Prueba Mercedes CLA 45 AMG, 360 CV de sueños entre los más jóvenes

Prueba Mercedes CLA 45 AMG 360 CV

Hablar de AMG siempre e inevitablemente nos hace esbozar una sonrisa. Es una sonrisa pícara, de esas que sólo tú sabes su significado. La semana pasada así ocurrió, pues tenía la certeza de que iba a probar algunas de las últimas novedades de la gama deportiva de Mercedes, un evento que ha desembocado en la prueba del Mercedes CLA 45 AMG.

Es el sueño de muchos jóvenes. Y digo jóvenes porque Mercedes con su gama más accesible ha intentado acercar su estrella a clientes de menor edad. Y lo ha conseguido. Con el CLA 45 AMG, además, se acerca a ese colectivo pudiente que busca una berlina coupé compacta de diseño destacado y alta potencia. Al colectivo que se inicia en la gama de berlinas AMG.

Los retoques justos

El Grupo Itra nos invitaba la semana pasada a probar 4 modelos AMG, entre los que se encontraba el CLA 45 AMG del que hoy hablamos. Un CLA de color negro, igual que el 220 CDI que probamos meses atrás. No, no estoy comparando, pero si aquél coche hubiera montado el paquete AMG no me recriminarías tanto.

Prueba Mercedes CLA 45 AMG 360 CV

El Mercedes CLA45 AMG es muy parecido a un más sencillo CLA con el mencionado paquete. Son únicamente unos retoques muy sutiles los que los diferencian. Los paragolpes, por ejemplo. Las entradas de aire son algo más grandes y tienen aditamentos aerodinámicos más evidentes. Las taloneras también le delatan, pero será atrás, cuando veamos las dos grandes salidas de escape, divididas en dos, cuando sepamos que algo raro hay en ese CLA.

En el interior ocurre más o menos lo mismo. El cuadro de mandos es específico, destacable por un velocímetro tarado hasta los 320 km/h. ¿320? El resto es comparable, de nuevo, al paquete AMG, con asientos deportivos de agarre y comodidad excelente, volante deportivo o tapizado de cuero y microfibra. Lo más diferenciador, además de los logos AMG, es la pequeña palanca de cambios para el cambio automático de doble embrague. Una especie de joystick para engranar primera, marcha atrás y punto muerto. El accionamiento secuencial se reserva únicamente a las levas tras el volante.

Prueba Mercedes CLA 45 AMG 360 CV

No es exageradamente llamativo, ni lo pretende. Así no visten los AMG. ¿O sí? Porque tienes un amplio catálogo de elementos opcionales para aderezar tu coche al gusto. Desde llantas y paquetes de acabado para molduras hasta tapicerías o asientos especiales. Y eso que aún no hemos hablado del apartado mecánico.

360 CV: el 4 cilindros de serie más potente

Lo que no es tan evidente es lo que se esconde bajo el capó. Tenemos entre manos el motor de 2 litros y cuatro cilindros más potente de serie nunca ofertado. Es también la primera incursión de AMG en los motores de 4 cilindros sobrealimentados. ¡Y qué cifras! Nada menos que 360 caballos y 450 Nm de par máximo. Es decir, 180 caballos por litro.

Al arrancar el motor todo cobra sentido. Aparece un pequeño ronroneo ronco que inunda el habitáculo lo justo para hacer aún más amena nuestra prueba. Ponemos la D de la caja de cambios AMG Speedshift DCT de 7 relaciones y rodamos los primeros metros. No se muestra agresivo, no asusta, pudiendo acelerar con suavidad. Pero el CLA45 AMG está hecho para sentir.

Prueba Mercedes CLA 45 AMG 360 CV

El sonido se hace cada vez más intenso, y en modo S o Manual las notas ganan en poder con la válvula de escape abierta. Acelerar y cambiar de marcha a altas vueltas se convierte en toda una experiencia acompañada de un sutil petardeo. Y eso que no lleva el escape opcional AMG Performance.

El motor empuja muy bien en el medio y alto régimen. A pesar de ser un motor sobrealimentado la parte alta del cuentavueltas no se le atraganta. Todo pasa muy deprisa, incluso las curvas, con un muy buen equilibrio aunque tienda a subvirar. La suspensión es dura, mucho, aunque Mercedes ha conseguido, en mi opinión, ese punto justo en el que la dureza no acaba en dolor de espalda. Los más atrevidos tienen una suspensión aún más firme en opción.

Prueba Mercedes CLA 45 AMG 360 CV

El tren trasero va pegado al asfalto, nuestra prueba discurrió por tramos revirados. Curioso es hablar de un AMG sin una trasera juguetona. Claro, que tampoco cuenta con las características clásicas de un AMG. Éste ofrece tracción total, un sistema que se encarga de repartir la fuerza en ambos ejes para mantener siempre una tracción óptima. Y vaya si lo consigue. Salir de una curva es tan sencillo como pisar el acelerador sin especial compasión, y el coche responde increíblemente bien para llevarte donde el volante apunte. El comportamiento al límite tira más de subviraje, esa es la tarifa que hay que pagar.

Y ya que hablamos de dirección, la de este Mercedes CLA 45 AMG tiene un tacto bastante durito, directo y preciso. Más que su hermano, el A 45 AMG, que también tuve ocasión de probar, lo que apunta que las diferencias entre ambos atraviesan las fronteras de lo meramente estético. Cuando toca echar el pie a los frenos, tienen el poder de detener el coche donde y cuando quieras. El poder de frenado, con discos perforados de 350 mm delante y 320 detrás es muy alto, pero acompañado de un tacto muy dosificable. La primera parte del recorrido es suave, con buen tacto, pero si pisamos más nos lo da todo. Así de simple.

prueba-mercedes-cla-45-amg-360-cv-berlina-deportiva (4)

El Mercedes CLA 45 AMG es un coche con multitud de virtudes. Además guarda la esencia de AMG. Es un coche muy bruto cuando quieres, y todo un señor en el momento adecuado. Es discreto para el ojo inexperto pero tiene el molde perfecto para el que guste de un toque exclusivo. El sonido no tiene ese gorgoteo de un V8, pero sorprende y deja claras sus intenciones desde el mismo momento en que arrancamos el coche.

Su mayor virtud, sin embargo, es también una de sus mayores pegas. Al menos para los más puristas. Es tan efectivo a alta velocidad y en tramos de curvas que, para los que busquen un coche vivo de reacciones, puede ser su némesis. El CLA 45 AMG es un coche para conducir de tiralíneas y no jugando con el volante. Ahora, esto también es divertido, puede serlo incluso más, y sus 360 caballos, desgraciadamente, harán que todo pase demasiado deprisa.

 

Prueba Mercedes CLA 45 AMG 360 CV

Tal vez necesites toda esa potencia cuando conozcas su precio. Desde 62.575 euros en España, el Mercedes CLA 45 AMG es, como decíamos, todavía un sueño para los más jóvenes amantes de la magia AMG.

Agradecimientos al Grupo Itra Mercedes Benz por cedernos el coche de pruebas.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *