Prueba Subaru XV, éste sí es un todo camino de verdad

Frontal Subaru XV

El Subaru XV es el vehículo más importante en términos de ventas en España de la compañía en la actualidad, pues supone aproximadamente el 40 % del total de sus comercializaciones en nuestro país. Llegaba en 2012 y, desde ese momento, se han comercializado unas 700.000 unidades en todo el mundo, de las que 70.000 se han quedado en Europa. Ahora, tras casi seis años en el mercado, el todo camino recibe una nueva generación.

¿Y qué trae de nuevo este Subaru XV de segunda generación? Antes de nada, debemos decir que los cambios estéticos no invitan a reconocerlo como una nueva generación, sino como un lavado de cara. Pese a ello, os podemos garantizar que estamos ante su segunda generación, pues es un coche totalmente nuevo que, además, utiliza una nueva plataforma. Hemos podido ponernos a sus mandos y os vamos a contar todo sobre este nuevo XV paso a paso. Nos acompañas, ¿verdad?

Diseño exterior continuista

Como os comentábamos, las diferencias visuales del nuevo Subaru XV respecto a su predecesor no son muy grandes. La marca ha querido mantener las ideas principales de diseño del XV que llegaba a nuestras calles en 2012, pues afirman que les ha funcionado muy bien incluso varios años después de su lanzamiento. Por tanto, nos encontramos con un diseño bastante continuista.

Lateral Subaru XV

Antes de meternos de lleno con el diseño, es conveniente sacar el metro y hacer un repaso a sus dimensiones exteriores. El nuevo Subaru XV 2018 mide 4,46 metros de largo, 1,80 de ancho y 1,59 de alto (más 20 mm de los raíles de techo), obteniendo una distancia entre ejes de 2,66 metros. Viendo estas cotas apreciamos que crece 15 mm en longitud, 20 mm en anchura y 30 mm en distancia entre ejes, manteniéndose sin variación la altura total de la carrocería.

Para los que pensáis en el offroad, seguro que os interesan los ángulos inferiores de su carrocería y su altura libre, teniendo un ataque de 18 grados, una salida de 29 y un ventral de 21,9. Su distancia al suelo es de 220 mm. Mientras tanto, su peso en vacío en la variante más liviana es de 1.408 kilos.

Respecto al diseño estético, el nuevo XV es fácilmente distinguible en su frontal por unas nuevas ópticas diurnas de LED -que pretenden representar la imagen de los cilindros bóxer con las luces diurnas- y el nuevo diseño de su parrilla hexagonal. En la vista lateral destacarán las nuevas protecciones de las zonas inferiores y pasos de rueda, la línea de tensión que recorre las puertas y una silueta más suave con un parabrisas muy inclinado.

Trasera Subaru XV

En la trasera podemos apreciar unos pilotos de luces que, al menos a nosotros, nos recuerdan bastante a los utilizados en el WRX, los antinieblas integrados en las protecciones inferiores, un spoiler que aporta su punto deportivo sobre la luneta y la antena tipo aleta de tiburón. Cabe destacar que existen dos diseños de llantas, en 17 y 18 pulgadas, y nueve colores para la carrocería entre los que dos son totalmente nuevos, el Cool Gray Khalki y el Sunshine Orange.

Diseño interior funcional, pero más cuidado y de mayor calidad

Al subirnos al Subaru XV de nueva generación nos encontramos con un habitáculo muy bien terminado, con unas calidades que mejoran nuestras expectativas incluso en los niveles de acabado más modestos. La compañía nos comenta durante la presentación del vehículo que han querido mantener el diseño funcional de la generación predecesora, pero aportando un toque más refinado y trabajado; siendo ahora menos sobrio. Algunos detalles como las costuras en color naranja a contraste y el tacto del salpicadero o los asientos son dignos de un modelo premium.

Interior Subaru XV

Por otro lado, además de una mayor calidad y un diseño más atractivo del interior, también encontramos un tacto mejorado en mandos como el volante, el pomo de la transmisión, los elevalunas o prácticamente cualquier botón del interior; destacando una ubicación lógica y muy accesible de la mayoría de ellos (excepto la desactivación de la frenada de emergencia y la alerta de salida de carril, que se encuentran en el techo).

La pantalla principal del salpicadero es táctil y tiene un tamaño de 8 pulgadas, la cual se maneja de forma bastante fluida. En estos tiempos donde la conectividad está a la orden del día, no faltan los sistemas de sincronización Apple CarPlay y Android Auto. Más arriba aparece una segunda pantalla, de LCD, que muestra informaciones interesantes como consumos o grados de inclinación de la carrocería, además de la climatización.

Los asientos, por su parte, resultan cómodos y su diseño es bastante agraciado. El volante tiene un grosor, al menos a mi gusto, muy adecuado; aunque tal vez se encuentra un tanto saturado de botones. En cualquier caso, tras unos minutos utilizando sus funciones nos acostumbramos y localizamos cada botón, gestionándolo posteriormente de una forma natural y sin distracciones. Para finalizar, el cuadro de instrumentos muestra las informaciones de forma clara y acertada.

Mayor espacio para los ocupantes

Plazas traseras Subaru XV

Las mayores dimensiones exteriores de la carrocería se ven reflejadas en el interior. En las plazas delanteras no hay ningún problema en cuanto a espacio, pudiendo viajar dos adultos de complexión fuerte de forma holgada, algo a lo que ha ayudado la mayor anchura de vía delantera (+ 29 mm en anchura entre puertas y + 20 mm de distancia entre los ejes centrales de los asientos).

El acceso a la segunda fila es bastante bueno, con unas puertas que facilitan la entrada y salida a las mismas por el gran ángulo de apertura. Además, la altura total de la carrocería no obliga a agacharnos para evitar golpear nuestra cabeza contra el marco. Una vez en el interior, gozamos de buen espacio para las piernas y una banqueta cómoda, siempre y cuando no seamos más de dos los ocupantes de esta segunda fila. El espacio en altura es algo más justo, pero igualmente es suficiente para personas de tallas normales.

Maletero Subaru XV

Maletero Subaru XV

La capacidad de carga del Subaru XV no es de las mejores de su categoría, y para ser justos debemos decir que es de las peores. El maletero tiene 385 litros, que se pueden ampliar hasta los 835 litros abatiendo los asientos posteriores. Comparado con el Nissan Qashqai son casi 50 litros menos de carga; mientras que con el Ateca, uno de los coches con mayor maletero del segmento, la diferencia asciende hasta 125 litros. Además, por el momento, el XV no puede contar con rueda de repuesto, recurriendo a kit reparapinchazos.

Queda claro que éste es uno de los puntos “flacos” del Subaru XV; pero tiene excusas válidas que lo justifican. El XV es uno de los pocos modelos de esta categoría, si no el único, que ofrece tracción 4×4 permanente de la mano del sistema Symmetrical AWD de la marca. Al disponer del diferencial trasero bajo el maletero, hace que el piso del espacio de carga tenga que estar más alto, a lo que hay que añadir la ya de por sí considerable altura libre de la carrocería respecto al suelo, por lo que reduce su capacidad notablemente en favor de unas aptitudes fuera del asfalto mucho mejores.

Gama mecánica Subaru XV

La gama mecánica del Subaru XV es muy contenida, tanto que se limita a solo dos motorizaciones de gasolina atmosféricas y, por supuesto, con cuatro cilindros bóxer (cilindros horizontales opuestos). Hasta verano la marca nipona seguirá comercializando el modelo anterior del XV en versión diésel, pero ninguna motorización de gasoil estará disponible con esta segunda generación, una idea que no nos termina de convencer.

Transmisión Lineartronic Subaru XV

Las motorizaciones de gasolina de este todo camino son un 1.6 y un 2.0. Ambos se asocian a una caja de cambios automática Lineartronic de tipo CVT, que ahora es 8 kilos más ligera y más eficiente, con seis relaciones prefijadas en el más pequeño y siete en el superior que, además, equipa levas tras el volante para su gestión. Al igual que la ausencia de motores diésel, esta estrategia de prescindir totalmente de los cambios manuales, en un mercado donde la mayoría de vehículos llevan cambio manual, no la vemos demasiado práctica.

Del mismo modo, todos los Subaru XV utilizan la famosa tracción integral permanente de la marca, la Symmetrical AWD, que en condiciones normales envía el 60 % del par al tren delantero y el 40 % restante al trasero; aunque a esto acompaña la ayuda del reparto activo de par para mejorar aún más la motricidad.

El 1.6 es un motor actualizado con un 80 % de piezas nuevas. Rinde 114 CV a 6.000 rpm, mientras que su par motor máximo de 150 Nm se entrega a 3.600 rpm. Según los datos de homologación necesita 6,4 l/100 km. La inyección de combustible es indirecta, recurre a cadena de distribución; utilizando un sistema de distribución variable.

Motor Subaru XV

Mientras tanto, la variante más potente, el 2.0, eroga 156 CV a 6.000 rpm y 196 Nm de par a partir de 4.000 rpm. Como en el de menor cilindrada, éste también es un motor prácticamente nuevo, que ha disminuido su peso en 12 kilos gracias a nuevos materiales de fabricación. Utiliza distribución variable e inyección directa de combustible, equipando cadena de distribución. Su consumo homologado es de 6,9 l/100 km.

¿Por qué no comercializa Subaru un XV diésel o un XV manual? Las razones para la marca son simples. Aproximadamente el 75 % de los XV que comercializan son de gasolina, por lo que no les es rentable comercializar una variante diésel. Y ojo, porque 2 de cada 3 Subaru comercializados son de gasolina. En la gama Outback la mitad de las ventas son de gasolina y en el Forester aproximadamente 2 de cada 3. Mientras tanto, la razón de no comercializar transmisiones manuales es aumentar la seguridad de toda la gama, dotando de serie al XV del sistema Eyesight -del cual os hablaremos más abajo- en todas las unidades.

Mejoras en el Subaru XV a nivel de chasis

 

El nuevo chasis del Subaru XV le permite conseguir un mejor comportamiento dinámico, una mayor estabilidad lineal, reducir los ruidos y vibraciones que llegan al habitáculo y, por ende, lograr una gran calidad de rodadura. Por otro lado, debido al diseño de su estructura, es un coche más seguro en caso de impacto; tanto es así que ha sido nombrado el coche más seguro en Japón.

Todo esto se ha conseguido gracias a la nueva Plataforma Global de Subaru. La mayor rigidez de la estructura permite al fabricante utilizar una puesta a punto de la suspensión más suave, lo que mejora el confort de marcha. Entre otras cosas, comparando con su predecesor, ahora aumenta un 90 % la rigidez lateral y un 70 % la rigidez torsional. Las nuevas estabilizadoras fijadas al chasis reducen un 50 % el balanceo.

Al volante del Subaru XV

Durante la presentación del modelo, celebrada en Madrid y con un recorrido mayoritariamente por autovía hasta una finca donde pondríamos a prueba las aptitudes offroad, pudimos extraer algunas primeras impresiones sobre el comportamiento del nuevo Subaru XV. Durante prácticamente todos los recorridos condujimos la motorización 2.0 de 156 CV.

Volante Subaru XV

En autovía nos encontramos con un vehículo aplomado, preciso y confortable; y también bastante silencioso. Tiene un buen rodar, aunque es cierto que su motor se muestra algo perezoso por debajo de medio régimen. Al no contar con sobrealimentación ofrece su par máximo en una zona alta respecto a lo que estamos acostumbrados, por lo que la gestión del cambio pronto se ve obligada a reducir alguna marcha cuando afrontamos una mínima pendiente.

A la hora de realizar algún adelantamiento fuera de la autovía es conveniente poner la caja de cambios en modo secuencial y reducir un par de marchas antes de iniciar la maniobra, para comenzar la misma con el motor algo revolucionado y “en su zona buena”; ahorrando unas importantes décimas de segundo.

Esperamos probarlo más a fondo, durante varios días, para comprobar de una forma más eficaz su comportamiento en carretera y en tramos urbanos, pudiendo así ofreceros datos de consumos reales. Eso sí, la jornada de pruebas dio mucho de sí fuera del asfalto, como os contamos a continuación.

Un verdadero 4×4

Y es que Subaru España preparó un escenario que me atrevería a denominar de extremo para un SUV. Estoy seguro de que pocos clientes de un todo camino llevarían tan al límite su coche como lo hicimos en los recorridos y pruebas offroad que preparó la marca para esta presentación. El objetivo era claro: convencernos de que el Subaru XV es el mejor SUV compacto del mercado; ¿lo lograrían?

Un trazado de barro arcilloso tremendamente encharcado sería nuestro primer desafío. Una sucesión de curvas enlazadas en una pista bastante ancha delimitada por conos nos esperaba. Para comprobar el funcionamiento de la tracción Symmetrical AWD de este modelo lo mejor era desconectar el ESP y así ver de qué era capaz. Ponemos la D y salimos. Deslizando y haciendo manos (casi) al estilo Ken Block, el XV iba avanzando a buen ritmo e, incluso, en zonas con varias decenas de centímetros de barro y roderas.

Al bajarnos, lo primero que hicimos fue mirar los neumáticos, por si la marca hubiera equipado estas unidades con gomas específicas de barro, pero utilizaban las gomas mixtas que llevan de serie cuando cualquier cliente lo adquiere; es decir, íbamos con los neumáticos de serie. Sorprendidos, y dejando el coche como veis en la siguiente imagen, íbamos hacia la siguiente prueba.

La segunda prueba consistía en una serie de cruces de puentes y socavones donde una o dos ruedas quedaban en el aire constantemente. Allí comprobábamos como la tracción Symmetrical AWD y el sistema X-Mode permitía avanzar al XV aunque tuviera dos de sus cuatro ruedas en el aire incluso sin llevar inercia. De forma suave enviaba par a una rueda u otra para que el vehículo avanzara y no perdiera tracción. Del mismo modo, las inclinaciones experimentadas, tanto longitudinales como laterales, nos hacían comprobar la rigidez del chasis y la ventaja de tener unos ángulos de entrada, salida y ventral tan generosos.

Cruce de puentes Subaru XV

Para acabar, una ruta offroad combinando zonas embarradas, otras empedradas, partes arenosas y rampas ascendentes y descendentes de gran inclinación donde podíamos poner a prueba el funcionamiento del control de descensos; además de pasar literalmente por un arado y por otras zonas bastante rotas que nos permitían confirmar el aislamiento del habitáculo, el confort logrado por la puesta a punto y la gestión de la tracción con el X-Mode.

Todas estas pruebas fueron suficientes para poder decir, sin miedo alguno, que el Subaru XV es el mejor todo camino compacto del mercado para salir del asfalto; al menos de todos cuantos hemos probado hasta el momento.

EyeSight de serie para todos los Subaru XV

Cámaras EyeSight del Subaru XV

Es cierto que muchos conductores prefieren un cambio manual a una transmisión automática. Las sensaciones de conducción del primero son mayores que las del segundo y permiten tener un mayor control sobre la gestión de la energía del motor. En cualquier caso, el Subaru XV ha preferido sacrificar los cambios manuales en favor de los automáticos por poder comercializar todas las unidades con el conjunto de ayudas a la conducción que engloba el EyeSight.

Entre otras cosas, engloba la frenada pre-colisión, control de crucero adaptativo, control de acelerador pre-colisión, alerta de cambio involuntario de carril con actuación sobre la dirección para mantenerlo dentro del carril, aviso de avance del vehículo que nos precede. Según la propia marca, el EyeSight reduce hasta un 61 % los accidentes en comparación con los coches que no lo usan.

Conclusiones

Cuesta encontrar un modelo similar en el mercado y, probablemente, sea el mejor producto para aquellos clientes que busquen un todo camino de verdad, que no le tema al barro ni a las rocas pero que, a su vez, permita ser utilizado como coche de diario sin ningún problema. Además, el XV es un coche que transmite una buena sensación de calidad en su interior. Lo mejor de todo es que, por precio, también es de lo más asequible en relación a su equipamiento; por lo que os invitamos a que echéis un vistazo a los diferentes acabados y a la tabla de precios. Eso sí, a nuestro juicio, nos parece un fallo la eliminación de motores diésel y cambios manuales.

Equipamientos Subaru XV

Llanta Subaru XV

Sport

  • EyeSight
  • Symmetrical AWD
  • X-Mode con control de descensos
  • 7 airbags
  • Cambio Lineartronic
  • Llantas de 17 pulgadas
  • Start & Stop
  • Pantalla de 6,5 pulgadas
  • Android Auto y Apple CarPlay
  • Asientos calefactables
  • Sensor de luces y lluvia
  • Parabrisas y retrovisores térmicos
  • Climatizador
  • Cuadro de instrumentos multifunción

Sport Plus

  • Llantas de 18 pulgadas (en motor 2.0)
  • Caja de cambios Lineartronic (con levas en 2.0)
  • Faros de led direccionales y luces diurnas de led
  • Barras de techo
  • Climatizador bizona con ajustes por voz
  • Cámara de visión trasera
  • Volante y pomo en cuero
  • Cuadro multifunción superior
  • Retrovisores plegables
  • Cristales traseros oscurecidos
  • Pedales en aluminio
  • Reposabrazos trasero

Executive

  • Aviso de presencia en ángulo muerto
  • Aviso de tráfico trasero cruzado
  • Llave de acceso inteligente
  • Botón de arranque

Executive Plus

  • Asientos tapizados en cuero
  • Techo solar eléctrico
  • Asiento del conductor eléctrico
  • Llantas de aleación en 18 pulgadas

Precios Subaru XV

Prueba Subaru XV imagen trasera

Los siguientes precios incluyen una campaña de descuento de 1.700 euros, excepto en la variante de acceso (1.6 Sport) que es de 1.400 euros. Cualquier cliente accede a estos descuentos sin necesidad de financiaciones o cualquier otra “letra pequeña”.

Motor Cambio Tracción Acabado Precio
Motor Cambio Tracción Acabado Precio
1.6 114 CV Lineartronic Symmetrical AWD Sport 21.900 €
1.6 114 CV Lineartronic Symmetrical AWD Sport Plus 23.900 €
1.6 114 CV Lineartronic Symmetrical AWD Executive 24.900 €
2.0 156 CV Lineartronic Symmetrical AWD Sport Plus 26.200 €
2.0 156 CV Lineartronic Symmetrical AWD Executive Plus 28.200 €

Como os hemos comentado más arriba, el Subaru XV de anterior generación se seguirá comercializando durante los próximos meses con motorización 2.0 diésel. El acabado Sport parte de los 25.275 euros, el Executive de los 26.850 y el Executive Plus de los 28.850 euros, con una campaña de descuento incluida valorada en 2.400 euros.

Galería Subaru XV

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *