Prueba Suzuki Swift 1.2 GLX: un urbanita muy atractivo

Este nuevo Suzuki Swift es la 3ª generación del modelo, y se comercializa en 3 y 5 puertas. Desarrollado sobre la base del modelo anterior, gana espacio, pues es 9 cm más largo (mide 3,85 m) y tambien gana 5 cm de distancia entre ejes (2,43 m).

Visualmente se aprecia un modelo nuevo, con un diseño muy compacto y atractivo, sin ser rompedor. Los grupos ópticos tanto delanteros como traseros están integrados dando forma a la carrocería. Una particularidad de este coche es que las enormes ruedas de 185/55/16 con llantas  de aleación están situadas prácticamente en los límites de la carrocería, junto con los montantes entre cristales, pintados en negro, que aparentan una única superficie acristalada. El resultado es un coche muy compacto.

 

Nuevo Suzuki Swift

 

Un diseño muy compacto el de este  Suzuki Swift.

 

EN EL INTERIOR

Respecto a su predecesor, se aprecia una gran evolución, tanto en diseño como en acabados. El panel de instrumentos es negro con inserciones en plata; los controles están ubicados allí donde los sueles buscar y son fáciles de manejar. El cuadro de mandos incorpora una pantalla de cristal líquido que informa de consumo medio/instantáneo, autonomía y temperatura; es algo incomodo su manejo, pues se hace a través de la “palanquita” que utilizamos para poner el cuentakilómetros parcial a cero. La consola central aloja el equipo de sonido (con Bluetooth y USB) y el climatizador, con grandes botones para su manejo

Grandes botones en volante y consola para un manejo más fácil. 

El Suzuki Swift GLX viene equipado con botón de arranque y apertura remota de puertas con función de respuesta, lo que resulta inmensamente cómodo, pues te metes la llave al bolsillo y realizas cierre, apertura y arranque rápidamente  sin necesidad de utilizarla, actuando a través de las manetas exteriores.

El volante de cuero es regulable e incorpora botones para el control de velocidad, Bluetooth y equipo de sonido. Junto con la regulación en altura del asiento conductor permite adoptar una posición cómoda, con un perfecto campo visual. El espacio en los asientos traseros es muy correcto: teniendo en cuenta el segmento al que pertenece, no le podemos pedir más.

El maletero es pequeño (211 litros) y quizá mal proporcionado, con una incómoda bandeja que no se levanta con la tapa-maleta y con tendencia a caerse cuando operas ahí: ese es un pequeño defecto del vehículo.

CÓMO SE COMPORTA

Este modelo equipa un motor 1.242 cc, de 95 CV, de momento el único disponible, que mueve con ligereza y brío los 1.020 kg que pesa esta carrocería. En carretera transmite sensaciones de mayor segmento que las normales en un compacto utilitario, mientras que  en carreteras viradas y callejeando, sorprende su agilidad: siempre va por donde tú quieres, aun forzándolo, y disfrutas conduciéndolo. Durante la prueba nos ha dado un consumo medio de 7,1 litros/100 km, un litro más del consumo indicado por el fabricante. Teniendo en cuenta los 4.800 km que tenia esta unidad de prueba , es factible que llege a los 6 litros/100km que nos indican.

Nos entrega la potencia suave y progresivamente. Las suspensiones están bien taradas,  aunque quizá en badenes pronunciados da sensación de dureza. Viene equipado de serie con ABS con EBD y ESP, con lo que el comportamiento de los frenos es muy bueno.

PRECIOS Y EQUIPAMIENTO

Dispone de 7 airbags con 5 estrellas de Euro NCP (como el BMW X1, Toyota Verso, Alfa Romeo Giulietta, entre otros), cristales traseros tintados, luces automáticas y es opcional el Auto Start Stop.

Los precios con promociones son:

  •  1.2 L VVT GL:   11.095 €
  • 1.2 L VVT GL+:  11.695 €
  • 1.2 L VVT GLX: 12.795 €  (éste ha sido el modelo probado).
  • 1.2 L VVT  GLX SR: 13.295 €
  • 1.2 L VVT AUT. GLX: 14.295 €

Si elegimos pintura metalizada se incrementa 336 € , disponiendo de una gama de 10 colores.

Suzuki siempre se ha especializado en hacer coches pequeños y con el nuevo Swift ha acertado: con relación a las medidas exteriores, este utilitario dispone de un espacioso y aprovechado  interior, con un buen acabado y atractivo diseño. Además, con sus prestaciones es divertido de conducir, aunque por su tamaño es de puro caracter urbano; creo que la gente joven debería tener este modelo en cuenta

Os recuerdo que el Suzuki Swift es candidato al  Coche del Año en Internet 2011. Vosotros  podéis ser parte del jurado pinchando el link para votar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *