Prueba Suzuki Ignis; un coche particular, amplio y satisfactorio

Prueba Suzuki Ignis

El universo de los SUV y crossover cada vez es más amplio. Hace apenas unos días asistíamos a la presentación del nuevo Opel Crossland X, un crossover del segmento B, mientras que hoy nos hemos puesto a los mandos del nuevo Suzuki Ignis, un crossover del segmento A que llamará la atención por su estética diferenciada al resto del mercado, aunque es mejor subirse y conducirlo para comprobar sus aptitudes.

Suzuki no es una marca precisamente novata en el campo de los SUV y crossovers de tamaño reducido. Algunos de ellos, como el Suzuki Vitara, han tenido una gran aceptación en el mercado a nivel global, siendo reconocidos en todos los puntos del planeta. El Ignis, por su parte, no será un coche que veamos en cada esquina. La marca nos ha comentado que en el año fiscal (del 1 de abril de 2017 al 31 de marzo de 2018) prevén comercializar unas 1.000 unidades en España, de las que el 20 % serán 4×4.

Diseño exterior

Prueba Suzuki Ignis

La imagen del Suzuki Ignis es muy particular. Intuimos que la firma japonesa ha diseñado este crossover buscando una clara diferenciación estética con el resto del mercado, que cuando alguien lo vea de lejos lo reconozca fácilmente. En cualquier caso, el Suzuki Ignis tiene un diseño simple, pero estudiado. Tendremos 14 tonalidades para la carrocería a elegir, siendo 9 en acabado monocolor y las 5 restantes bicolor (con el techo negro).

En el frontal nos encontramos con unos faros de iluminación LED y formas cuadradas aunque con las esquinas redondeadas que se comunican entre sí mediante una gruesa toma de aire horizontal que, en su zona central, recibe una línea cromada y el emblema de la marca. El paragolpes es muy voluminoso y deja mucha superficie a la vista. La matrícula se ubica en la parte baja del mismo y a los extremos tenemos las luces de antiniebla.

El lateral es algo curioso. Viendo al Suzuki Ignis desde esta perspectiva vemos que es un coche muy compacto, con las ruedas en las esquinas y sin prácticamente voladizos y con una altura considerable. También nos llamará la atención las formas de sus puertas, especialmente las traseras, y el pilar trasero con tres líneas en diagonal que nos pueden recordar al símbolo de cierta marca de ropa deportiva. Sus llantas, de 16 pulgadas, en las unidades que había disponibles durante la presentación, eran de color negro y en algunos casos llevaban en detalle la inscripción Ignis sobre un color idéntico al de la carrocería.

Prueba Suzuki Ignis

Cambiamos y visualizamos su zaga. Esta vista nos permite darnos de cuenta, más que el frontal, de lo estrecho que es este vehículo. Al menos así se percibe, ya que también es muy alto. Los pilotos ocupan una gran superficie de la parte posterior, mientras que el paragolpes también es muy voluminoso. Un paragolpes que, por cierto, recibe un añadido grueso de color negro que otorga más robustez al conjunto.

Y ya que hemos hablado de que es un coche alto y estrecho, os citamos sus dimensiones exteriores. El Suzuki Ignis mide 3,7 metros de largo, 1,69 de ancho, 1,59 de alto y su batalla es de 2,43 metros. Como decíamos, sus voladizos son muy cortos. Destacará también por su radio de giro de solo 4,7 metros y por su altura libre al suelo de 18 cm; superando por 2 cm al Fiat Panda Cross y por 4 cm al Opel Adam  Rocks.

Prueba Suzuki Ignis

Espacio interior

Lo cierto es que, viéndolo desde fuera, nos puede parecer un coche con un habitáculo diminuto en un primer golpe de vista. Pero la altura de su carrocería y la gran distancia entre ejes permiten un interior bastante amplio para tratarse de un coche de este segmento. En las plazas delanteras tendremos un espacio justo, pareciendo que nos encontramos bastante cerca del acompañante, pero lo compensa con un gran espacio para la cabeza.

Prueba Suzuki Ignis

Este crossover urbano está homologado para cuatro personas, algo que nos parece bastante lógico en un turismo de estas dimensiones. Las plazas traseras, con fácil acceso por altura y apertura de puerta, dan bastante juego por el simple hecho de que cuentan con regulación longitudinal independiente. Es decir, podemos adelantar o retrasar cada plaza posterior de forma individual. En su posición más retrasada el espacio será holgado en todas las cotas, siempre teniendo en cuenta que estamos ante un segmento A. No habrá problemas ni para los pies, ni para las rodillas, ni para la cabeza.

Uno de los puntos clave de este coche es su maletero. Al contar con las plazas traseras deslizantes su volumen varía entre 260 y 373 litros. Es decir, podemos tener, en un coche urbano, una capacidad de carga similar a la de un Volkswagen Golf o un Suzuki Vitara, por citar algún modelo de la misma casa. Eso sí, debemos tener en cuenta que al avanzar totalmente la segunda fila, el espacio para las piernas es prácticamente inexistente, dejándolas casi inoperativas. Sea como fuere, es una gran solución por parte de Suzuki.

Prueba Suzuki Ignis

Diseño interior

Una vez analizada su habitabilidad, es hora de repasar su diseño interior. El Suzuki Ignis busca un precio de venta al público reducido, por lo que no podemos esperar una alta calidad de materiales y acolchados. Todos los materiales son duros y el tacto de algunos elementos es mejorable, pero lo cierto es que no hemos escuchado crujidos preocupantes al circular por zonas de asfalto roto.

Prueba Suzuki Ignis

Respecto al diseño en sí, es bastante sencillo, que no por ello poco atractivo. Suzuki ha preferido las líneas rectas y una distribución ordenada. El volante es multifunción y, desgraciadamente, solo ofrece regulación en altura y no en profundidad. Al menos el cinturón sí se puede regular. En el centro del salpicadero se ubica la pantalla táctil principal, que es de 7 pulgadas y nos permite manejar el navegador, el audio y algunas que otras funciones del vehículo como la cámara de marcha atrás. Por cierto, está a la última en cuanto a conectividad, disponiendo de Apple CarPlay y Android Auto.

Y ya que hemos hablado de pantallas, en el cuadro de instrumentos tenemos un dial principal de grandes dimensiones que muestra la velocidad a la que circulamos, un segundo dial más pequeño al lado izquierdo y, en el derecho, una pantalla TFT de 3,5 pulgadas que hace las veces de ordenador de a bordo.

Prueba Suzuki Ignis

Por lo demás, el interior resulta “coqueto”. Tiene detalles en el mismo color que la carrocería como el envolvente de la parte baja y central del salpicadero o los tiradores de las puertas. También habrá contrastes de materiales, algunos en color blanco y otros en negro. Además, dispone de un gran número de huecos portaobjetos, la mayoría de ellos bastante generosos, por cierto.

Gama mecánica

Prueba Suzuki Ignis

El Suzuki Ignis es propulsado por el motor 1.2 Dualjet de 90 CV con cuatro cilindros y admisión de aire atmosférica, es decir, no tiene turbo. Sorprende que la firma nipona incorpore también una variante (micro)híbrida denominada SHVS (Smart Hybrid Vehicle Suzuki). No es un híbrido enchufable, ni tampoco tiene nada que ver con un Toyota Prius o C-HR que regenera en la frenada. Su capacidad es mínima, desarrollando unos 4 CV. Suzuki nos cuenta que se incorpora con el objetivo de mejorar la respuesta y ahorrar en las arrancadas desde parado, pero no puede funcionar por sí solo, es decir, el motor térmico siempre estará en funcionamiento.

Por otro lado, el Suzuki Ignis se puede asociar a una transmisión manual de 5 velocidades o a otra automática, pudiendo decantarnos también por tracción 4×2 o 4×4. La versión híbrida solo se puede combinar con el cambio manual y la tracción delantera, mientras que la caja de cambios automática no se puede asociar con la tracción 4×4.

Al volante

Prueba Suzuki Ignis

Durante la presentación pudimos conducir el Suzuki Ignis con cambio manual y acabado GLX durante varias decenas de kilómetros; y nos hemos llevado una grata sorpresa: va muy bien. Su contenido peso de apenas 810 kilos le otorga una agilidad que ya quisieran muchos otros utilitarios, tanto por comportamiento en curvas, como por reactividad a las demandas del pedal derecho, como por agilidad en cambios de dirección en la ciudad.

Los entornos urbanos son su hábitat. Allí se mueve como pez en el agua por su breve radio de giro y por su posición de conducción algo elevada que nos facilitará el trabajo. Pero lo mejor de todo es que, al salir de los núcleos urbanos, también muestra un comportamiento muy noble. Bien sea en carreteras secundarias con curvas o en autovías, el Ignis se ha comportado bastante mejor de lo que nos esperábamos. No balancea en exceso, tampoco tiene una suspensión seca y en vías rápidas no le afecta demasiado el viento lateral (y no será porque no es alto o porque no hiciera viento durante la presentación).

Prueba Suzuki Ignis

Su motor tiene una potencia suficiente para acelerar con relativa “explosividad” en vías urbanas y también para circular a velocidades máximas legales por autovías. Como en todo atmosférico, es necesario recurrir al cambio de marchas si queremos ganar velocidad con rapidez, pero a decir verdad parecía que llevábamos más potencia de lo declarado bajo el pedal derecho. Es una de las ventajas del peso reducido. Por su parte, tampoco se achanta a la mínima pendiente, teniendo en cuenta el tipo de coche que llevamos entre manos.

Si te preguntas por los consumos, no hemos podido realizar unas mediciones exhaustivas ya que ha sido solo una toma de contacto. Sin embargo, en uno de los recorridos que combinaba unos pocos kilómetros de callejeo por Madrid centro y una distancia bastante más larga por autovía, el cuadro de instrumentos marcaba un dato inferior a 5 litros, 4,8 l/100 km concretamente. Esperaremos a una prueba durante varios días para poder afirmarlo con rotundidad, pero no parece para nada un coche gastón.

Equipamiento

Prueba Suzuki Ignis

El Suzuki Ignis se ofrece en dos niveles de equipamiento, el GLE y el GLX. Nos ha llamado la atención que un coche de este segmento, que busca simplicidad y un precio económico, disponga de sistemas de seguridad tan vitales y efectivos como la alerta de mantenimiento de carril, detector de fatiga o la frenada autónoma de emergencia con detección de peatones. Todo ello se consigue gracias a la doble cámara ubicada en el parabrisas, denominada Dual Camera Brake Support.

GLE

  • Aire acondicionado
  • Asientos traseros delizantes
  • Pantalla central táctil sin navegador
  • Rieles de techo
  • Extensión paso de ruedas
  • Llantas de aluminio en 16 pulgadas negras
  • Cristales oscurecidos
  • Calefacción en asientos delanteros
  • Función “Guide Me”
  • Espejos exteriores regulables eléctricamente y calefactables
  • Volante multifunción
  • 4 altavoces
  • 6 airbags

GLX

  • Dual Camera Brake Support
  • Pantalla táctil central con navegador
  • Climatizador monozona
  • Faros de LED
  • Control de crucero
  • Apertura y arranque manos libres
  • Control de arranque en pendiente
  • Intermitentes en retrovisores exteriores
  • Volante de cuero
  • Ventanillas traseras eléctricas
  • 4 altavoces y 2 tweeters

Precios

Prueba Suzuki Ignis

Precios de venta al público recomendado sin contar los descuentos por campaña de lanzamiento, que sería de 2.000 euros, ni de financiación, 1.000 euros más de descuento.

Motor Tracción Cambio Acabado Precio
Motor Tracción Cambio Acabado Precio
1.2 Dualjet 90 CV 4×2 Manual GLE 14.200 €
1.2 Dualjet 90 CV 4×2 Manual GLX 15.950 €
1.2 Dualjet 90 CV 4×2 Automático GLX 16.850 €
1.2 Dualjet SHVS 90 CV 4×2 Manual GLX 16.750 €
1.2 Dualjet 90 CV 4×4 Manual GLE 15.700 €
1.2 Dualjet 90 CV 4×4 Manual GLX 17.450 €
¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

5 comentarios

    1.    Actualidad Motor dijo

      En el artículo viene detallado por versión mecanismos y equipamiento. Un saludo ?

  1. … cómo queda vs el KWID … !!! que nombres !!! …

  2.   Uno dijo

    ¿Tiene espacio para rueda de repuesto el 4×4 ?

  3.   dartacan dijo

    Triste. 4 plazas con 1,69 m.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *