Prueba Toyota Aygo 1.0 69 CV x-clusiv, el urbanita más atrevido

Toyota Aygo 1.0 69 CV x-clusiv

No es fácil conquistar el segmento A. Os hablo de ser popular entre los Fiat 500, Renault Twingo, Citroën C1 y compañía. No solo hay que ser apto para todo tipo de tareas urbanas, también se necesita una buena dosis de atractivo que consiga conquistar al público joven, cliente mayoritario en este nicho. En su segunda generación el Toyota Aygo se transforma, tanto por dentro como por fuera, y se propone golpear a la competencia donde más le duele. Nosotros no hemos querido perder la oportunidad de conducirlo, así que si estáis pensando en un coche con capacidades urbanas o si simplemente queréis conocer a fondo al japonés, no se os ocurra perderos la prueba del Toyota Aygo 1.0 69 CV x-clusiv.

Para que no andéis perdidos desde el principio vamos a posicionar al pequeño nipón. El Aygo abre la gama Toyota, situándose un puesto por debajo del Yaris, conocido urbano de la marca japonesa. Uno de sus mayores reclamos es el precio, que baja de los 10.000 euros. Aunque esta cantidad no destaca si la comparamos con la que se pide por su hermano mayor. Tras poco menos de una década en el mercado se renueva con la llegada de una segunda generación, una nueva edición que rompe moldes. Nuevo diseño, mejor comportamiento y más tecnología anuncia la compañía para su rejuvenecido modelo que ha visto la luz junto con sus hermanos los Citroën C1 y Peugeot 108. Pero, ¿cuáles son las claves del nuevo Toyota Aygo?

Diseño exterior atrevido

Toyota Aygo 1.0 69 CV x-clusiv

Sin duda la primera salta a la vista. Y es que el apartado estético cambia radicalmente. Los diseñadores han completado un coche que es muy “resultón”, que roba miradas por el arriesgado diseño y que no pasa desapercibido ni en una fiesta de disfraces. Los faros delanteros son más pequeño y perfilados y los traseros pasan de tener unas formas redondas y horizontales para enseñarnos una línea totalmente vertical y puntiaguda. Para pintarlo han utilizado un pincel más suave, más moderno, quitándole músculo al dibujo y otorgándole un carácter más cosmopolita.

Una de las soluciones estéticas más destacadas y más reconocibles en el nuevo Toyota Aygo es la “X” que han estampado en el frontal. No es un recurso que me haya gustado en absoluto, llamadme clásico, pero también tengo que reconocer que con él gana mucho en personalidad. Se trata de una doble banda que recorre todo el morro del vehículo naciendo en los retrovisores y desapareciendo en las zonas más bajas del paragolpes. Imagina que Hannibal Lecter fuera un coche y tendrás en tu mente el frontal del Toyota Aygo. Además las opciones de personalización que ofrece la marca, con más de 700 variantes están disponibles, permiten combinar esta especial “X” con el resto del vehículo.

Toyota Aygo 1.0 69 CV x-clusiv

La segunda generación del Toyota Aygo es más larga y más baja. Las medidas oficiales dejan un coche de 3,455 metros de largo, 1,460 de alto y 1,615 de ancho, una última cifra que se mantiene intacta con respecto al modelo que sucede. Los nuevos paragolpes que enseña tienen parte de culpa en este baile de cifras, aunque por lo general es una carrocería similar a la de la anterior edición en lo que a medidas se refiere. El perfil me ha gustado, con una línea de cintura que asciende hacia la ventanilla trasera. Resta superficie acristalada al conjunto pero alegra la fachada. Además, es importante señalar también que con estos cambios el coeficiente aerodinámico del nuevo Aygo se haya reducido de 0,30 a 0,29 Cx. En resumen, una transformación sin precedentes que no se llevará mi bendición, pero que no deja indiferente a nadie.

Habitáculo agradable aunque con detalles mejorables

Toyota Aygo 1.0 69 CV x-clusiv interior

 

Donde si le doy mi bendición es en el diseño interior, idéntico al de los utilitarios C1 y 108 de PSA. En este espacio han acertado rotundamente. Aunque no hayan arriesgado tanto como en el exterior, las estética que encontramos en el habitáculo es alegre, igualmente desenfada y enseña los detalles propios de los nuevos tiempos. No encontramos apenas materiales blandos, predominando el tacto duro en todo el salpicadero que se combina con remates en plástico de colores. La consola central, con contornos en negro brillante, integra bien la pantalla táctil de siete pulgadas y el climatizador, dejando en las zonas más bajas mucho espacio para dejar objetos. Una configuración que forma parte del acabado x-clusiv.

Los asientos de una pieza que monta tienen un diseño que me gusta, un mullido cómodo y un agarre que me ha parecido correcto. No es el único que enseña unos asientos de este tipo en el segmento pero hay pocos que se atreven a llevarlos. Desde el puesto de conducción tenemos buena visibilidad de lo que nos rodea, sobre todo gracias a la forma del pilar A, y gran ergonomía para manejar el sistema multimeda x-touch, sí aquí todo va con “x”. El panel de instrumentos es menos tecnológico que la consola central pero convence por su presentación. Tampoco tengo queja en lo que respecta al volante, con botonería para controlar el audio o el manos libres, detalles en negro brillante y unas medidas que lo hacen apto tanto para afrontar la ardua tarea de conquistar la ciudad como para conducir en carretera abierta. Eso sí, los remates de las puertas me han dejado frío encontrando este rincón menos trabajado que el resto del habitáculo.

Poco espacio en las plazas traseras y en el maletero

Toyota Aygo 1.0 69 CV x-clusiv maletero

Maletero del Toyota Aygo

Si hablamos de espacio os cuento que en las plazas delanteras, salvando que se trata de un coche de mucho menos de 4 metros, viajaremos cómodos. No sobrarán centímetros  ni iremos a “pierna suelta”, pero es bastante para un coche de este segmento. La amplia superficie acristalada y la buena altura del techo en esta zona delantera se unen para que no te sientas como una “sardina en lata”. Ahora bien, la parte trasera solo cuenta con dos plazas y estos dos asientos no serán suficiente para una persona de más de 1,80 metros. Su cabeza dará en el techo y sus rodillas en el asiento delantero. Además recurrir a ventanillas a compás en esta zona trasera agrava el problema de espacio, y es que parecerá que viajas en un tres puertas.

Por otro lado el nuevo Toyota Aygo suspende de manera rotunda en el apartado que tiene que ver con el maletero. Nos encontramos con una capacidad de 168 litros, la cifra más escasa de la competencia. Sus primos los Peugeot 108 y Citroën C1, con los que comparte plataforma, cuentan con 196 l. El Ford Ka cumple con sus 224 l. Y el Seat Mii pasa de los 250 l. Eso sí, no hay que olvidarse de que tanto el americano como el español son más largos. La altura de acceso al maletero es correcta y la boca de entrada no nos pone impedimentos, aunque queda mucho más alta que el suelo.

Motor 1.0 VVT-i de 69 CV, mucho ruido y pocas nueces

Toyota Aygo 1.0 69 CV x-clusiv motor

El nuevo Toyota Aygo ofrece solo un motor en su gama mecánica, el 1.0 VVT-i de 69 caballos de potencia. Esta opción, que promete buenos consumos, la encontramos también en sus primos franceses de PSA, los Peugeot 108 y Citroën C1, que tienen también un motor 1.2 de 82 caballos. Se trata de un bloque tricilíndrico, atmosférico, de solo 998 cc. y un par máximo de 95 Nm. Sobre el papel parece poca potencia, aunque tenemos que tener en cuenta que la carrocería apenas pesa 915 kg. La parte buena la traen los consumos y las emisiones oficiales, con una media de 4,1 l./100 km. y unos 95 gr/km de CO2.

Y en la práctica el motor del pequeño japonés no fascina pero cumple su función. Como todo motor atmosférico hay que jugar con el pedal para que nos enseñe su lado más “salvaje”. Las reacciones son tímidas, modestas, aunque suficientes para ponernos relativamente rápido a velocidades de crucero en autovía. De manera oficial declara una aceleración de 14,2 segundos en la prueba del 0-100 km/h, pero os diré que en nuestra prueba ha conseguido incluso bajar unos 0,1 segundos esta marca. Aún así si salimos de zonas urbanas la potencia se queda muy justa.

Toyota Aygo 1.0 69 CV x-clusiv

La ciudad es el hábitat natural del Toyota Aygo

Uno de los apartados que me tiene indeciso, que me deja sentimiento enfrentados, es el de la insonorización. No es buena, dentro del habitáculo escucharemos a todo volumen el motor, una mecánica en líneas generales bastante ruidosa. Pero es que, si os soy sincero, no me ha molestado, es más, me ha gustado. Llevo toda esta semana dándole vueltas y no puedo ponerle un punto negativo por ello. Obviamente este sonido no te llevará al éxtasis como podría hacerlo un Aventador, pero no os resultará molesto y como la tarea principal del Aygo se limita a la ciudad, en la mayoría de casos no será un problema.

En cuanto a los consumos conseguidos en la prueba, he de decir que lo reflejado por el ordenador de abordo se aleja de lo declarado oficialmente por la marca aunque en un margen normal. En carretera nacional, a unos rigurosos 100 km/h el Toyota Aygo ha conseguido unos 4,8 l/100 km frente a los 3,6 extraurbanos que anuncia la marca. En autovía han subido hasta los 5,5 l/100 km. Y en ciudad, en condiciones normales, se ha mantenido en 6,1 l/100 km, no demasiado alejado de los 5,0 l/100 km que declara de manera oficial en zonas urbanas.

Mejora en comportamiento dinámico

Toyota Aygo 1.0 69 CV x-clusiv

La segunda generación del Toyota Aygo ha mejorado en el comportamiento dinámico. Los ingenieros de la marca han reforzado el sistema de suspensión y el chasis, completando un coche con mejor aplomo. No nos volvamos locos, estamos ante un coche pequeño, con un ancho de vías justo y un peso limitado, por lo que a velocidades de autovía si nos encontramos con una climatología adversa, tendremos que corregir la trayectoria con asiduidad. Pero, con respecto a la edición pasado, da un paso de gigante en la manera de pisar en carretera, haciéndolo de manera más segura y contundente.

Que el nuevo Toyota Aygo disfrute de un buen comportamiento dinámico también es culpa de la dirección. Estamos ante un sistema de dirección con asistencia eléctrica que regala buenas sensaciones. En mi caso, más que el aplomo me ha gustado este apartado, y es que el utilitario responde de manera directa y contundente a las órdenes que le das desde el volante. Donde no responde con tanta severidad es a la hora de pisar el pedal del freno, un equipo que se queda escaso en mi opinión. Una sombra entre bastantes luces, y es que el tacto de la palanca de cambios, también me ha parecido correcto, con unos recorrido justos y un tacto que no peca de blando.

Equipamiento Toyota Aygo

El nuevo Toyota Aygo sorprende por los accesorios que incluye desde los primeros acabado. De este modo el Aygo x-play, que se vende desde 9.550 euros con carrocería de tres puertas, ya incluye cámara de visión trasera, sistema multimedia x-touch con pantalla de 7 pulgadas o llantas de aleación de 15 pulgadas además de tecnología LED. Más equipados encontramos los acabado x-cite y x-clusiv, entre los que destaca la posibilidad de incluir una carrocería bicolor, mejores llantas o sistemas como el encendido de luces automático. También dispone de limitador de velocidad, aunque he echado de menos el control de crucero.

Toyota Aygo x-play

x-play

  • Climatizador manual
  • Limitador de velocidad
  • Volante multifunción en cuero
  • Difusor aerodinámico en negro piano
  • Mando de audio y teléfono en el volante
  • Sistema multimedia x-touch de 7”
  • Cámara de visión trasera
  • Llantas de 15 pulgadas
  • Faros delanteros tipo proyector
  • Faros diurnos LED
  • Asistencia al arranque en pendiente
  • Columna de dirección ajustable en altura y profundidad

Toyota Aygo x-cite

x-cite

  • Equipamiento x-play
  • Inserción cromada en el pomo de cambio
  • Salpicadero y consola central en negro piano
  • Carrocería bicolor
  • Llantas de 15 pulgadas x-cite

Toyota Aygo x-clusiv

x-clusiv

  • Equipamiento x-cite
  • Encendido automático luces de cruce
  • Climatizador automático
  • Llantas de 15 pulgadas x-clusiv
  • Plata pulida en detalles

Precios Toyota Aygo

Toyota Aygo 1.0 69 CV x-clusiv

Motor Cambio Acabado Precio 5p Precio 3p
1.0 VVT-i 69 CV Manual 5v x-play 9.850 euros 9.550 euros
1.0 VVT-i 69 CV x-shift 5v x-play 10.300 euros 10.000 euros
1.0 VVT-i 69 CV Manual 5v x-cite 10.850 euros -
1.0 VVT-i 69 CV x-shift 5v x-cite 11.300 euros -
1.0 VVT-i 69 CV Manual 5v x-clusiv 10.850 euros -
1.0 VVT-i 69 CV x-shift 5v x-clusiv 11.300 euros -

Todos los precios reflejados están sometidos a descuentos de la marca y PIVE 8. La transmisión “x-shift” corresponde a la caja de cambios manual automatizada de cinco velocidades de Toyota.

Opinión del editor

Toyota Aygo 1.0 69 CV
  • Valoración del editor

  • Puntuación 3 estrellas
9.550 a 11.300

    • Toyota Aygo 1.0 69 CV
    • Reseña de:
    • Publicado el:
    • Última modificación: 8 de abril de 2016
    • Diseño exterior
      Editor: 80%
    • Diseño habitáculo
      Editor: 85%
    • Plazas delanteras
      Editor: 85%
    • Plazas traseras
      Editor: 75%
    • Maletero
      Editor: 65%
    • Mecánica
      Editor: 70%
    • Consumos
      Editor: 80%
    • Confort
      Editor: 80%
    • Precio
      Editor: 80%

    Resumen: El nuevo Toyota Aygo se renueva por completo mejorando tanto por fuera como por dentro. Su estética, arriesgada y desenfadada, es su mejor carta de presentación en un segmento donde el diseño lo es todo.

    Pros

    • Estética atrevida
    • Equipamiento
    • Mejor comportamiento

    Contras

    • Motor
    • Maletero
    • Espacio plazas traseras

    Fotos Toyota Aygo 1.0 69 CV x-clusiv

    ¿Cuánto vale tu coche?
    ¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
    Tasar coche GRATISTasar y vender coche
    Te puede interesar

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *