Prueba Suzuki Swift Sport 1.4 Boosterjet 140 CV (con vídeo)

Prueba Suzuki Swift Sport

Dicen que ya no quedan coches divertidos de precio asequible, que hay que irse a modelos grandes, muy potentes y de precio desorbitado para obtener una alta diversión al volante. Estoy de acuerdo en que cada vez hay menos coches “baratos” que sean divertidos, pero no en que ya no quede ni uno solo. El mejor ejemplo es el protagonista de esta prueba, el nuevo Suzuki Swift Sport.

Se trata de un coche pequeñito, juguetón, rápido y en el que destaca la relación precio-diversión y también peso-potencia. Además, es un coche totalmente utilizable en el día a día para los trayectos cotidianos, o eso dice Suzuki. En los siguientes párrafos -y también en el vídeo que te dejo tras el salto- comprobaremos de qué pasta está hecho este nuevo Swift Sport. ¡Empezamos!

La tercera generación que llega al mercado español de este modelo, ciertamente, se parece bastante a su predecesor. De todos modos, que esto no te deje engañar, porque aunque guarden mucha semejanza, el nuevo cambia completamente en su parte técnica. El chasis es totalmente nuevo y su corazón pasa de ser un 1.6 atmosférico a un 1.400 turbo. Pero de eso os hablaré más profundamente unas líneas más abajo. Ahora, vamos con el diseño exterior.

Sleeper, lobo con piel de cordero

Prueba Swift Sport perfil

Como comentaba antes, el nuevo Suzuki Swift Sport es bastante parecido a su predecesor, y estéticamente la verdad es que tampoco se diferencia demasiado del resto de la gama Swift. De todos modos, hay cambios, lógicamente.

Para saber que estamos ante un Swift Sport hay que fijarse en detalles como la parrilla frontal tipo panal de abeja, los paragolpes y las taloneras específicas con acabado en símil de fibra de carbono, la doble y generosa salida de escape trasera, el alerón posterior o las llantas bicolor de 17 pulgadas.

Personalmente, comulgo bastante con el estilo exterior de este coche. Es bastante reconocible como un Swift y si nos fijamos un poquito sabremos que estamos ante el Sport, pero no es excesivamente llamativo y ni está sobrecargado. Prácticamente es un lobo con piel de cordero, o sleeper, como lo llaman ahora.

Aunque es un cinco puertas, parece ser de tres porque esconde el tirador en el pilar y se disimula con el techo flotante. Por cierto, las dos salidas de escape son totalmente reales, aunque esperaba un sonido un pelín más agresivo.

Prueba Suzuki Swift Sport lateral

El Suzuki Swift Sport está disponible en siete colores para la carrocería. Este tono gris está bien para pasar desapercibido entre la multitud, pero creo que el amarillo “Champion Yellow” con el que fue presentado pone su punto de gracia. Con él, se notan más los contrastes, los acabados en fibra de carbono y la simulación del techo flotante. Ahora, veamos qué nos encontramos en el interior.

Un interior con los detalles justos, y en rojo

Tampoco creáis que en la parte interior hay demasiado cambios. Siendo justos con él, hay los cambios necesarios. La línea de diseño general es común al resto de Swift, con un estilo sencillo, lógico y recurriendo a plásticos duros para conformarlo. Pese a ello, la sensación es buena por tener un aspecto más que decente y porque los encajes entre las distintas piezas están bien logrados. También, y aunque esto no se puede confirmar, la sensación es que aguantará bien el paso del tiempo.

Prueba Suzuki Swift Sport diseño salpicadero

Para diferenciarlo del resto de la gama, el Suzuki Swift Sport ha recurrido al siempre deportivo color rojo. Con él, crea una sensación más dinámica. Este tono tiene presencia en la moldura principal del salpicadero, en la zona de la consola central, en las puertas, en el volante, en los asientos y también en el cuadro de instrumentos.

Ya que lo he citado, el cuadro de instrumentos no es ninguna revolución, pero me gusta. El cuentarrevoluciones es grande, algo que siempre se agradece en un coche con cierta deportividad. A la derecha aparece el reloj velocímetro y en entre medias una pantalla LCD donde podemos ver informaciones en tiempo real como el soplado del turbo, las fuerzas G, unos gráficos con la entrega de potencia y par, la posición del acelerador y freno, etc. Por supuesto, también datos de viaje, como la autonomía.

Volante, cuadro y pantalla Suzuki Swift Sport

Respecto a la pantalla de infoentretenimiento, es táctil, de 7 pulgadas y no es la mejor del mercado, pero sí más que suficiente para un coche como este. Tiene Apple CarPlay, Android Auto y navegador, entre otras cosas. También proyecta la imagen de la cámara de marcha atrás.

Desgraciadamente, el Suzuki Swift Sport tiene varios elementos en negro brillante repartidos por el interior, especialmente en la zona central. Y sí, como imaginas, se llena de polvo y huellas antes de que te des cuenta.

Me ha resultado curiosa una cosa del climatizador automático. Es monozona, sencillo y sin complicaciones, como a mí me gusta. Sin embargo, me ha llamado la atención que el mando para regular la temperatura esté en la ruleta más cercana al lado del copiloto, y la de la velocidad del ventilador pegada al conductor.

Es una simple anécdota, pero no lo veo del todo natural. Lo más lógico sería lo contrario porque normalmente lo ponemos en automático y solo cambiamos la temperatura. Sinceramente, me he confundido en varias ocasiones cambiando la velocidad del ventilador cuando quería subir o bajar la temperatura.

Asientos delanteros del Swift Sport

Visto lo anterior, ahora llega el que para mí es el gran punto negativo del Suzuki Swift Sport: La posición de conducción. Es un utilitario, por lo que ya no me esperaba la posibilidad de reglajes que solemos encontrar en coches de segmentos superiores, como compactos, berlinas o SUV medianos. Pero no esperaba que me costara tanto adaptarme.

El Swift tiene las regulaciones habituales en el asiento del conductor, y también se puede ajustar el volante en altura y profundidad, así como la altura del cinturón. Hasta ahí, todo bien; pero no. Vamos en una posición ligeramente elevada, lo que ya no es del todo de mi gusto, aunque suele ocurrir en estos coches urbanos.

Pero lo peor viene cuando trato de buscar la postura adecuada entre el asiento y el volante. Aprovecho al máximo la regulación telescópica del volante y aun así me queda bastante lejos si coloco el asiento a la distancia de los pedales donde más cómodo me siento. Si quiero que el volante me quede a una distancia más correcta, me echo muy encima de los pedales, por lo que tampoco me es natural.

Tiene pedales en aluminio y un pomo del cambio específico para incrementar la deportividad visual del interior.

Prueba Suzuki Swift Sport asientos delanteros

Al final, me ha tocado elevar la posición del asiento, acercarlo un poco a los pedales y buscar un término medio. No he ido cómodo, pero de esta forma intermedia ha sido como menos incómodo me he sentido. Cierto es que con el paso de los kilómetros terminas adaptándote un poco a ello, pero al fin y al cabo consiste en que el coche y sus reglajes te permitan adaptarlo a ti, no que tú te adaptes al coche, ¿no?

Para finalizar este apartado antes de pasarnos a las plazas traseras, debo destacar los deportivos asientos delanteros. Como podéis ver en las imágenes, tienen una apariencia deportiva y son bonitos con los detalles en rojo, al menos a mi gusto. Recogen bien en las curvas y tienen un mullido adecuado, por lo que también son cómodos en el uso diario.

Gracias a ese mullido, tampoco son nada molestos a la hora de entrar y salir del coche. Me gustan bastante, la verdad, pero creo que para personas un poco “anchitas de hueso” pueden ser algo estrechos. Eso sí, a mí me vienen perfectos, parece que me los hayan hecho a medida.

Sorprendentes plazas traseras. ¡Pueden viajar cuatro adultos altos!

Prueba Suzuki Swift Sport plazas traseras

Pocos podrían pensar que un coche tan pequeño, de solo 3,89 metros de largo, podría ser espacioso. En las plazas delanteras nos sentimos bastante a gusto por espacio, pero sorprende aún más en la segunda fila de asientos. Con mi 1,76 de altura, tengo bastante espacio para las rodillas, también puedo colocar los pies debajo del asiento delantero y quedan muchos centímetros para rozar con la cabeza en el techo.

Este Suzuki Swift Sport está homologado para cinco ocupantes. En comparación con su predecesor, la batalla ha crecido en 2 cm (pero mantiene la longitud total de la carrocería), mientras que las vías delantera y trasera han aumentado en 4 cm. Esto le permite disfrutar de un habitáculo más amplio.

Cuatro adultos de 1,80 pueden ir de forma cómoda en este Suzuki Swift Sport. Está homologado para cinco ocupantes, y aunque si me siento en la plaza central tampoco doy con la cabeza en el techo, pero el problema es la cota de anchura. Al fin y al cabo, no deja de ser un utilitario. Tres adultos irán demasiado apretados, por lo que no lo recomiendo para un trayecto relativamente largo. De todos modos, como decía, es sorprendente lo bien aprovechado que está. Y ahora, pasamos al maletero.

Eso sí, el maletero es bastante justo

Prueba Suzuki Swift Sport maletero

Estamos ante un coche pequeño y con un habitáculo bien aprovechado, así que ya os estaréis imaginando que el espacio de carga no será para tirar cohetes. Son 265 litros de maletero los que cubica este Suzuki Swift, por lo que es más pequeño que muchos de sus rivales, como el Ford Fiesta, el Renault Clio o el Peugeot 208 (que a decir verdad, también tienen una carrocería más larga). Para un viaje en pareja puede ser suficiente, pero no da para mucho más. Podemos tumbar los asientos y llegaremos a los 947 litros de volumen máximo.

Datos y prestaciones del Suzuki Swift Sport: 1.4 BoosterJet 140 CV

Como decía al inicio de este vídeo, el nuevo Suzuki Swift Sport ha cambiado por completo su mecánica. El modelo anterior llevaba un 1.6 de 136 CV y admisión atmosférica, mientras que ahora es un 1.400 turbo BoosterJet. Hay una pequeña ganancia de potencia, dando ahora 140 CV a 5.500 vueltas, pero sobre todo lo que se nota es el mayor par motor, que es de nada menos que 230 Nm desde solo 2.500 vueltas. La transmisión siempre es manual de 6 marchas.

Prueba Swift Sport motor 1.4 Boosterjet 140 CV

En teoría necesita 8,1 segundos en hacer el 0 a 100 y alcanza una velocidad punta de 210 km/h. Como tiene tanto par y desde tan abajo, han podido dejar una sexta velocidad muy larga para desahogar el motor y lograr un consumo de combustible muy bajo cuando vamos en carretera. El mixto homologado es de 6 litros. Y ahora vamos a la mejor parte, vamos a conducirlo.

Al volante: divertido, muy eficaz y práctico, pero no es 100 % deportivo

Como comentábamos antes, la principal diferencia con el modelo anterior es el motor. Antes era un motor que te exigía mantenerlo siempre alto de vueltas para sacarle el máximo partido por ser atmosférico. Ahora es turboalimentado y tiene un enorme par motor desde bien abajo, por lo que es un coche más sencillo de llevar rápido.

Prueba Suzuki Swift Sport perfil delantero

Gracias a este motor turbo, las recuperaciones son fabulosas. Empuja con muchísima fuerza desde apenas 2.000 vueltas. De hecho, en marchas cortas es fácil hacer saltar el control de tracción saliendo de curva si no somos suaves con el gas. Tal vez sería mucho pedir, pero un diferencial autoblocante aportaría mucha más efectividad en carreteras ratoneras y en circuitos revirados. Pero claro, incrementaría el precio final del coche y probablemente no sería tan cómodo en un uso normal por ciudad.

La segunda gran ventaja del nuevo Suzuki Swift Sport es su ligereza, algo que es seña de identidad en este coche desde sus orígenes. Mantiene un peso muy comedido, no llegando a los 1.000 kilos. Por ello, la sensación es que tiene más caballos de los que realmente da. Haciendo la regla de tres, tenemos una relación peso-potencia inferior a 7 kilos por caballo.

Esto es de vital importancia cuando quieres un coche realmente ágil, divertido de conducir, con una respuesta enérgica y sin que ello suponga utilizar un motor muy potente. También ayuda a lograr unos consumos de combustible muy ajustados, algo que siempre es de agradecer.

Prueba Suzuki Swift Sport perfil trasero

Otro punto fuerte es el de la puesta a punto del conjunto. Suzuki ha hecho un gran trabajo en cuanto a equilibrio se refiere. Además del potente y poco sediento motor turbo, la configuración de la suspensión permite utilizarlo como un coche de diario porque no se percibe muy dura, y luego brinda un buen comportamiento cuando hacemos una conducción rápida en carretera. Los amortiguadores, por cierto, son del especialista Monroe.

La suspensión no es una tabla, así que cuando vamos muy rápido balancea un pelín, pero nada excesivo. La verdad es que mantiene bien la trazada aunque pisemos algún bache. Además, te permite jugar con los pedales. Si ahuecas el gas en pleno apoyo se nota que la trasera redondea ligeramente la curva.

Lo que no me ha gustado tanto es la dirección. Además de la dichosa posición de conducción, la dirección tiene un poco más asistencia eléctrica de la que me gustaría, aunque no es totalmente artificial. Si fuera un poquito más dura nos transmitiría más sensaciones y daría la impresión de que estamos ante un coche más deportivo, pero también es cierto que no sería un coche tan cómodo en el uso diario. Al final, no es tan sencillo crear un coche de este tipo y contentar en todos los aspectos…

Prueba Suzuki Swift Sport lateral

Dejando a un lado el uso racing y pensando en los trayectos cotidianos, el Swift Sport es un coche amplio y cómodo, aunque con un maletero justito. Es fácil de aparcar, fácil de conducir y con consumos moderados. ¡Lo tiene casi todo!

A diferencia del modelo anterior, ahora se siente más aplomado en autopista, algo que se ha conseguido por los 2 cm más de batalla y 4 cm más en ancho de vías. No es para lo que está diseñado, pero te garantizo que da buena sensación de confianza a alta velocidad. Gracias al motor turbo puedes mantener una velocidad estable sin tener que bajar de marcha a la mínima cuesta.

Además, hay que destacar que el consumo también queda muy ajustado. A velocidad de crucero de 120 km/h hemos medido 6/100 km. En ciudad rondará los 7 litros si somos cautos. Nuestro consumo mixto, haciendo todo tipo de uso y dándole cera en alguna que otra carretera revirada ha sido de 7,3 l/100 km, que no está nada mal. Eso sí, el depósito de gasolina es de solo 37 litros, por lo que la autonomía no es muy amplia; unos 400 kilómetros. Y ahora, vamos a detenernos y a recapacitar sobre todo lo vivido durante una semana con este Suzuki Swift Sport.

Conclusiones

Suzuki Swift Sport 1.4 Turbo 140 CV

Reconozco que el nuevo Swift Sport me ha gustado un montón. Es un coche tremendamente ágil, muy ligero y con un motor muy lleno desde bien abajo. Tanto que parece tener más caballos de los 140 que declara. En curvas es un juguete de lo más divertido. Destaca por su fantástico equilibrio porque vale tanto para un uso diario como para irse a un tramo de montaña a disfrutar.

La pregunta del millón: ¿Es un deportivo? Sí, y no. La introducción del motor turbo y el nuevo chasis lo han hecho bastante más efectivo y rápido que antes; pero creo que ha perdido un poquito de personalidad en comparación con el Swift anterior.

Suzuki Swift Sport 1.4 Turbo 140 CV escapes

Echo un poquito de menos el carácter de los motores atmosféricos y tener que llevarlo bien alto de vueltas para que corra y, sobre todo, el sonido. El nuevo no suena tan bien y corta a 6.000 vueltas, mientras que el anterior tenía un sonido más dulce y subía muy por encima de ese régimen. Por tanto, creo que no es un deportivo puro, sino más bien un coche divertido, rápido y polivalente.

Lo que sí me parece es una base perfecta para una buena preparación. Con un autoblocante, suspensiones aún más rígidas y un buen escape cambiarían mucho las cosas. Sería un coche muy racing, pero perdería toda su practicidad. Ah, también intentaría adaptar un poco el puesto de conducción para sentirme más cómodo; porque no he terminado de sentirme totalmente a gusto en ese sentido.

Su precio es de 19.370 euros. Puede parecer mucho para un coche tan pequeñito, pero es un producto fantástico y con un equipamiento muy, muy completo. Lleva llantas de 17 pulgadas, faros y pilotos de LED, luces largas automáticas, acceso y arranque manos libres, climatizador, control de crucero adaptativo, alerta de salida de carril, frenada de emergencia, sistema de infoentretenimiento con pantalla de 7”, navegador, cámara trasera, asientos deportivos y calefactables, pedales en aluminio… Muy completo.

Equipamiento Suzuki Swift Sport

Detalle llanta, antinieblas, sensor frontal Suzuki Swift Sport

  • Llantas de aleación bicolor en 17 pulgadas (195/45 R17)
  • Parrilla, paragolpes, taloneras y difusor específicos simulando fibra de carbono
  • Spoiler de techo
  • Doble salida de escape
  • Pilares A y B en negro
  • Faros y pilotos de LED
  • Luces largas automáticas
  • Cuatro ventanillas eléctricas (confort en conductor)
  • Retrovisores con intermitentes integrados, ajuste y plegado eléctrico y calefacción
  • Volante deportivo multifunción de cuero
  • Cuadro de instrumentos específico y pantalla LCD de 4 pulgadas
  • Climatizador automático
  • Control de crucero adaptativo
  • Limitador de velocidad
  • Alerta de cambio involuntario de carril
  • Control de fatiga
  • Asientos deportivos con calefacción
  • Detalles interiores en rojo
  • Pantalla de 7 pulgadas
  • Navegador
  • Apple CarPlay y Android Auto

Precio Suzuki Swift Sport

Suzuki Swift Sport 1.4 Turbo 140 CV parte trasera

Motor Potencia y par Cambio Tracción Acabado Precio
Motor Potencia y par Cambio Tracción Acabado Precio
1.4 BoosterJet 140 CV y 230 Nm Manual 6v Delantera Sport 19.370 €

Opinión del editor

Suzuki Swift Sport
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4.5 estrellas
19.370 a 19.370
  • 80%

  • Suzuki Swift Sport
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 24 de septiembre de 2019
  • Diseño exterior
    Editor: 80%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 75%
  • Plazas delanteras
    Editor: 55%
  • Plazas traseras
    Editor: 90%
  • Maletero
    Editor: 65%
  • Mecánica
    Editor: 80%
  • Consumos
    Editor: 85%
  • Confort
    Editor: 80%
  • Precio
    Editor: 75%

Pros

  • Comportamiento dinámico y polivalencia
  • Habitabilidad interior
  • Consumos

Contras

  • Posición de conducción
  • Poco sonido del motor
  • Maletero un tanto justo

Galería Suzuki Swift Sport

Te puede interesar

Un comentario, deja el tuyo

  1.   naxop dijo

    Buena prueba! No conocía vuestra página.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche