el que la mayoría de marcas apuestan con todo. Vehículos con aspecto de todoterreno pero más enfocados a la conducción sobre el asfalto y, en este caso, con una carrocería de tamaño compacto.

En este contexto se encuadra el Mercedes GLA, un crossover compacto que deriva directamente del Mercedes Clase A, tomando su plataforma y modificándola para añadir ciertas cualidades off-road. El Clase A supuso una revolución en la marca de la estrella y a este compacto de cinco puertas se sumaron el Mercedes CLA, con carrocería coupé de cuatro puertas, y cierra esta lista el versátil GLA. Todos estos modelos con la A en su nombre son conducidos por un gran porcentaje de propietarios que son nuevos para la marca.

Prueba Mercedes GLA 220 CDI 4MATIC

Además hablamos de su versatilidad, porque el cliente que opte por esta variante se llevará un vehículo ‘para todo’. Este SUV será utilizado a diario más como un compacto o un monovolumen, que como un todoterreno puro. Sin embargo, se mantendrá esta opción de salir de vez en cuando fuera del asfalto. Estas características las comparte con sus competidores, entre los cuales destacan el Audi Q3 y el BMW X1, que tuvimos la ocasión de probar hace poco.

Robustez y músculo

Prueba Mercedes GLA 220 CDI 4MATIC

Pero como decíamos, el usuario medio no lo escogerá por esa opción y uno de los argumentos que más peso tendrá será el apartado estético. Y es que el Mercedes GLA entra por la vista. Mercedes hace unos años podía pecar de ‘aburrida’, pero hace unos años modernizó su diseño, dejando atrás ese clasicismo. El Clase A fue uno de los pilares de esta evolución y el GLA se trata de una versión vitaminada del compacto.

Porque cuando miras este modelo desde lejos, lo primero que se aprecia es su robustez. Sus trazos son musculosos y denotan carácter. Predomina la parrilla delantera, que está presidida por una insignia de la estrella de gran tamaño y donde dos barras de aspecto metálico la cruzan horizontalmente. Los faros con tecnología bi-xenon tienen unas líneas suaves y bajo ellos se encuentran unas pequeñas entradas de aire. La zona baja, donde va enmarcada la matrícula, esta rematada con una moldura cromada que protege los bajos.

prueba-mercedes-gla-220-d-4matic-8

En el capó encontramos dos nervaduras que acentúan su fuerza. Si nos seguimos moviendo por el lateral, observaremos que tanto los bajos como los pasos de rueda son de plástico de color negro, preparados para si decidimos salir al campo. Las llantas en nuestra unidad son las de serie de 18 pulgadas, aunque opcionalmente se podrán equipar otras con diferentes diseños y de hasta 19 pulgadas.

La trasera es una de las zonas con más personalidad. La luneta es de pequeñas dimensiones y bajo ella se sitúa la insignia de Mercedes y las credenciales del vehículo, GLA 220 CDI en nuestro caso. Un embellecedor metálico las separa de la matrícula y a su vez une ambos faros, que cuentan con un diseño agradable y con tecnología LED. En la parte más baja se repite la protección metálica, que además recoge una doble salida del tubo de escape.

Interior continuísta

Prueba Mercedes GLA 220 CDI 4MATIC

Cuando entramos al habitáculo es imposible no recordar el del Clase A. Apenas hay diferencias con respecto a su ‘hermano pequeño’ y si esperabas un puesto de conducción elevado u otras cosas que veríamos en otros todoterrenos, este no es tu vehículo. Lo que sí que mejora ligeramente es la habitabilidad y el acceso tanto a las plazas delanteras como a las traseras.

El asiento del conductor es amplio y pone ante nuestros ojos un salpicadero de aspecto premium. Uno de los detalles más llamativos es poder ver el nombre de la marca iluminado al abrir la puerta, gracias a una moldura especial situada en el umbral. Otros detalles no son tan premium, en su interior se combinan plásticos duros y blandos que en algunas ocasiones emitirán algún ‘crujido’. El resto está tapizado con un símil de cuero en color beige que hace buena combinación con nuestro color marrón oscuro del exterior.

Prueba Mercedes GLA 220 CDI 4MATIC

Los asientos en el acabado Style que lleva esta unidad son los ‘confort’. Si bien son bastante cómodos, hubiéramos preferido los sobresalientes asientos deportivos que son incluidos en acabados superiores. El volante es multifunción de tres radios, con un tacto agradable, y tras él encontramos las clásicas esferas de la velocidad y revoluciones de la marca sobre un fondo blanco. Entre ambas se encuentra una pequeña pantalla a color que nos será muy útil para visualizar todo tipo de información y cambiar algunos parámetros.

Pero sin duda la protagonista del infoentretenimiento es la pantalla central de 7 pulgadas que sobresale un poco de la consola central, con una ubicación que no termina de integrarse. Intentamos tocarla pero comprobamos que no es táctil, sino que se controla desde el mando circular situado cerca del apoyabrazos. Al principio cuesta un poco moverse entre los menús, pero nos familiarizamos rápidamente.

SUV sí, pero pequeño

Prueba Mercedes GLA 220 CDI 4MATIC

Como ya destacamos, el GLA está más cerca de ser un compacto normal que un gran SUV. Su longitud es de 4,417 metros, solo 12,5 centímetros más largo que el Clase A. El ancho también crece 2,4 centímetros, hasta los 1,804 metros con los espejos plegados y la altura lo hace en 6,1 centímetros, hasta los 1,494 metros. La distancia entre ejes de 2,669 metros es idéntica a la del compacto. Esto es la teoría, en la práctica se traducirá con mayor espacio interior y en el maletero.

Las plazas delanteras son muy cómodas, con una altura suficiente para no tener que preocuparnos por dar contra el techo. El asiento confort, como decíamos, elimina ese agarre a favor de la holgura. Pasando a las plazas traseras, son más habitables en general. Sin embargo, la central no es lo suficientemente grande y será incómoda para un adulto en un viaje largo.

Prueba Mercedes GLA 220 CDI 4MATIC

El maletero consigue una mejora considerable respecto al Clase A. Cubica un total de 421 litros, lo que supone un incremento de 80 litros. Con eso queda igualado al del BMW X1 (420 litros) y algo por debajo que el del Audi Q3 (460 litros). Lejos le queda el Range Rover Evoque con sus 575 litros de maletero. El acceso será más fácil gracias al sistema de apertura eléctrica que equipa nuestra unidad y que se abre y cierra con pulsar un botón. Abatiendo los asientos se consigue un volumen de 1.235 litros, dejando una superficie totalmente plana.

Multitud de botones

Prueba Mercedes GLA 220 CDI 4MATIC

Bajo dicha pantalla se encuentran las salidas de aire con un diseño atractivo en forma de turbina y más abajo un panel lleno de botones. Sirven para cambiar de pantalla de menú y para marcar números de teléfono entre otras cosas. En una época en la que se tiende a eliminar todo tipo de botón, nos ha resultado excesivo. La última fila de botones habrá algunos como el DSR, ESM o ECO que cambian el comportamiento del coche y por ello lo explicaremos luego.

Abajo del todo quedan los mandos del climatizador. Es monozona en nuestra versión y bastante básico para ser Mercedes. Tampoco es fácil acceder a él por su posición tan baja. Si seguimos avanzando por la consola central encontramos dos útiles huecos portaobjetos y ni rastro de la palanca de cambios ni del freno de mano. La primera la encontramos detrás del volante, donde normalmente encontraríamos los controles del limpiaparabrisas.

Prueba Mercedes GLA 220 CDI 4MATIC

A pesar de la inusual localización, no es nada difícil utilizarla, incluso termina siendo cómoda debido a que no hay que apartar las manos del volante. Nos fijamos que también pegadas a ambos lados del volante se sitúan dos pequeñas levas que nos permitirán cambiar de marcha en el modo manual. Más elementos en el volante: a la izquierda, debajo de la palanca de los intermitentes encontramos el controlador Tempomat con Speedtronic para regular y limitar la velocidad.

A veces es complicado utilizarlo en marcha porque queda fuera de la visión del conductor y tienes que conocerlo para accionarlo. También considero que se concentran demasiados controles en la zona del volante y que podría cometerse el error de accionar algo que no quisiéramos. Finalmente encontramos el freno de estacionamiento es eléctrico y se activa desde un tirador situado en la parte baja del lado izquierdo.

Motor 220 CDI, lineal y ahorrador

Prueba Mercedes GLA 220 CDI 4MATIC

La gama de motores del Mercedes GLA no es muy extensa. Por la parte de la gasolina encontramos el 200, con 156 caballos; el 250 4MATIC, con 211 caballos; y el 45 AMG 4MATIC como tope de gama con 381 caballos. En cuanto a los diésel tenemos el 200 CDI, con 136 caballos y nuestro 220 CDI, que tiene 177 caballos (antes 170) y que puede escogerse con tracción delantera o con la total 4MATIC. Por lo tanto estamos al volante de la versión diésel tope de gama.

Nada más arrancar nos damos cuenta de que estamos ante un diésel de la vieja escuela, pero modernizado. Unos pequeños rumores al arrancar en frío y cuando pisamos el acelerador, el motor de 2.143 centímetros cúbicos empieza a empujar desde bajas vueltas y con una entrega de potencia muy suave. Incluso desde el interior tenemos que mirar el velocímetro porque nos parece que vamos más despacio de lo que en realidad vamos.

Prueba Mercedes GLA 220 CDI 4MATIC

El 220 CDI a pesar de tener casi 180 caballos e ir ligado a una tracción total, nos sorprende con un consumo bastante bajo. Tras casi 600 kilómetros de prueba, incluyendo bastantes trayectos por carreteras secundarias y algún recorrido off-road, la pantalla nos dicta que el consumo medio se ha situado en 6,1 l/100km. Nada mal, no quedando muy lejos de los 4,9 l/100km oficiales. Parte de la culpa recae en su transmisión automática de doble embrague 7G-DCT.

Cambio 7G-DCT y tracción total 4MATIC

Prueba Mercedes GLA 220 CDI 4MATIC

Como veníamos diciendo, esta caja de cambios combina a la perfección con el motor de nuestra unidad. Gracias a un botón en el salpicadero, podremos escoger entre los tres modos de conducción ofrecidos. La mayoría del tiempo circularemos en modo Eco, el más ahorrador y cómodo para carretera. Los 350 Nm de par se entregan desde abajo y con este modo su aguja se moverá sobre todo entre las 1.000 y las 2.000 revoluciones. Los cambios se suceden muy suaves y por carretera la séptima llegará rápidamente y nos permitirá ir a 120 sin superar las 2.000 vueltas.

Nos aventuramos con el siguiente modo de conducción. La S nos indica que estamos ante el modo deportivo, el Sport. Aquí la respuesta será más rápida y se apurarán más las marchas. Incluye una función ‘kick-down’ que bajará dos marchas y nos mostrará lo rápido que es este GLA en las recuperaciones. Volvemos a la normalidad con el modo Manual que controlamos desde las pequeñas levas detrás del volante. Fácil de usar y cómodo su acceso, ya que giran con el volante.

Prueba Mercedes GLA 220 CDI 4MATIC

Debido a sus nuevas dimensiones, este modelo no se encuentra realmente ágil por ciudad. También sufriremos algún balanceo en tramos de curvas pronunciadas a cierta velocidad, sin embargo el comportamiento en general es muy parecido al de un turismo. Es intuitivo y sencillo de conducir. La dirección no nos transmite con claridad, pero en cambio contamos con una suspensión notable que filtra cualquier resalto.

Nos ayudará mucho cuando nos dispongamos a salir del asfalto. Aquí la tracción total 4MATIC también nos sacará de cualquier apuro. Como decíamos, no es el vehículo más indicado para hacer caminos, su escasa altura libre al suelo (13,4 centímetros) hace que temamos a veces por sus bajos. Aún así, para lo que demanda el usuario medio es suficiente. Cuenta con el botón Off-Road que adecua el motor y el cambio para esta tarea. También pulsando el botón DSR activamos un sistema de control de descenso de pendientes, para que solo tengamos que estar atentos al volante mientras el vehículo frena por nosotros y mantiene una velocidad de bajada que seleccionemos.

Conclusiones

Prueba Mercedes GLA 220 CDI 4MATIC

¿Te gusta la estética SUV y conducir un vehículo de dimensiones compactas? Entonces el GLA es una opción a tener en cuenta. Por sensaciones al volante está más cerca de un turismo normal y corriente, sin embargo gracias a una carrocería ampliada es capaz de aportar un extra de versatilidad. Aunque tenga limitaciones, como su escasa altura libre con respecto al suelo, este vehículo no desentonará si se le saca fuera del asfalto.

Hay que recordar que no estamos a bordo de un Land Rover Defender, pero para adentrarnos en la mayoría de caminos nos servirá a la perfección. La opción de la tracción total 4MATIC, nos sacará de posibles apuros y lo hará más seguro en caso de situaciones meteorológicas adversas. Si a estas aptitudes sumamos su completo equipamiento y un interior bastante amplio, nos encontramos que el GLA es un vehículo atractivo y a considerar entre otras alternativas.

Equipamiento Mercedes GLA

El Mercedes GLA viene con un gran número de sistemas que ayudarán a la conducción. Englobados en el Mercedes-Benz Intelligent Drive se encuentran el Collision Prevention Assist, que avisa ante un posible impacto; control de ángulo muerto o alerta de cambio de carril. También están el Attention Assist, que alerta si detecta fatiga en el conductor; la función Hold del freno además de sensores de aparcamiento y cámara trasera. Se podrá elegir entre varias líneas de equipamiento:

Mercedes GLA de serie:

  • Llantas de aleación de 5 radios dobles y neumáticos 235/50 R 18
  • Parrilla del radiador de 2 lamas de color plata
  • Cristales calorífugos verdes en todas las ventanillas
  • Tren de rodaje confort
  • Dirección paramétrica con servoasistencia variable
  • Protección estética de bajos delante y detrás, color plata
  • Asientos de confort delante con tapizado de cuero y tela
  • Volante multifunción de 3 radios
  • Cuadro de instrumentos con display multifunción en color
  • Aire acondicionado
  • Radio Audio 20 CD con Central Media Display, Bluetooth e interfaz USB en el apoyabrazos central

El acabado Style añade a lo anterior:

Mercedes GLA Style

  • Luces diurnas rectangulares con aro cromado
  • Protector del borde de carga cromado
  • Barras longitudinales del techo en aluminio negro brillante
  • Paquete confort para los asientos
  • Volante multifunción de 3 radios y palanca de cambio forrados en cuero
  • Cuadro de instrumentos con 2 esferas con el fondo en color plata y agujas rojas

El acabado Urban añade al Style:

Mercedes GLA Urban

  • Escape de doble flujo con embellecedores cromados en las salidas
  • Barras longitudinales de aluminio en el techo
  • Protección estética de bajos en cromo oscuro delante y detrás
  • Asientos deportivos con tapizado de cuero/tela y costuras de contraste
  • Paquete de confort para los asientos
  • Volante multifunción de 3 radios, en cuero, con perforación en la zona de apoyo de las manos y costuras de contraste

El acabado AMG Line añade a Urban:

Mercedes GLA AMG Line

  • Kit estético AMG con insertos en splitter frontal y embellecedores laterales, moldura del faldón trasero en gris titanio mate
  • Llantas de aleación AMG de 5 radios color gris titanio con neumáticos 235/45 R19
  • Paquete dinámico con altura rebajada en 15 mm y dirección directa deportiva
  • Discos de freno delanteros perforados y pinzas con distintivo “Mercedes-Benz”
  • Equipo de escape de doble flujo con embellecedores cromados
  • Asientos deportivos con tapizado de cuero/microfibra con costuras rojas en contraste
  • Paquete de confort para los asientos
  • Volante deportivo multifunción de 3 radios en cuero con sección inferior plana, perforaciones en la zona de agarre y costuras rojas en contraste

Precios Mercedes GLA

Prueba Mercedes GLA 220 CDI 4MATIC

Versión Combustible Cambio Potencia Precio
Mercedes GLA 200 d Diésel Manual 6v 136 CV 31.575 euros
Mercedes GLA 220 d Diésel 7G-DCT 177 CV 37.375 euros
Mercedes GLA 220 d 4MATIC Diésel 7G-DCT 177 CV 39.900 euros
Mercedes GLA 200 Gasolina Manual 6v 156 CV 36.075 euros
Mercedes GLA 250 4MATIC Gasolina 7G-DCT 211 CV 46.100 euros
Mercedes-AMG GLA 45 4MATIC Gasolina 7G-DCT 381 CV 65.750 euros

Opinión del editor

Mercedes GLA 220 CDI 4MATIC
  • Valoración del editor

  • Puntuación 4 estrellas
31.575 a 65.750

    • Mercedes GLA 220 CDI 4MATIC
    • Reseña de:
    • Publicado el:
    • Última modificación: 14 de diciembre de 2015
    • Diseño exterior
      Editor: 80%
    • Diseño habitáculo
      Editor: 70%
    • Plazas delanteras
      Editor: 85%
    • Plazas traseras
      Editor: 75%
    • Maletero
      Editor: 80%
    • Mecánica
      Editor: 85%
    • Consumos
      Editor: 90%
    • Confort
      Editor: 80%
    • Precio
      Editor: 70%

    Resumen: El Mercedes GLA es el SUV pequeño de la marca de la estrella, que destacará por su polivalencia y versatilidad. Con el motor 220 CDI y la tracción total 4MATIC es el tope de la gama diésel y marca unos consumos bastante contenidos.

    Pros

    • Estética exterior
    • Versatilidad
    • Consumo y prestaciones

    Contras

    • Altura libre al suelo
    • Multitud de botones
    • Precio equipamiento opcional

    Galería de imágenes

    ¿Cuánto vale tu coche?
    ¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
    Tasar coche GRATISTasar y vender coche

    ¿Tienes Telegram? Recibe cada día las noticias de coches

    Suscríbete
    Te puede interesar

    Un comentario

    1.   jose lopez dijo

      segun comento la marca en coches de tres años no se pueden montar algunas opciones y las que si salen por un ojo se ve que es en toda la gama

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *