Prueba Skoda Fabia RS 180 CV, motor, conducción y consumos (con vídeo)

Prueba Skoda Fabia RS Motor y comportamiento

Ayer conocíamos al tercer protagonista de nuestra comparativa GTI, el Skoda Fabia RS. Nos metíamos en la piel de un joven con el carné de conducir aún caliente que buscaba su primer utilitario GTI. Las premisas eras claras: un bajo precio, una potencia a la altura y una dosis de sensaciones como primer coche deportivo.

Tras un diseño discreto, que podemos convertir en un auténtico “giracuellos” a base de colores y combinaciones a contraste, se esconde un pequeño misil de 180 caballos con un motor de lo más interesante. Un motor que probamos hoy y que sólo se puede conjugar con una caja de cambios automática de doble embrague DSG y 7 velocidades.

Pequeño y contundente

La potencia de este motor no nos da una idea de la cilindrada real, que se fija en únicamente 1,4 litros. Despejar esta duda alimenta otras, como la entrega de la potencia o la respuesta a bajas vueltas. Sin embargo, todo ello está pensado y nos encontramos ante uno de los motores más contundentes en cuanto a pequeños GTI se refiere.

Prueba Skoda Fabia RS Motor y comportamiento

No es el más potente, mucho menos si desviamos la mirada hacia la última hornada de GTI, pero tiene un as bajo la manga. Este 1.4 TSI utiliza dos formas de sobrealimentación. Por un lado, y a bajas vueltas, echa mano de un compresor volumétrico que asegura una buena respuesta y fuerza desde el bajo régimen. Más arriba entra en funcionamiento un turbocompresor para completar la gama de revoluciones por la parte alta.

El resultado es un motor que empuja sin retardo a cualquier régimen y en cualquier marcha, con una entrega de potencia absolutamente lineal pero contundente. Si a esto le sumamos la caja automática de doble embrague, sin apenas interrupción entre marcha y marcha, acabamos entre manos con un coche que te pide pisar el pedal derecho a la mínima ocasión.

Otra de sus peculiaridades es el sonido. No es demasiado intenso a bajas vueltas, de hecho es inapreciable en una conducción tranquila pero, cuando animamos el motor, inunda el habitáculo un sonido bastante excitante que se ve culminado por unos petardeos entre marcha y marcha absolutamente embriagadores y adictivos. Obsequio de la caja DSG.

Hablar de consumos, tratándose de un coche de corte deportivo, puede sonar a locura, pero no lo es tanto. Recordemos que es nuestro primer GTI y estamos buscando algo asequible. El Skoda Fabia RS destaca en este apartado, arrojando el ordenador de a bordo una media de 8,1 l/100 km en cerca de 700 km. Sí, hay que incluir tramos a ritmo alegre, lo que no supone un gasto extraordinario. En ciudad no será fácil bajar de 8 litros, mientras que en carretera sí es más sencillo rondar los 6 l/100 km de media a ritmo normal.

¿Un verdadero GTI?

El Sokoda Fabia RS no es la referencia en cuanto a utilitarios GTI. Hay que partir de esa base, a menos que tengamos muy en cuenta su precio, pues pocos coches tan rápidos como éste vamos a encontrar por poco más de 18.000 euros. Este RS lo tiene todo a simple vista, pero vamos a ver que aún le falta curtirse en batallas para conseguirlo.

Prueba Skoda Fabia RS Motor y comportamiento

El Fabia RS es un coche muy rápido. Cierra el 0-100 km/h 7,3 segundos, así hasta alcanzar los 224 km/h de velocidad punta. Esto es posible gracias al fabuloso motor, aunque el conjunto supera por poco los 1.300 kilos. La rapidez la tenemos asegurada, pero a la hora de tomar las curvas nos deja siempre con la sensación de poder ir algo mejor. Me explico.

El chasis tiene una configuración que, comparado con sus rivales, peca de algo blanda. En el día a día tendremos un GTI de lo más cómodo y dispuesto, pero cuando decidimos alegrarnos el día notaremos una carrocería no tan ágil como esperábamos. El subviraje será evidente si no afinamos a la entrada de cada curva. Es por ello que a veces nos quedamos con la impresión de conducir un coche rápido, aunque no un auténtico GTI por sensaciones.

Prueba Skoda Fabia RS Motor y comportamiento

La dirección, por cierto, es bastante directa y tiene buen tacto, aunque no estaría de más algo más de comunicación con el conductor. Los frenos funcionan bien pero si abusamos de ellos perderemos en tacto, volviéndose el pedal algo esponjoso en su primera parte del recorrido.

Y ahora viene uno de los detalles que más me han convencido, aunque los más puristas los consideren un inconveniente. Se trata de la caja de cambios, de funcionamiento rápido y exquisito, además con levas en el volante que, sin estar en una posición o tener un tamaño envidiables, te permiten jugar en cualquier tramo de montaña. El sonido que acompaña remata la faena, esbozando una ineludible sonrisa cada vez que toca accionar la leva derecha.

En definitiva, el Skoda Fabia RS lo tiene todo aunque, quitando el precio, su principal atributo, no acaba de brillar en ningún apartado concreto. Es un coche muy rápido, y efectivo también, el crono no miente, pero si lo que buscamos, lo que deseamos, son sensaciones, este RS no te las va a dar puesto que su intención es mantenerse tan polivalente y utilizable como cualquiera de sus hermanos de gama. Probablemente esa sea su mayor virtud a la vez que su mayor handicap.

Prueba Skoda Fabia RS Motor y comportamiento

Así pues, finalizamos hoy con nuestro análisis dinámico del Skoda Fabia RS, un modelo que no tendrá sucesor dada su baja demanda, y del que sólo nos queda por repasar su equipamiento y su precio, el más competitivo en su categoría, para terminar con una breve conclusión final. Esto será, como de costumbre, mañana.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *