Prueba Toyota Aygo X Cross 1.0 72 CV Play

Prueba Toyota Aygo X Cross

Durante estos últimos siete días hemos estado probando el Toyota Aygo X Cross. Un pequeño urbano con tintes de crossover, repleto de tecnología enfocada a la seguridad. Algo a lo que nos tiene acostumbrados la marca japonesa, que colma sus modelos con todo tipo de ayudas a la conducción, incluso en los acabados más básicos.

Sin ir más lejos, el coche que probamos es el modelo de entrada denominado Play, con la caja de cambios manual. Ésta última, asociada al único motor disponible: el 70 gasolina, que es un pequeño tricilíndrico de 1.0 litro con 72 CV. La otra opción es montar la caja de cambios automática CVT desembolsando 1.350 euros más, que en el apartado correspondiente también comentaremos porque es una opción interesante.

Combinar un urbano del segmento A, que se suele abaratar con recortes en equipamiento básico, con semejante arsenal de tecnología de seguridad, da como resultado un coche lleno de contrastes. Tanto es así, que en las plazas delanteras se nota claramente que es un modelo de 2022, pero si nos cambiamos a las traseras parece que estamos en los años 90 del siglo XX. Ya desde fuera se puede notar si te fijas bien.

Diseño exterior del Toyota Aygo X Cross

Prueba Toyota Aygo frontal

El Toyota Aygo X Cross mide 3,70 metros de largo, 1,74 metros de ancho, 1,51 metros de alto y tiene una batalla de 2,43 metros. Es decir, encontrar aparcamiento con este coche será realmente fácil, porque esos 30 cm menos que muchos coches del Segmento B se notan y mucho.

Estas proporciones, sumadas al diseño de Aygo X Cross dan como resultado un coche original y atractivo. Especialmente porque esa batalla larga en un coche tan pequeño, ese morro alto y unas ventanas algo estrechas le dan un aspecto muy parecido al concept que presentaron a principios de 2021.

En el morro destaca la ausencia de una parrilla superior, como ocurre en el resto de modelos de Toyota. Por lo tanto, toda la ventilación del motor entra por la gran calandra inferior, que en este modelo básico tiene un marco negro de plástico mate. El mismo material han utilizado para esos pasos de rueda que le confieren el aspecto crossover que mencionamos antes.

Prueba Toyota Aygo X Cross trasera

En el lateral se aprecia una hendidura que sale desde la parte baja de la carrocería y se extiende en diagonal hacia el tirador de las puertas traseras. Lo que le da un aspecto más dinámico, aunque el motor no vaya en sintonía con ello. En las afiladas ventanillas traseras es donde se aprecia un pequeño detalle que evidencia la falta de elevalunas (ni manual, ni eléctrico): el pequeño círculo negro de la apertura tipo compás, que solo deja una pequeña rendija lateral al abrirlo.

Ya en la trasera destacan los grandes grupos ópticos y la superficie acristalada, que cubre mucho más que la luneta trasera, para darle un aspecto brillante a todo el portón en color negro. En la parte baja nos encontramos de nuevo con el mismo plástico negro que los pasos de rueda y la ausencia de un tubo de escape que asome de forma evidente. Aunque recordamos que es un motor gasolina sin más, con la consiguiente pegatina C de color verde.

Un interior sencillo el de este Toyota Aygo X Cross

Prueba Toyota Aygo X Cross interior

Si pasamos al interior del Aygo X Cross, lo primero que llama la atención no es ni el volante, ni el cuadro de instrumentos. La pantalla central táctil, enmarcada por un óvalo, es la que se lleva todo el protagonismo diferenciándolo mucho de otros modelos de la competencia.

El resultado es un interior muy sencillo. Solo quedan fuera de este ovoide una toma de 12V, otra tipo USB y los controles del aire acondicionado convencionales. Si hiciésemos vídeo de este coche, aquí sonaría una campana acompañada de una flecha verde apuntando hacia arriba, por su fácil manejo sin desviar la atención de la carretera.

Prueba Toyota Aygo cuadro instrumentos

Por otro lado, en la instrumentación la flecha sería de color rojo apuntando hacia abajo, para dejar claro que es un punto mejorable. En el Aygo X Cross es extremadamente escueta en tamaño e información. Se trata de un solo círculo que indica la velocidad en la parte superior, con una pequeña pantalla superpuesta que indica los datos del ordenador de abordo. Carece de indicador de temperatura y el cuentarrevoluciones funciona con unas tremendamente imprecisas luces que se encienden en tramos de 500 rpm.

Ayudas a la conducción de sobra para un urbano

Esta sencillez desaparece al mirar el volante debido a la gran cantidad de ayudas a la conducción que mencionamos al principio. Para controlarlas, lleva más de 10 botones a cada lado. Aunque es fácil acostumbrarse a ellos y su manejo es sencillo. Además, el volante tiene un acabado en símil de cuero agradable al tacto.

Prueba Toyota Aygo X Cross salpicadero

Las ayudas a la conducción que tiene el Aygo X Cross útiles en ciudad son: la siempre práctica cámara de visión trasera, el sistema de precolisión con detector de peatones y ciclistas, el avisador frenado de emergencia (que avisa en demasiadas ocasiones a veces) y el asistente de arranque en pendiente. Y ya si se quiere salir a carretera, serán útiles las ayudas como: el reconocimiento de señales de tráfico, el control de luces de carretera, la alerta de pérdida de atención del conductor y la asistencia de cambio de carril.

Los materiales usados para todo son de calidad escasa y dejan claro que es uno de esos detalles que las marcas suelen descuidar en los coches del Segmento A. Aun así, hay que reconocer que todo está bien ensamblado, sin defectos a la vista que estropeen la visión de conjunto. Además, existen algunos extras de personalización como molduras en color rojo, si el diseño básico es demasiado soso para el propietario.

El espacio en las plazas delanteras es suficiente para personas de talla grande, tanto en altura como en anchura. Aunque si ambos ocupantes son grandes el espacio entre ellos será escaso, como es habitual en los urbanos.

Segunda fila de asientos del Aygo X Cross

Prueba Toyota Aygo X Cross asientos traseros

Si pasamos a las plazas traseras, volvemos a notar ese ahorro, ya no solo en la apertura de ventana tipo compás, sino en el propio peso de la puerta. Parece pesar apenas un par de kilos cuando tiramos de ella, tanto por su composición sin guarnecidos interiores, como por su pequeño tamaño. Esto último un inconveniente que deja un acceso un poco incómodo, comparado con coches del segmento inmediatamente superior.

Una vez dentro el espacio para las piernas es muy limitado. Con el asiento del conductor reglado para mí (mido 1,86 metros), no quepo en la parte trasera por mucho. Detrás de mí solo cabría una persona de apenas 1,60 metros. Hemos hecho la prueba con otras personas y el habitáculo deja espacio justo para 1,74 metros delante y 1,74 metros detrás aproximadamente. Si se quiere transportar un bebé en su silla, el asiento del copiloto justo delante solo puede admitir una persona de hasta 1,68 metros aproximadamente.

Prueba Toyota Aygo X Cross maletero

En cuanto al maletero, lógicamente no puede ser generoso en un coche de 3,70 metros de largo. Cubica 231 litros, es decir, lo necesario para un par de maletas de cabina de avión y algunos bultos pequeños más. Está por debajo de un Hyundai i10 (252 l) o un Kia Picanto (255 l), ligeramente por encima de un Fiat Panda (225 l) y muy por encima de un Fiat 500 (185 l). Así que se encuentra cerca de la media de su segmento.

Al volante del Toyota Aygo X Cross

Si ponemos en marcha con el Aygo X Cross, en seguida se deja notar el motor tricilíndrico de 1.0 litro por las pequeñas vibraciones que genera. Aunque está absolutamente dentro de lo razonable e incluso se puede decir que sigue siendo un motor silencioso dentro de su categoría.

Prueba Toyota Aygo X Cross conducción

Lo que no se pueden esperar son unas buenas capacidades, tanto por sus 72 CV como por sus 93 Nm de par máximo. Aunque no importan tanto estas cifras como el hecho de ser un motor atmosférico, que por lo tanto empuja con todo su poder desde muy tarde en el cuentarrevoluciones. En concreto en este modelo es cuando llegamos a unas altísimas 4.400 rpm, para que además no sea gran cosa lo que es capaz de empujar.

Por este motivo, es un coche que recomendamos si su uso va a ser casi por completo urbano. Si se saca por carreteras de doble sentido puedes olvidarte de adelantamientos solventes y seguros si toca algún camión lento, tractor o los frecuentes ciclistas en muchas carreteras españolas.

Consumos

Consumo Toyota Aygo X Cross

En lo que sí se pueden esperar buenos resultados, y de hecho los consigue, es en el apartado de los consumos. Es más, en ciudad es fácil estar cerca de los 5,2 l/100 km, en carretera en unos 4 l/100 km pero, lo que es más sorprendente, en autopista se conforma con solo 4,8 l/100 km. Unos gastos de los que presumir en ciudad y vías lentas, por no tener ningún tipo de ayuda eléctrica, pero incluso más en vías rápidas, por conseguirlo a pesar de ir por encima de las 3.600 rpm para mantener los 120 km/h.

A estos consumos contribuyen: la puesta a punto del motor, enfocada claramente al ahorro de combustible, y por supuesto los 1.015 kg que pesa el Toyota Aygo X Cross. Esto último, junto con la dirección blanda, logra que se sienta muy ágil para circular entre el tráfico, aunque no sea un coche pensado para jugar entre curvas.

Conclusiones

Toyota Aygo X Cross

El Toyota Aygo X Cross es un coche perfecto para el que busque facilidad de aparcamiento y muchas ayudas a la conducción. Aunque hay que reconocer que algunas de ellas se aprovechan más en coches más pensados para carretera. Es ágil y fácil de conducir, aunque esto último se completaría con el cambio automático CVT que mencionamos al principio, con el que ya te puedes olvidar del embrague en trayectos llenos de semáforos y atascos.

En el otro lado de la moneda están los detalles propios del Segmento A, como las ventanillas traseras con apertura tipo compás, que puede ser un poco claustrofóbico para algunas personas, los plásticos duros por todos lados y elevalunas eléctricos delante pero sin función de un solo clic.

La versión básica que hemos probado parte de los 14.500 euros que, a pesar de los defectos mencionados, se justifican por la dotación tecnológica en seguridad que incluye de serie. Al menos teniendo en cuenta que los precios de los coches se han disparado últimamente. Si se quiere con cambio automático hay que pagar una factura de 15.850 euros. El acabado más alto llamado Chic parte de los 17.250 euros.

Equipamientos Toyota Aygo X Cross

Prueba Toyota Aygo X

Play

  • Carcasas de los retrovisores en color de la carrocería
  • Faros antiniebla delanteros y traseros
  • Llantas de 17 pulgadas
  • Luces diurnas tipo LED
  • Pilotos traseros de LED
  • Anclajes Isofix
  • Retrovisores exteriores de ajuste eléctrico
  • Volante multifunción de cuero
  • Asientos traseros divisibles y plegables
  • Cámara de marcha atrás
  • Climatizador manual
  • Elevalunas eléctricos delanteros
  • Sensor de luz
  • Asistente de cambio involuntario de carril con control de trayectoria
  • Limitador de velocidad
  • Asistente de mantenimiento de carril
  • Reconocimiento de señales de tráfico
  • Frenada de emergencia con detección de peatones y ciclistas
  • Control de crucero adaptativo
  • Luces largas automáticas
  • Compativilidad con Apple CarPlay y Android Auto
  • MyToyota
  • Pantalla multifunción TFT a color
  • Radio Digital DAB
  • Pantalla multimedia Toyota Touch 2 de 7 pulgadas

Like (añade)

  • Molduras decorativas
  • Cristales traseros oscurecidos
  • Carrocería bicolor
  • Faros delanteros de LED
  • Llantas de 18 pulgadas en negro
  • Personalización interior en color de la carrocería
  • Retrovisores exteriores eléctricos con calefacción
  • Tapicería negra con costuras en color de la carrocería
  • Climatizador automático
  • Sensor de lluvia
  • Sistema multimedia Toyota Touch 2 de 8 pulgadas

Chic (añade)

  • Llantas de 18 pulgadas mecanizadas
  • Iluminación interior de maletero
  • Tapicería de cuero parcial con costuras en beige
  • Navegador con actualizaciones online
  • Servicios de conectividad remota
  • Cargador inalámbrico para smartphones
  • Apple CarPlay y Android Auto inalámbricos
  • Multimedia Toyota Smart Connect de 9 pulgadas

Precios Toyota Aygo X Cross

Prueba Toyota Aygo X Cross paragolpes

Motor Cambio Acabado Precio
Motor Cambio Acabado Precio
1.0 72 CV Manual Play 14.500 €
1.0 72 CV Manual Like 15.550 €
1.0 72 CV Manual Chic 17.250 €
1.0 72 CV CVT Play 15.850 €
1.0 72 CV CVT Like 16.850 €
1.0 72 CV CVT Chic 18.600 €
Precios oficiales extraídos del configurador de Toyota.

Opinión del editor

Toyota Aygo Cross
  • Valoración del editor
  • Puntuación 3.5 estrellas
14.500 a 18.600
  • 60%

  • Toyota Aygo Cross
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 23 de noviembre de 2022
  • Diseño exterior
    Editor: 80%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 60%
  • Plazas delanteras
    Editor: 75%
  • Plazas traseras
    Editor: 55%
  • Maletero
    Editor: 65%
  • Mecánica
    Editor: 70%
  • Consumos
    Editor: 90%
  • Confort
    Editor: 75%
  • Precio
    Editor: 75%

Pros

  • Consumos muy ajustados
  • Agilidad en ciudad
  • Alta dotación de seguridad de serie

Contras

  • Plazas traseras poco prácticas
  • Mala solvencia en vías rápidas
  • Materiales duros en el interior

Galería Toyota Aygo X Cross


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.