Prueba MINI Paceman Cooper D, diseño exterior e interior

Prueba MINI Paceman diseño

Te llaman un día y te dicen que te toca probar un inconformista. Exclamas algún tipo de onomatopeya de aprobación y preguntas si es algún compacto GTI. Te dicen que no, que es un SUV urbano de 3 puertas, y vuelves a exclamar la misma onomatopeya a la vez que asimilas que efectivamente es un MINI Paceman.

Esta semana toca ir de cosmopolita, toca ir a la moda y toca ponerse guapo, porque el MINI Paceman, si algo no es, es precisamente discreto. Tampoco es la versión deportiva, sino más bien la opción más racional, que responde al Cooper D, con un motor diésel de 112 caballos.

MINI Paceman, único en su especie

No es la primera vez que hablamos de fiebre SUV, que ha sometido ya completamente al segmento B. Cada vez hay más alternativas pero cuando se trata de un B-SUV de tres puertas y aspecto coupé nos sobran muchos dedos de una mano para contarlos. El MINI Paceman es, en cierto modo, único en su especie.

Prueba MINI Paceman diseño

Y encabezaba el artículo con la palabra inconformista, porque el Paceman, que deriva directamente del Countryman, no se limita a eliminar la pareja de puertas traseras, ni a modificar sutilmente su diseño, sino a convertirse en un experimento completamente inédito en la marca. Mide 4,11 metros de largo, 1,79 de ancho y 1,52 de alto.

El frontal ya es conocido, alto y robusto, lleno de músculo con unos grupos ópticos de gran tamaño y una parrilla prominente. Su aspecto es rudo, aunque sus tintes camperos no llaman la atención a primera vista. Quiero decir, no es de esos SUV con los que, a simple vista, te plantearías hacer alguna sencillísima escapada off road. En otras palabras, el Paceman es un modelo de pasarela, no de camisas de cuadros.

Prueba MINI Paceman diseño

Y todo ello viene dado por el detalle, un diseño rompedor, el de la zaga. Por primera vez se instalan unos pilotos traseros horizontales que, junto a unas caderas muy marcadas y un techo claramente descendente hacia atrás, hacen del MINI Paceman un compacto SUV de aspecto muy deportivo.

Si a ello le sumamos un inmenso nivel de personalización, podemos hacernos desde el Paceman más elegante al más deportivo. Lo que no ocurrirá nunca será pasar desapercibido. Combinaciones de colores, llantas o elementos de carrocería opcionales serán nuestros aliados.

Esencia interior MINI

Los Paceman y Countryman, son los menos mini de los MINI. Con este juego de palabras hablo de tamaño, que no de esencia. Si bien el MINI estándar es un utilitario de diseño, el Paceman va un paso más allá, no buscando parecerse tanto a éste. Si bien guarda un as en la manga, una habitabilidad similar a la de su hermano Countryman.

Prueba MINI Paceman diseño

El diseño del salpicadero es típicamente MINI, aunque si nos guiamos por la nueva generación, esto no es tan evidente. En el centro del salpicadero se mantiene el enorme velocímetro, un elemento de diseño más que práctico que, en su interior, acoge la pantalla del sistema multimedia en nuestra unidad.

Tras el volante, entonces, sólo se encuentra en cuentarrevoluciones que también incorpora un pequeñísimo display en el que visualizar la velocidad o los datos del ordenador de a bordo. Es difícil encontrar una sola línea recta y es que el resto del salpicadero cuenta con formas redondas allá donde mires.

Prueba MINI Paceman diseño

Por otro lado, también se inunda el habitáculo de botones de diseño aeronáutico, un toque caótico de diseño que, en otro coche acabaría siendo un engorro pero que, en el Paceman, el error sería haberlo hecho de distinta forma. En la consola central, los mandos del sistema multimedia, muy simples y relativamente sencillos de utilizar.

La personalización es tan amplia como en el exterior, con multitud de equipamiento opcional y distintas combinaciones de color para asientos o molduras.

Sólo 4 pasajeros

Una de las peculiaridades del MINI Paceman es el número de asientos. Podemos contar mil y una veces que siempre serán 4. Los delanteros son amplios y cómodos, amén de ser todo un derroche de estilo, más en el color que lucía nuestra unidad. La postura de conducción no es especialmente alta tratándose de un SUV y las formas y tacto del volante son bastante agradables.

Prueba MINI Paceman diseño

Para entrar a las plazas traseras tendremos que abatir los asientos delanteros. El Paceman es un coche de 3 puertas, pero acceder al habitáculo trasero no es especialmente complicado gracias a las enormes puertas. Una vez dentro nos situamos ante dos sillones individuales muy similares a los delanteros.

Esto, a pesar de parecer un contratiempo, es casi una ventaja. Cierto es que, en caso de emergencia, el quinto pasajero tendrá que coger el autobús, pero la comodidad para los otros 4 está más que asegurada. Pese a llamarse MINI, el espacio trasero, a menos que seamos muy grandes será suficiente.

Prueba MINI Paceman diseño

La gracia de los dos asientos es que se sitúan de forma más centrada por lo que no tendremos problemas de anchura. También afecta al espacio para la cabeza, alejándose de la parte más baja del techo como son los laterales. Para las piernas, a menos que se monte gente grande, no habrá problemas. Desde luego, más habitable que un MINI estándar es, mucho.

Maletero de 330 litros

El maletero de Paceman, frente al Countryman, pierde 20 litros, situándose la cifra en 330 litros de capacidad. La pérdida no es tal, al ser un maletero bastante aprovechable, con unas formas muy cúbicas y un suelo de carga enrasado con la boca. Sin embargo, la boca de carga no acaba de convencer.

Es algo alta, aunque no excesivamente, pero el problema proviene de su anchura. La nueva forma de la carrocería hace que los elementos más grandes nos compliquen algo las cosas a la hora de cargar. Como anécdota, fui capaz de sacar la bandeja del maletero pero no de volverla a colocar desde el propio maletero.

Prueba MINI Paceman diseño

Si necesitamos un extra de capacidad habrá que abatir sencillamente los asientos traseros de forma individual hasta alcanzar los 1.080 litros de capacidad máxima. El suelo no queda plano, aunque tampoco nos encontramos con un escalón entre suelo y respaldos.

Hasta ahora hemos conocido un MINI Paceman que se rinde al diseño en muchos aspectos. El lado práctico tal vez no sea su fuerte, aunque no cede precisamente frente al MINI estándar. Mañana será el momento de arrancar el motor diésel de 112 caballos del Cooper D para ver si sigue manteniendo esa esencia deportiva de la que hace gala MINI.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

¿Tienes Telegram? Recibe cada día las noticias de coches

Suscríbete
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *