Prueba neumáticos de invierno, conclusiones tras cuatro años de uso

IF

En el 2011 nos hicimos con un juego de neumáticos de invierno con la intención de comprobar su funcionamiento en la vida real. Han pasado casi 4 años y hemos rodado con ellos más de 30.000 km en todo tipo de situación, desde nieve profunda hasta pleno verano. ¿Son útiles los neumáticos de invierno? ¿Se gastan rápidamente? ¿Hacen mucho ruido? ¿Salen muy caros? ¿Hasta que punto aumentan nuestra seguridad? Intentaremos despejar todas estas cuestiones una a una.

En el 2010 en España solo uno de cada cien neumáticos que se vendían en nuestro país era un neumático de invierno. Pasaban con más pena que gloria por nuestro mercado y un gran porcentaje de conductores desconocía incluso su existencia, lo que nos motivó a comenzar esta prueba. En nuestro país no son obligatorios, a diferencia de varios de nuestros compañeros europeos donde en determinadas épocas del año deberemos montarlos o dejar el coche en casa. Montarlos tiene una serie de ventajas y desventajas.

El precio

Michelin Pilot Alpin gastado

Michelin Pilot Alpin gastado

El precio de venta del neumático de invierno es de aproximadamente un 8-10% más caro que su homólogo de verano. Además hay que sumar el costo del montaje y desmontaje dos veces al año (unos 30€ cada vez). Si no tenemos donde guardarlos, posiblemente el taller donde los compraste lo haga gratis si haces con ellos los cambios, aunque no siempre es así. Actualmente unos Michelin Pilot Sport 3 en la medida de esta prueba cuestan unos 120€ /unidad mientras que el Michelin Pilot Alpin 5 cuesta unos 135€/ unidad.

La duración

Neumatico de invierno Michelin

Aquí llega uno de los puntos más sorprendentes. Curiosamente el neumático de invierno se desgasta menos que el equivalente de verano durante los meses fríos. Este efecto se nota más cuanto más agresivos seamos al volante, ya que el neumático de verano no consigue alcanzar su temperatura de uso y se endurece, sufriendo más microdeslizamientos que la goma de invierno, desgastándose.

Al utilizar neumáticos de invierno con temperaturas bajas, estamos “ahorrando” neumático, lo que compensa en parte su mayor precio de compra. Además también tiene algo más de profundidad de dibujo (9 milímetros frente a 8,2 milímetros en este caso), es decir, más goma que poder desgastar, por lo tanto el rendimiento kilométrico en invierno es mayor.

Hay que tener en cuenta que a medida que el neumático se desgasta va perdiendo prestaciones invernales. Por ello los neumáticos tienen dos testigos, uno que marca el límite legal de 1,6 mm (como cualquier neumático) y otro a 4 milímetros que indica el momento en el que comienza a perder eficacia en nieve y hielo. En mi caso, he ido buscando un desgaste homogéneo rotándolos cada año, cuidando las presiones, con buenas cotas de alineado y amortiguadores en buen estado. Cuando los quité estaban prácticamente los cuatro neumáticos en el límite legal de uso de 1,6 milímetros, presumiendo de un desgaste perfecto.

¿Qué pasa en verano?

Michelin Pilot Alpin prueba en verano

Como ya pudimos comprobar el verano pasado, estos neumáticos no “se desintegran” ni revientan ni ninguna otra cosa rara que he oído en conversaciones de bar, ni siquiera circulando con ellos en pleno verano a ritmos muy alegres. Evidentemente están fuera de su rango de utilización y pierden prestaciones, sobre todo alargando la frenada en comparación con su homólogo de verano. Para conducir siempre con la máxima seguridad lo ideal es sacar las gomas de verano del almacén a partir de abril, aproximadamente, en función del clima de tu zona.

El ruido

Hoy en día, con el etiquetado de los neumáticos podemos comparar el ruido que genera cada uno, independientemente de nuestra percepción. En la vida real sí que se aprecia una menor rumorosidad con el neumático de verano, aunque tampoco me parece un dato significativo. Además considero que durante los cuatro años de la prueba no se ha ido volviendo ruidoso, lo que también está relacionado con el buen desgaste que ha tenido.

Una reflexión: a la hora de elegir nuestro coche nuevo ¿tenemos en cuenta que las llantas de 18” hacen más ruido que las de 16” de serie? ¿O solo pensamos en estética y comportamiento? ¿Y en el coste del cambio de neumáticos?

El consumo

Michelin Primacy Alpin invierno

He intentado ajustarme lo máximo a la realidad y según mis mediciones el coche con Michelin Pilot Alpin consumía de media 0,2 litros/100 km más que con el Pilot Sport 3. Por seguir con el ejemplo, los neumáticos que más han consumido de todos los que he llevado en mi coche han sido los Pirelli Pzero Nero, con aproximadamente 0,4 litros/100 km más que los Pilot Sport 3.

Haciendo números aproximados para unos 40.000 km de duración, son unos 100€ más en combustible con los neumáticos de invierno respecto a los de verano equivalentes de la misma marca. Suponiendo que hubiera llevado Pzero Nero serían 200€ más. Nunca he llevado neumáticos de invierno de Pirelli así que no puedo comparar dentro de la misma marca. También hay que tener en cuenta que estos datos son en la medida probada y pueden variar considerablemente para otras dimensiones.

La conducción en suelo seco

En invierno en suelo seco se comportan bastante similar al equivalente de verano. La única pega es una mayor imprecisión en la conducción, debido a los movimientos de las láminas, la mayor altura del dibujo y el mayor número de tacos. A medida que el neumático se va desgastando el neumático se va haciendo más preciso. Las mayores diferencias con el neumático de verano se dan cuando comienza a aparecer humedad o las temperaturas bajan de los 0ºC en cualquier tipo de carretera.

Donde más se nota la seguridad que aportan es en la típica carretera seca que tiene zonas húmedas con curvas donde no incide el sol, ya que el coche pasa sin apenas inmutarse cuando con neumáticos de verano ya tendríamos un susto. A medida que el clima cambia y comienza el buen tiempo notaremos como el neumático empieza a perder prestaciones frente al equivalente de verano, siendo el momento de volver a cambiar.

La conducción en suelo mojado

En invierno, la diferencia de seguridad entre ambos es muy notable, sobre todo en frenadas y cambios de trayectoria rápidos. Cuando se acerca el buen tiempo, en mojado se comportan de forma bastante similar. Quizá sufran algo más de deriva pero ofreciendo siempre una gran sensación de seguridad, debido principalmente a que son muy progresivos al límite.

La conducción en nieve o hielo

IF

En estas condiciones la diferencia es simplemente abismal. En cuanto cae un solo dedo de nieve, un coche con tracción delantera y neumáticos de invierno es capaz de moverse por sitios donde los SUV y varios 4×4 con neumáticos de verano ya se ha quedado tirados. Y recordad que lo importante no es subir y acelerar, sino bajar y poder frenar.

Concluyendo

Lo que más me ha gustado:

  • Seguridad en invierno, principalmente al conducir por carreteras secas donde abundan los sombríos húmedos
  • Te olvidas totalmente de las cadenas
  • Cumplen de forma polivalente en un clima como el nuestro
  • Duración kilométrica inesperadamente alta

Lo que menos me ha gustado

  • Obliga a acudir al taller a cambiar los neumáticos 2 veces al año (aunque ya de paso los revisen)
  • Tacto de conducción algo menos preciso, sobre todo cuando son nuevos (debido en parte a la escultura de láminas)
  • Mayor gasto. En total han sido 400€ aproximadamente (precio de compra 70€ superior + 2 cambios de neumáticos al año + 0,2 litros/100 km). Al sufrir menos desgaste llevando los neumáticos adecuados a cada momento del año, un juego de verano y otro de invierno nos durarán más que dos juegos de verano todo el año. No he calculado cuanto se ahorra, pero no es una cifra despreciable. Nunca un neumático me había durado tantos kilómetros y eso solo puede ser debido al menor desgaste que sufre el neumático al ser utilizado en la época adecuada.
¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *