Prueba Suzuki Swift, mantiene su estilo aun siendo totalmente nuevo

Prueba Suzuki Swift

El Suzuki Swift es uno de esos coches que, por desgracia, pasan demasiado desapercibidos en el mercado español. Y decimos por desgracia porque es un urbanita que no tiene nada que envidiar a los productos de la competencia que sí triunfan. De hecho, tras ponernos a sus mandos, hemos descubierto que es un producto más equilibrado y divertido que muchos de sus rivales.

No ocurre lo mismo en otros mercados como bien demuestran sus cifras de ventas. El urbano nipón ha comercializado 5,4 millones de unidades a nivel global entre los años 2005 y 2016, ambos incluidos, de las que un millón se han entregado en el mercado europeo. En estos años, a nivel mundial, el Suzuki Swift se ha vendido prácticamente lo mismo que el Renault Clio y más que el Opel Corsa. Pero dejemos las cifras de ventas y vayamos a conocer al nuevo Swift en profundidad.

Antes de meternos de lleno con su diseño estético es importante echar un vistazo las nuevas dimensiones de este modelo urbano. El nuevo Suzuki Swift utiliza una plataforma totalmente nueva que le otorga unas proporciones exteriores de 3,84 metros de largo, por 1,73 de ancho y 1,49 de alto. La distancia entre ejes es de 2,45 metros. En comparación con la anterior generación el nuevo modelo es 10 mm más corto, crece 40 mm en anchura y pierde 15 mm de altura. La distancia entre ejes, por su parte, se aumenta en 20 mm.

Mantiene su esencia pero se adapta a los nuevos tiempos

Prueba Suzuki Swift

En Suzuki no han querido hacer un cambio revolucionario en este salto generacional a nivel estético. Cuando vemos el coche por primera vez no tenemos problemas en reconocer que estamos ante un Suzuki Swift, pues mantiene buena parte de la forma de la carrocería y sigue transmitiendo una imagen juvenil y urbanita.

Los cambios principales aparecen en el frontal. Los faros (con iluminación diurna de LED) han sido maquillados y ahora se presentan con unas líneas más suaves y menos afiladas. La parrilla principal gana mucha superficie y recibe una forma trapezoidal muy al estilo Audi. La parte inferior del paragolpes dibuja una simpática sonrisa.

En la vista lateral también encontramos diferencias respecto a su predecesor. Los intermitentes laterales, en el acabado alto (GLX) se ubican en los retrovisores y no en las aletas delanteras. Las llantas son de nuevo diseño y tienen un diámetro de 16 pulgadas, con acabado diferente según el nivel de equipamiento. Las manillas de las puertas traseras (no hay opción a carrocería de tres puertas) se ubican ahora “escondidas” junto al pilar C que, por cierto, recibe también el color negro. De esta forma tenemos los tres pilares de color negro, un techo flotante y la sensación de estar ante un tres puertas.

Prueba Suzuki Swift

La parte posterior de la carrocería ha sido rediseñada. Ahora muestra unos pilotos de luces diferentes con iluminación LED en el acabado superior, un portón del maletero de mayor superficie que aporta, además, mayor sensación de anchura (además de los 40 mm extra) y la matrícula se encuentra en una posición más baja.

Un habitáculo muy digno

El Suzuki Swift es un modelo que se podría considerar entre los más grandes del segmento A y los más pequeños del segmento B por la longitud de su carrocería; aunque si nos guiamos por el espacio interior se encuentra más cerca del segmento B. Es más pequeño que un Toyota Yaris y más grande que un Volkswagen up! o un Hyundai i10, por ejemplo.

Prueba Suzuki Swift

Las plazas delanteras no dan sensación de agobio o de encontrarnos demasiado cerca de nuestro acompañante, aunque debemos tener en cuenta que es un coche pequeño y que no será tan amplio como un segmento D. Las plazas traseras son más espaciosas que en la versión predecesora, donde ya eran buenas. El espacio para las rodillas es generoso para tratarse de un coche de 3,84 metros y la altura al techo no será ningún problema para personas de 1,80. Aunque la anchura es buena, mejor no viajar tres adultos en esta segunda fila.

El volumen del maletero ha dado un salto importante a favor de esta nueva generación. El Suzuki Swift pasa a de tener 210 a 265 litros de espacio de carga.

Un interior con materiales duros pero muy bien acabado

En cuanto al diseño interior, Suzuki se ha decantado por formas redondeadas en buena parte del salpicadero, especialmente en la zona central. Dicen que con ello generan una mayor sensación de deportividad. Otro detalle que busca aumentar la deportividad es el leve achatamiento del volante en su parte baja; por fortuna es solo eso, leve.

Prueba Suzuki Swift

En el centro del salpicadero y a una altura intermedia (si estuviera más alta sería mejor) se ubica la pantalla táctil y a color de 7 pulgadas. Trae consigo las últimas tendencias de conectividad como Apple CarPlay, Android Auto o MirrorLink, y cámara de marcha atrás. En el acabado superior (GLX) también incluye navegador. No es la única pantalla a color, pues el cuadro de instrumentos incorpora una pantalla LCD de 4,2 pulgadas que muestra multitud de datos y gráficos, incluyendo muchas informaciones sobre el comportamiento del vehículo, incluso fuerzas G.

Todos los materiales utilizados en el habitáculo son plásticos duros, lo más habitual en coches de estas dimensiones. Pero pese a ser materiales plásticos no son desagradables al tacto y dan una sensación de solidez. Si presionamos en esquinas o punto de unión no es fácil encontrar ruidos. Por último, debemos destacar el gran número de huecos portaobjetos que, si en la mayoría de ellos no son demasiado grandes, tenemos un buen número repartido por todo el interior; tanto delante como detrás.

Gama mecánica

Versiones del Suzuki Swift

El Suzuki Swift está disponible con dos motorizaciones, una atmosférica y otra sobrealimentada. El motor atmosférico es un 1.250 de cuatro cilindros que rinde una potencia de 90 CV y un par de 120 Nm a 4.400 rpm. La variante más potente recurre a un bloque 1.0 Turbo de tres cilindros capaz de desarrollar 111 CV y un par de 170 Nm entre 2.000 y 3.500 rpm. Ambas versiones se pueden asociar al sistema (micro) híbrido denominado SHVS. Para el último trimestre de 2017 llegará el Suzuki Swift Sport, que utilizará el motor 1.4 Boosterjet con una potencia cercana a los 140 CV.

Las versiones SHVS obligatoriamente cuentan con cambio manual, tracción delantera y acabado GLX. La tracción total solo se ofrece en el 1.2 de con cambio manual y acabado GLE. La caja de cambios automática es de tipo CVT y se oferta con el motor 1.2 y acabado GLE.

A los mandos del Suzuki Swift GLX 1.0 Turbo de 111 CV SHVS

Prueba Suzuki Swift

Al volante del Suzuki Swift nos encontramos con un gran comportamiento. Sus dimensiones y su breve radio de giro le permiten moverse con agilidad en entornos urbanos, pudiendo controlar perfectamente las distancias. No tendremos complicaciones a la hora de aparcar, más aun con la ayuda que aporta la cámara de visión trasera. El funcionamiento del sistema SHVS no se aprecia, ya que no permite el desplazamiento en un modo totalmente eléctrico, sino que simplemente es un apoyo.

La ruta de la presentación nos llevó por algunas carreteras convencionales donde pudimos comprobar el empuje desde poco más de 2.000 vueltas del 1.0. Dinámicamente se muestra aplomado, aunque bien es cierto que la excesiva (para mi gusto) asistencia de la dirección restaba “placer deportivo”. Si su tacto fuera menos artificial las sensaciones serían mucho más deportivas. En cuanto a las suspensiones, tienen un tarado ideal, sujetando la carrocería a ritmos alegres, que no extremos, y filtrando muy bien las irregularidades del terreno.

Prueba Suzuki Swift

En este apartado podemos destacar el trabajo de la nueva plataforma estrenada por este Suzuki Swift. Ahorra hasta 120 kilos de peso y aumenta la rigidez torsional del conjunto. Es por ello que recibamos una grata sensación de ligereza en curvas, aceleraciones y frenadas, lo que se traduce en una conducción más ágil, tanto en carretera abierta como en núcleos urbanos.

También tuvimos oportunidad de rodar por autovía, donde se muestra tan aplomado como cualquier otro coche del segmento B. Pese a ser más compacto que la mayoría de sus rivales, el aumento de la anchura de sus vías así como la mayor distancia entre ejes transmite confianza al conductor al rodar a velocidades de 120 km/h.

Prueba Suzuki Swift

Al no haber realizado un gran número de kilómetros y no tratarse de una prueba en profundidad, no podemos sacar claras conclusiones de su consumo. Pronto lo probaremos durante varios días. Sin embargo, el cuadro de instrumentos nunca llegó a reflejar consumos superiores a los 6 litros.

Antes de despedirnos del nuevo Suzuki Swift, es importante destacar que el aislamiento acústico también nos ha sorprendido para bien. Por su parte, el motor tricilíndrico prácticamente no transmite vibraciones; exceptuando a ralentí y en frío. En cualquier caso, en esta condición tampoco son elevadas.

Resumiendo

Prueba Suzuki Swift

El Suzuki Swift es un coche que todo el que busque un producto de pequeño tamaño debería barajar. No es un vehículo caro, tiene unas prestaciones más que suficientes, su interior transmite sensación de durabilidad y de trabajo bien realizado y su gama es relativamente amplia. Mientras tanto, de serie cuenta con garantía de 5 años, lo que siempre es algo a tener en cuenta. Además, y aunque es cuestión de gustos, su estética exterior resulta simpática.

Equipamientos

GLE

  • Llantas de 16 pulgadas
  • Kit antipinchazos
  • Luces automáticas con función “Guide me” e iluminación diurna de LED
  • Aire acondicionado
  • Cristales posteriores oscurecidos
  • Volante multifunción tapizado en cuero
  • Navegador de a bordo
  • Elevalunas eléctricos delanteros
  • Pantalla táctil de 7 pulgadas con cámara de marcha atrás
  • Asientos delanteros calefactables
  • Puerto USB y Aux
  • Toma de 12 voltios
  • Asientos traseros abatibles
  • Anclajes Isofix
  • Asistente de frenada de emergencia

GLX

  • Llantas de aleación de 16 pulgadas bitono
  • Luces LED delanteras y traseras
  • Climatizador
  • Espejos retrovisores con intermitentes integrados
  • Volante con ajustes en altura y profundidad
  • Control de crucero adaptativo
  • Limitador de velocidad
  • Elevalunas eléctricos traseros
  • Sistema Stop/Start
  • Alerta de cambio involuntario de carril
  • Detector de fatiga
  • Luces de largo alcance automáticas
  • 3 reposacabezas traseros
  • Sistema SHVS

Precios Suzuki Swift

Prueba Suzuki Swift

Actualmente todos las versiones se benefician de un descuento de 2.000 euros por parte de la marca, a los que se pueden sumar otros 1.000 euros más si financiamos. Los precios abajo mostrados son sin ningún tipo de descuento.

Motor Cambio Acabado Precio
Motor Cambio Acabado Precio
1.2 90 CV Manual 5v GLE 15.250 €
1.2 90 CV Automático CVT GLE 16.650 €
1.2 90 CV SHVS Manual 5v GLX 17.750 €
1.2 90 CV 4×4 Manual 5v GLE 16.750 €
1.0 111 CV Manual 5v GLE 16.450 €
1.0 111 CV SHVS Manual 5v GLX 18.950 €

Galería de imágenes del Suzuki Swift

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *