Prueba Renault Clio 1.5 dCi eco2, equipamiento, precio y conclusiones

renault-clio (62)

Nunca es fácil poner a prueba un coche como el Renault Clio. El pueblo le aclama, y aunque algunos deberían tomar nota, es de sabios no enfrentarse a él. Los números hablan por sí solos: el “superventas”, en su cuarta generación, vuelve a ocupar los puestos más altos de cada sondeo. El mes de junio, se saldó con 2.854 unidades vendidas en España del francés. Números que sirven para que la compañía, con ayuda de su “mimado” Mégane, encabece el ranking de ventas.

Pero, ¿quién dijo miedo? Tras dejarnos llevar por los sentidos y conocer de cerca su figura, nos pusimos al volante. Más de mil kilómetros en los que el Renault Clio levantó la cabeza queriendo demostrar porque él, y no otro. Argumentos que, en la última entrega de nuestra prueba, concluiremos con los más relevantes. Pero antes, hagamos un repaso a sus niveles de equipamiento y precios.

Todo lo estiloso que quieras ser

Anteriormente, destacamos las numerosas opciones que la marca del rombo deja a nuestra disposición para personalizar nuestro Renault Clio. Tanto el exterior como el interior, conforman un lienzo  que pintaremos escogiendo diferentes tipos de combinaciones: todo lo necesario para ser el más mono del barrio.

renault-clio (64)

Los niveles de equipamientos se estructuran en:

–          Authentique, desde 13.050 €

–          Expression, desde 14.700 €

–          Dynamique, 16.350 €

–          GT, desde 19.600 € (Renault Clio TCe 120 EDC)

–          Renault Sport, desde 25.400 € (Renault Clio RS 200 EDC)

No es necesario decantarse por la opción más completa para disfrutar de todo un Clio. Con el primero de ellos, el urbano ofrece, entre otras, limitador y regulador de velocidad. Este componente, destinado a favorecer la comodidad en marcha, funciona de maravilla especialmente si activamos el regulador. El vehículo alcanza la velocidad que seleccionamos sin acelerar bruscamente, hecho que agradecerá el consumo.

renault-clio (61)

Además, el acabado Authentique, también dispone del sistema de arranque en pendiente, que frena unos segundos el coche permitiendo así que el conductor pueda reanudar la marcha de manera más sencilla –perfecto para principiantes-. Por último, destacar también, la dirección asistida electrónicamente de serie.

Si subimos un peldaño, no encontraremos demasiadas diferencias. Al decidir apellidar al Renault Clio con la palabra Expression, los cambios más notables los encontraremos en  el diseño: ajustes en la tapicería o en la cubierta del sujeto en cuestión. Equipamiento que si queremos ampliar, tendremos que rascarnos el bolsillo o elegir la versión siguiente.

Por último, uno de los más completos y el que nuestro protagonista equipaba es el llamado Dynamique. En mi opinión, es una opción a tener en cuenta ya que dota al Renault Clio de unas bonitas llantas de 16 pulgadas, incluye más detalles para la carrocería, deja a nuestro disposición la tarjeta manos libres, o, como no podría ser de otra manera, hace su aparición el sistema Eco-Mode. Aún así, podremos engordar más nuestro Renault Clio con más alternativas de presentación.

La gama de motorizaciones es otra historia. Aquí, os dejo las variantes que puedes seleccionar:

Diésel

–          dCi 1.5 75 CV

–          dCi 1.5 90 CV

Gasolina

–          1.2 16v 75 CV

–          TCe 0.9 90 CV

–          TCe 1.2 120 CV

–          TCe Turbo 1.6 200 CV

Como podeos observar, las alternativas diésel quedan algo escasas. Sí, estamos ante un coche de poco más de una tonelada y algo más de cuatro metros, un caparazón que de sobra puede mover cualquiera de ellos. Pero, quizás, la aparición del dCi 1.5 110 CV añadiría un poco de sal y pimienta a las versiones con este combustible.

renault-clio (63)

Bueno, bonito y… ¿caro?

Regresemos con nuestro invitado de excepción. Un conjunto que disfruta de la motorización 1.5 dCi con 90 CV, una mecánica que conforma sus entrañas y que incrementa el precio de salida en unos  18.000 €. Una cifra que no lo hace ser el más barato, pero tampoco el más caro. Sus rivales más directos rondan la misma cantidad, por tanto… ¿qué le hace ser tan especial?

La sombra de ser pionero en este segmento le persigue cada generación. Esta cuarta entrega llega con color, frescura y tecnología. El equipamiento de serie es completo, la firma francesa deja el low-cost para su filial Dacia, dotando a los productos Renault de un nivel superior.

La conducción es sencilla e intuitiva. El apartado en seguridad también destaca: con ESP de serie como mejor aliado, estás a salvo de sustos apareciendo en el momento más oportuno. Tanto en diseño como en tecnología, el Renault Clio se encuentra a la vanguardia. Y, por último, es preciso señalar las cifras eficientes comandadas por los 5-5.5 l/100 km de media con los que se conformó en toda la prueba, y unas emisiones de 93 g/km de CO2 aproximadamente.

Ahora bien, ¿compensa desembolsar cada euro? Su hermano mayor, el Renault Mégane, ofrece más espacio y opciones homólogas por algo más de 21.000 €. Una decisión que dejo en sus manos pero que, particularmente, debo mojarme al elegir al pequeño de la casa por el salto cualitativo que ha sufrido e, indudablemente, por la nueva identidad que ahora representa.

renault-clio (60)

Más información – Prueba Renault Clio 1.5 dCi eco2, diseño exterior e interior, Prueba Renault Clio 1.5 dCi eco2, motor, conducción y consumos

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

¿Tienes Telegram? Recibe cada día las noticias de coches

Suscríbete
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *