Prueba Peugeot 308 SW PureTech Turbo 130CV, motor, conducción y consumos (con vídeo)

peugeot-308-sw-prueba-1

El Peugeot 308 SW es un familiar muy prometedor, igual que lo es el compacto de cinco puertas. Ayer ya pudimos dar fe de su buena habitabilidad interior y de su generoso maletero, así como de los excelentes acabados, que lo acercan mucho a los modelos premium. Pero nuestro 308 SW de pruebas está equipado con el motor más interesante de la gama, el 1.2 PureTech Turbo de 130 caballos, un pequeño motor gasolina de tres cilindros que acabará con nuestro escepticismo.

Este motor es la alternativa de gasolina más potente de la gama por el momento. Por debajo está el PureTech Turbo de 110 caballos y por encima el venidero 1.6 THP de cuatro cilindros con 205 caballos del Peugeot 308 GT SW. Inexplicablemente, el motor THP de 165 caballos no está disponible en la gama SW, esperemos que llegue más adelante. Cabe destacar que el motor probado se posiciona como una alternativa a los motores atmosféricos, como el 1.6 de 120CV que hasta hace poco se utilizaba en el 308 y en otros modelos de PSA. ¡Y qué alternativa!

Adiós a los miedos, hola al downsizing

Cuando Ford fue pionera con su motor 1.0 EcoBoost de tres cilindros, todo el mundo era escéptico, hasta que probó el motor. La inmensa mayoría de fabricantes le han seguido los pasos a los del óvalo azul, como es el caso de PSA. Motores pequeños de tres cilindros, sobrealimentados y con buenos niveles de potencia. Los que no son pioneros siempre juegan con ventaja para perfeccionar y superar los rivales, y así ha sido con este motor PureTech Turbo.

Los motores de tres cilindros siempre han sido conocidos por sus vibraciones, pero nada más lejos de la realidad. En este 1.2 PureTech Turbo no las encontraremos, el trabajado en este aspecto es impecable y el motor incluso arranca y se detiene de forma suave. Solo nos desvelará su origen tricilíndrico el sonido, sobre todo en fases de fuerte aceleración. No es muy marcado, pero sí algo descompensado y los más entendidos enseguida lo notarán. El 95% de la gente nunca notaría nada raro en este motor.

peugeot-308-puretech-130-1

El motor de 130 caballos va asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades, con recorridos precisos y de tacto mecánico. El embrague es de accionamiento blando, ideal par conducir por ciudad y fácil de pillarle el punto. Opcionalmente existe una caja de cambios automática de seis velocidades para este motor. También está equipado con un sistema Stop & Start de parada y arranque. El funcionamiento es bueno, pero PSA sabe hacerlo mejor. Hay una pequeña sacudida al parar y arrancar y el volante no mantiene la dirección con el motor parado. Eso sí, es muy rápido.

En cuanto al funcionamiento del motor, que es lo que más nos interesa, cabe decir que es muy satisfactorio. A mi me ha gustado mucho. La entrega de par y potencia es buena, los 230Nm están disponibles a 1.750 revoluciones, lo que hace que el motor sea infinitamente más elástico que un atmosférico y que no haya que jugar tanto con el cambio. Será precisamente debajo de ese rango de revoluciones donde notaremos que el motor no empuja tanto, aunque es ágil y recupera bien, lo mejor es llevarlo en torno a las 2.000 revoluciones. En este aspecto es mejor que muchos diésel, que no son agradables de conducir por ciudad debido a la diferencia en la entrega de potencia.

peugeot-308-sw-prueba-2

Después la entrega de potencia es muy buena y constante, desfalleciendo eso sí en la zona más alta del cuentavueltas. Las prestaciones del 308 SW sorprenden con un 0-100 de 10 segundos, como algo positivo, y una velocidad punta superior a los 200 kilómetros por hora. Circulando por carreteras y autopistas el motor en ningún momento desfallece y nos permite adelantar con seguridad y recuperar velocidad sin problemas, incluso sin ser necesario reducir marchas, gracias a la buena entrega de par y a que en sexta a 120km/h giramos en una zona óptima.

Si centramos nuestra atención en el comportamiento dinámico, no hablaremos de un coche deportivo, porque es algo que tampoco pretende el 308 SW. Como buen coche fabricado por PSA el confort está siempre presente y este es extraordinario. El aislamiento acústico es muy bueno y lo más notable será el ruido de rodadura, según el firme. El motor se percibe poco en las fases de aceleración. Las suspensiones filtran muy bien las irregularidades y es por tanto un coche perfecto para recorrer kilómetros. A la hora de afrontar curvas el 308 SW ofrece unos movimientos de carrocería contenidos, que nos permitirán exigirle un poco más de lo normal. Por naturaleza es un coche subvirador si circulamos muy rápido.

peugeot-308-puretech-130-4

Esta mecánica puede asociarse a un extra de equipamiento llamado Driver Sport Pack (300 euros). Este consiste en un botón con la inscripción sport en la consola central, que al pulsarlo modifica la respuesta del coche. Es aconsejable optar por el ya que la respuesta del motor mejora de forma muy notable, con una aceleración más contundente y la dirección se endurece. También se tiñe de rojo el cuadro de relojes y se agudiza el sonido del motor. Para los más curiosos, se mostrará en la pantalla un gráfico que muestra datos como el par o los CV empleados de forma instantánea.

Entre las ayudas a la conducción de esta unidad encontramos lo que Peugeot llama regulador de velocidad activo, que es un sistema que viene incluido en un pack de ayudas a la conducción que cuesta 900 euros e incluye también la frenada de emergencia. Podríamos pensar que se trata de un control de crucero adaptativo, pero es su funcionamiento es extraño. Normalmente estos sistemas actúan sobre los frenos, pero en este caso no tiene esa capacidad y el sistema simplemente deja de acelerar si detecta algún obstáculo. En muchos casos no será suficiente la deceleración y el sistema nos dirá que tomemos el control. A estas alturas de la película, este control de crucero sobra y bien podría ser adaptativo como el de otras marcas, que incluso pueden llegar a detener el vehículo.

peugeot-308-sw-prueba-4

Otro sistema destacable es la ayuda al aparcamiento Park Assit. Funciona realmente bien y permite aparcar en línea y batería así como desaparcar el coche cuando está aparcado en línea. Es capaz de meter el coche en huecos pequeños. La cámara de aparcamiento será de gran utilidad para apurar estas maniobras al máximo, pero su funcionamiento no es satisfactorio ya que cuando está oscuro o de noche, prácticamente no se ve la imagen. Lo normal es que se amplifique la señal y se vea, aunque sea con menos calidad.

Downsizing también en los consumos

peugeot-308-sw-prueba-3

Mi parte favorita son los consumos. Como satisfacción personal tenía muchas ganas de ver como respondería este motor y si dinámicamente me dejó un buen sabor de boca, no lo hizo menos en materia de consumos. En los casi 1.400 kilómetros de prueba la media quedó fijada en 6,3 litros, mientras que en recorridos por autovías a ritmos constantes y utilizando el regulador de velocidad rondaremos por los 6,0 o 6,2 litros. Si nos entra la vena hypermiler, en carreteras nacionales con velocidades estables en torno a los 90 kilómetros por hora es posible hacer medias de 4,2 litros. En recorridos combinados entre ciudad y carretera la media puede establecerse entre 7,2 o 7,5 litros.

No es, por tanto, un motor que consuma mucho. Por eso mismo una opción más interesante que cualquier motor atmosférico, porque anda más, mejor y gasta menos. Se cumple la utopía. Es además más refinado que los diésel y también más barato, por lo que es una opción muy a valorar, pese a que gaste algo más.

Puedes encontrar más información sobre el Peugeot 308 SW PureTech Turbo de 130CV en la parte de diseño exterior e interior y en el análisis de precio y equipamiento.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

5 comentarios

  1.   José Javier dijo

    Alguien que haya comprado este coche o que lo conozca nos puede dar información sobre él, consumo, confort, conducción, respuesta del coche en adelantamientos, fiabilidad del motor… Estoy interesado en adquirir uno, pero no lo tengo claro

    1.    Iñigo Ochoa dijo

      Hola José Javier.

      Nosotros hemos convivido con el una semana y más de 1.400 kilómetros por todo tipo de vías. En cuanto a confort y capacidad del motor no hay dudas de que es un coche que cumple con muy buena nota. El tema de los consumos es más difícil saber, ya que en una semana no se pueden sacar los datos más exactos del mundo, pero en cualquier caso los consumos contenidos. Gasta más que el diésel pero yo me mantendría fiel al gasolina, sobre todo si se va a circular por ciudad o en torno a 15-20.000 kilómetros anuales.

      En cuanto a la fiabilidad, todavía es muy pronto para saber como responderá con el paso del tiempo y los kilómetros, pero con un manenimiento adecuado no debería haber mayores problemas. A fin de cuentas es algo que los fabricantes tienen estudiado tras someter el coche a miles de kilómetros de pruebas.

      Si el coche te gsta, no lo dudes. Desde mi opinión, merece totalmente la pena.

  2.   José Javier dijo

    Muchas gracias por la respuesta, pero no me ha quedado claro si me aconsejas este motor de gasolina o mejor un diésel. Yo hago unos 10.000 km o algo menos al año combinando ciudad y carretera.
    Por otro lado ¿qué opinión tienes de la caja automática EAT6?

    Un saludo y gracias

    1.    Iñigo Ochoa dijo

      Hola José Javier.

      Perdón por la confusión, se me coló un no que no debía aparecer (corregido). Te decía que te decantaras por el gasolina, más aún con los kilometrajes que vas a hacer. El diésel de 150 caballos es notablemente más caro y la mayor cantidad de sistemas anticontaminación a la larga pueden dar más guerra, sobre todo si frecuentas la ciudad en recorridos cortos. Difícilmente te merecerá la pena.

      En cuanto a la caja EAT6. La verdad es que no he tenido ocasión de probarla en este motor y en la que ya es su tercera evolución. En su lugar pude probarla en un Citroën DS5 2.0 HDI de 163 y la verdad es que la caja cumple su cometido. Es muy suave en las transiciones, aunque desde luego no es tan rápida como un doble embrague u otros automáticos más afinados. Ahora bien, la caja ha sido revisada y se supone que es más rápida y consume menos que antes (tema importante).

      Si te recomendaría encarecidamente que optases por el Driver Sport Pack, que en el caso del automático incluye además levas en el volante, que serán de mucha utilidad para reducir en pendientes, que es donde mas pecan los automáticos. También podrías hacerlo desde la palanca pero así es mucho más cómodo. Al pulsar el botón Sport la respuesta del motor también mejora de forma considerable.

      Un saludo, y cualquier duda, aquí estamos.

  3.   José Javier dijo

    Muchísimas gracias Íñigo. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *