Prueba SsangYong Rodius, diseño exterior e interior

prueba-ssangyong-rodius-3

5,13 metros de largo, 2.000 kilos de peso y siete plazas. Con estos tres atributos podemos describir a nuestra prueba de esta semana y la verdad es que no pinta emocionante, pero sí interesante. Conviviremos durante unos días con el SsangYong Rodius, uno de los monovolúmenes más grandes del mercado actual y también uno de los más económicos y con mejor habitabilidad interior. Es además un modelo que a mediados de 2013 sufrió una profunda renovación, de estas que quedan a medio camino entre restyling y nueva generación y ahora es mucho más interesante que el modelo que se comercializó entre 2005 y 2013.

El nuevo modelo tiene un diseño mucho más atractivo, una nueva mecánica diésel 2.0 de 155CV notablemente más eficiente y refinada que el motor 2.7 origen Mercedes y sobre todo un equipamiento con mejores materiales y más equipamiento. El Rodius es uno de los modelos más vendidos de SsangYong y como tal, esta actualización es de vital importancia para seguir siendo un producto atractivo. Con todas las mejoras conserva un apetecible precio base inferior a los 23.000 euros.

prueba-ssangyong-rodius-2

En el plano estético, la renovación del SsangYong Rodius es importante. Sigue siendo enorme y con formas muy cuadradas, pero es imposible hacer que un coche de siete plazas reales y con gran maletero sea estilizado. Por eso los autobuses son cuadrados.La renovación afecta a todas las partes del exterior, y en todas ellas se deja notar. El frontal es completamente nuevo, y la zaga recurre a nuevos pilotos, con un diseño más trabajado y agradable. La vista lateral recibe un cambio muy importante con el nuevo pilar D, que deja de lado las extrañas formas del modelo anterior, uno de sus puntos más criticados.

Es voluminoso en todas sus cotas, realmente grande y afortunadamente eso repercute en el interior, pero será un importante inconveniente a la hora de circular por ciudad, siendo en ocasiones complicado de maniobrar, debido principalmente a la mala visibilidad del cuarto trasero. Encontrar aparcamiento será complicado en ocasiones y la cámara de estacionamiento trasera es de gran utilidad. Aparcar en el garaje puede llegar a ser cosa de valientes. Si vivimos en un edificio con más de 20 o 25 años podemos encontrarnos con que el acceso no es bueno para este coche o que simple y llanamente, no cabe en la plaza. No todo el mundo tiene una plaza de más de cinco metros de longitud.

prueba-ssangyong-rodius-6

En el interior los cambios son menores. El salpicadero conserva el mismo diseño, aunque tras el volante ahora hay un velocímetro digital de gran utilidad. El Rodius tiene todos los relojes en posición central y es mucho más cómodo y fácil de leer el nuevo velocímetro. También se ha incorporado el ordenador de a bordo, algo que hasta el restyling el Rodius no ofrecía. En el centro de la consola está el sistema multimedia táctil con navegador. Hay funciones que son poco intuitivas, pero el GPS tiene un funcionamiento correcto.

La calidad de acabados es correcta para su precio e incluso la parte superior del salpicadero es de plástico blando. En la zona inferior encontramos un plástico duro con presencia más pobre y algunas rebabas en los bordes. Por ejemplo el tirador para liberar el freno de estacionamiento habría que pulirlo, literalmente. La consola central luce un plástico duro de color gris plateado, con un aspecto algo pobre. No se aprecian grillos y ejerciendo algo de presión sobre los ajustes del salpicadero es curioso comprobar como un conocido modelo de fabricante premium cruje más.

Un habitáculo para siete personas y su equipaje

prueba-ssangyong-rodius-5

Actualmente hay infinidad de monovolúmenes que ofrecen siete plazas, aunque en muchos casos la tercera fila de asientos es casi anecdótica (para niños) y ocupa todo el espacio del maletero. En el caso del SsangYong Rodius no es así, y ofrece espacio para siete personas, adultos si fuese necesario, y un generoso maletero capaz de albergar el equipaje de todos los ocupantes. Esto es algo de lo que muy pocos modelos pueden presumir, como la Lancia Voyager, que si bien es todavía más versátil que el Rodius, cuesta casi el doble.

La configuración de asientos del Rodius es peculiar, 2+2+3. A mi parecer sería más practico una configuración 2+3+2 o 2+3+3, para que alguna familia numerosa con tres hijos pueda viajar con sólo dos filas de asientos y un maletero de dimensiones épicas. Las dos filas posteriores son regulables longitudinalmente y permiten múltiples configuraciones, bien para ganar espacio para las piernas o para el maletero.

ssangyong-rodius-interior-17

La habitabilidad es realmente buena y hay espacio en todas las cotas, sólo puede resultar un poco más justa la anchura de la banqueta trasera si viajasen tres adultos. Los que más cómodamente viajen serán los ocupantes de la segunda fila, en sendas butacas individuales con apoyabrazos y respaldo reclinable, aunque a mi juicio la altura entre el suelo y el cojín del asiento es algo escasa y en las filas posteriores obliga a llevar las piernas algo más flexionadas de la cuenta.

Acceder a habitáculo es sencillo. Las puertas delanteras y traseras, todas batientes, se abren en buen ángulo y en las plazas posteriores hay un pequeño peldaño que será agradecido por los más pequeños o los menos ágiles. A las plazas posteriores se accede por el pasillo central de forma relativamente cómoda (agachado, evidentemente).

prueba-ssangyong-rodius-4

No hay un equipamiento que agasaje en exceso a los pasajeros. Se puede regular la climatización de las tres filas, con salidas de aireación en el techo en el caso de las filas posteriores. También en el techo va ubicado un lector DVD. No estamos hablando del mejor sistema multimedia del mundo y su sonido es claramente mejorable al funcionar con unos altavoces propios (no está conectado al equipo de audio del coche). Lo mejor será visualizar las películas con algún tipo de auriculares inalámbricos.

Para tratarse de un vehículo de carácter familiar se echan en falta los huecos portaobjetos, sobre todo en las plazas traseras. Conductor y copiloto tienen pequeños bolsillos en las puertas, la clásica guantera y un apoyabrazos central con un cofre en dos pisos de tamaño generoso. Si repasamos todo el habitáculo necesitaremos dedos de manos y pies para contar los posavasos. Los asientos de la primera fila tienen en el respaldo bandejas, y los de la segunda al plegarse se convierten en mesitas para los ocupantes de la tercera fila.

El maletero del SsangYong Rodius tiene un tamaño espectacular y con las tres filas habilitadas puede llegar a los 875 litros. Habrá a quien se le quede pequeño, pero hay espacio para el equipaje de todos los ocupantes. Además, como los asientos traseros son desplazables, se puede ganar más espacio para el equipaje a costa de sacrificar el disponible para las piernas.

ssangyong-rodius-interior-56

Uno de los puntos que resta versatilidad es la banqueta de la tercera fila. Cuando viaja plegada resta un volumen interesante, aunque se pueden colocar cosas encima. Retirar los asientos para conseguir un espacio diáfano no parece tarea fácil, sobre todo si ha de hacerlo una persona, sobre todo teniendo en cuenta el tamaño y el peso a la hora de manejarlo.

El suelo queda a ras del paragolpes y la boca de carga no queda alta. El portón trasero del Rodius tiene un tamaño equivalente al del resto del coche y afortunadamente al levantarlo no es más alto que el propio vehículo. Para personas de baja estatura cerrar el portón no será la operación más cómoda, porque además es pesado. No hay ningún tipo de bandeja, ni rígida ni enrollable que sirva para tapar el maletero, aunque con los cristales traseros oscurecidos el interior queda bastante resguardado de miradas indiscretas.

Mañana será el momento de comprobar las cualidades dinámicas del SsangYong Rodius, equipado con un motor diésel de 2.0 litros y 150CV. El resultado es predecible, pero ¿sorprende o defrauda?

Puedes encontrar más información sobre el SsangYong Rodius 200 eXdi Premium en la parte de comportamiento dinámico y consumos y en el análisis de precio y equipamiento.

SsangYong Rodius exterior

SsangYong Rodius interior

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

¿Tienes Telegram? Recibe cada día las noticias de coches

Suscríbete
Te puede interesar

2 comentarios

  1.   Jorge Moreno dijo

    Un verdadero 7 plazas con maletero para sus 7 ocupantes. Como dices muy, muy pocos ofrecen esa habitabilidad, y ninguno con un precio base de 23.000 euros, sus dos grandes argumentos de compra. Lo malo es que en el plano estético no es muy agraciado, pero como bien dices para conseguir todo ese espacio no queda más remedio…

  2.   Eduardo Lausin dijo

    Pues yo creo que no sólo ha ganado enteros frente al anterior, sino que ahora el Rodius es hasta agradable de ver. Si 6-7 plazas son necesarias de forma habitual, es una gran opción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *