Prueba Volkswagen Golf 2.0 TDI 150 CV Sport, ¿sigue siendo el rey?

Prueba Volkswagen Golf TDI

Los tres mercados tradicionales a nivel europeo siempre han sido los utilitarios del segmento B, los compactos del segmento C y las berlinas medias del segmento D. Con el tremendo auge de los SUV las berlinas han caído en picado, mientras que los otros dos se mantienen estables. En España, entre los coches de los segmentos B y C se reparten prácticamente un tercio de las ventas totales. Hoy probamos el que durante muchos años ha sido el rey de los compactos, el Volkswagen Golf.

Y es que el Volkswagen Golf lleva más de cuatro décadas siendo uno de los modelos más populares en el Viejo Continente desde que debutara su primera generación en los años 70, y además es uno de los coches más vendidos en todo el planeta desde los inicios del automóvil. Tradicionalmente, este modelo alemán nunca ha sido el mejor en ninguno de sus aspectos, pero ha sido muy bueno en todos ellos. Vamos a comprobar si a día de hoy esto se mantiene con este Volkswagen Golf TDI de 150 CV y acabado Sport. Acompáñanos.

Cabe decir, antes de iniciar a fondo la prueba del Golf, que el segmento de los compactos es probablemente el más polivalente. Los coches del segmento C suelen disfrutar de unas calidades bastante aceptables, sus dimensiones y capacidad de maletero lo hacen apto tanto para la vida diaria en la ciudad como para el típico viaje vacacional de verano, el confort de marcha es bueno y el consumo de combustible no es elevado. Aunque no es la mejor categoría para ningún tipo de uso, cumple de forma aceptable en todas las situaciones. Por esto, el segmento C es uno de mis favoritos.

Si algo funciona, no lo cambies…, ¿en década y media?

Prueba Volkswagen Golf TDI

El diseño del Volkswagen Golf, tanto interior como exterior, siempre ha sido bastante conservador. Nunca ha destacado por arriesgar, por ser especialmente bello o por transmitir sensaciones con su estética. Sin embargo, siempre ha sabido “caer bien” a la mayoría del público. Si preguntas, poca gente te dirá que le enamora, pero también serán muy pocos los que te digan que les parece poco agradable.

Lo que es innegable es la falta de innovación en estética, pues las bases de nuestro protagonista de hoy, el restyling de la séptima generación, cambian poco respecto a las de la quinta generación, la cual llegaba al mercado allá por el año 2003, hace 14 años. Viendo el punto de vista de Volkswagen, como se suele decir, “si algo funciona correctamente, no lo cambies”. Parece que esta expresión la llevan grabada a fuego en el departamento de diseño de la firma alemana.

Prueba Volkswagen Golf TDI

Los cambios introducidos en esta actualización en mitad del ciclo de vida son breves. Unas formas ligeramente diferentes en el paragolpes frontal y ópticas de luces delanteras rediseñadas que en nuestro caso son de LED (antes eran de xenón). Como es habitual, el logo de la marca preside el frontal y se añaden dos lamas completamente horizontales y acabadas en cromado, una a la altura de los faros y otra más abajo, justo encima de la toma de aire inferior.

En el costado de este Volkswagen Golf nos encontramos con la línea de diseño habitual del modelo desde la antes citada quinta generación. Las llantas, que son opcionales, son de 18 pulgadas y su diseño es de cinco radios dobles. Personalmente creo que le sientan bastante bien, pues combinan un punto de deportividad con otro de elegancia.

Prueba Volkswagen Golf TDI

Y en la zaga más de lo mismo: líneas horizontales y diseño muy conservador. Los pilotos también recurren ahora a la iluminación de LED consiguiendo una forma más trabajada cuando se encuentran activados. El paragolpes cambia tímidamente y en la parte baja aparece un “difusor” con un juego de cromados que pretende simular dos salidas de escape, una a cada lado, pero que simplemente son eso, una simulación, pues no son escapes reales. Las colas se encuentran por dentro del paragolpes y apuntan hacia el suelo quedando totalmente camufladas.

Bienvenido, Digital Cockpit

Prueba Volkswagen Golf TDI

Visto el diseño exterior, espero que no creyeras encontrar una revolución estética en su habitáculo. Pocos cambios respecto al modelo predecesor. Como siempre en los coches alemanes, y más aún dentro del Grupo Volkswagen, encontramos un diseño horizontal y con todo bastante a mano, en una ubicación lógica. También tenemos diversos huecos portaobjetos donde vaciar nuestros bolsillos y colocar refrescos o botellas de agua; incluso tenemos un práctico compartimento bajo el asiento del conductor.

La principal mejora del Volkswagen Golf actualizado respecto a su predecesor es, sin duda, la introducción del cuadro de instrumentos digital. Es cierto, no es un elemento barato y si un día se avería nos acordaremos y mucho de él, pero la versatilidad a la hora de mostrar múltiples informaciones, sus posibilidades de configuración, su fluidez y la definición de la pantalla nos han convencido, tanto en este Golf como en otros modelos del Grupo en los que lo hemos probado. También se ha mejorado la fluidez, tacto y manejo de la pantalla central del salpicadero.

Prueba Volkswagen Golf TDI

Si no dudamos de que el cuadro de instrumentos sea la mejor novedad de este restyling, tampoco dudamos a la hora de decir que la amplia superficie en negro piano es todo un error. Tanto en este coche, como en todos los demás del mercado que abusan de este plástico negro brillante, repetimos lo mismo. Queda bonito únicamente cuando está limpio – si consigues limpiarlo por completo –, pero en cuanto pasan unos minutos aparecen huellas y polvo por todas partes; por lo que no nos parece una solución muy práctica. Además, tiende a rayarse con facilidad.

Respecto a las calidades de los interiores, no podemos poner ni una queja a Volkswagen. El tacto es muy bueno en todos los elementos y mandos que más solemos tocar, bien sea el propio volante, la pantalla, los mandos del clima o la botonería de los elevalunas. En este sentido, transmite mucha calidad. Cierto es que hay piezas más duras, donde menos solemos tocar, pero los ajustes siguen siendo buenos. El Golf está por encima de la media en este sentido, aunque algunos rivales empiezan a acercarse.

Con nota, pero sin destacar

Prueba Volkswagen Golf TDI

Las dimensiones exteriores del Volkswagen Golf son 4,26 metros de largo, 1,79 de ancho y 1,49 de alto; ofreciendo una distancia entre ejes de 2,62 metros. Estas cotas exteriores lo sitúan más o menos en la media del segmento C, por lo que su habitabilidad interior y espacio de carga también se encontrará aproximadamente en la mitad de la tabla.

Dejamos a un lado el diseño y nos centramos en la verdadera practicidad del habitáculo. En las plazas delanteras del compacto alemán no tendremos problemas de espacio, aceptando amplias regulaciones en los asientos (manuales en este caso) y también en el volante, con reglajes en altura y profundidad. Además, los asientos de esta unidad tapizados en piel vuelta son cómodos y tienen la sujeción lateral apropiada para cuando decidimos incrementar el ritmo por carreteras de curvas.

Prueba Volkswagen Golf TDI

Si nos pasamos a la segunda fila de asientos nos encontramos con unas plazas laterales correctas. En este sentido cuatro personas cercanas al 1,80 de altura podrán viajar sin pasar apuros y sin llegar a rozar con las piernas en el asiento delantero ni con la cabeza en el techo. No por ello significa que sea el mejor de la categoría, pues se encuentra más bien en la zona media.

Si queremos viajar con un quinto ocupante lo tenemos más complicado, pues las plazas laterales tienen cierta forma para tratar de sujetar y adaptarse un poco más al cuerpo, quedando la central más elevada, dura y estrecha. Además, el túnel de transmisión es muy grande e incomoda y dificulta la colocación de los pies para los ocupantes.

Prueba Volkswagen Golf TDI

Al igual que estamos viendo en prácticamente toda la descripción del interior del Golf, en el maletero tampoco será especialmente amplio, pero no por ello pequeño. El maletero cubica una capacidad de 380 litros, pasando a 1.270 litros si abatimos la segunda fila de asientos. Tenemos suelo a doble altura, unas formas cúbicas y una boca de carga gruesa y algo elevada respecto al piso.

Gama mecánica Volkswagen Golf

Prueba Volkswagen Golf TDI

La gama “normal” del Volkswagen Golf ofrece potencias de entre 110 y 150 CV, y decimos normal porque también existen variantes GTE (híbrido enchufable), e-Golf (100 % eléctrico), GTI, GTD y R; aunque éstas son los menos habituales.

En la familia de motores de gasolina tenemos un 1.0 TSI de tres cilindros que desarrolla 110 CV, un 1.4 TSI con 125 CV a pleno rendimiento y un 1.5 TSI Evo de 150 CV. Estos dos últimos son de cuatro cilindros y, además, el nuevo 1.5 desactiva automáticamente y de forma imperceptible dos de ellos en condiciones de baja demanda para ahorrar combustible. Las tres mecánicas están disponibles con transmisiones manuales de 6 velocidades y cambios DSG de doble embrague con 7 relaciones.

La gama diésel está compuesta por un bloque 1.6 TDI de 115 CV, de serie con caja manual de 5 velocidades y opcionalmente DSG de 7; y un 2.0 TDI de 150 con caja de cambios manual de 6 marchas y DSG de 7 en opción. En nuestro caso, probamos el 2.0 TDI con el cambio manual.

Motor 2.0 TDI 150 CV

Prueba Volkswagen Golf TDI

Este motor es ya un veterano dentro de la marca Volkswagen y también dentro del grupo, utilizándose en una buena parte de modelos de VAG. Además, tiene varias variantes, probando en este caso la versión de 150 CV. Se trata de un tetracilíndrico turbodiésel con inyección directa de combustible por rail común. Cuenta con turbo de geometría variable, 16 válvulas y, por supuesto, intercooler. Desarrolla una potencia de 150 CV a 3.500 rpm y un par máximo de 340 Nm (que está bastante bien) entre 1.750 y 3.000 vueltas. Su consumo mixto homologado es de 4,3 l/100 km.

Arrancamos

Prueba Volkswagen Golf TDI

Llega el momento de afrontar la prueba dinámica y ver qué tal se comporta el Volkswagen Golf, así que vamos allá. Arrancamos en frio y el motor TDI de 2 litros con 150 CV cobra vida. Nos percataremos de ello, pues a ralentí y en frío los TDI del gigante alemán suelen hacerse notar en el habitáculo, aunque no por vibraciones, sino por ruido. Una vez toma temperatura se suaviza, aunque en fuertes aceleraciones o a regímenes altos su sonido sigue llegando al interior.

Por lo demás, resulta un motor con ciertos aires deportivos. Por debajo de 1.500 rpm no tiene un gran empuje, pero a partir de ahí empieza a ganar fuerza para transmitir explosividad una vez supera las 2.500 rpm aproximadamente. Es por esto que nos parece algo deportivo, por su patada en ese régimen medio que realmente puede dejar sorprendido a más de uno.

Prueba Volkswagen Golf TDI

Nos recuerda, en este sentido, a motores diésel sobrealimentados más antiguos, como al 1.9 TDI de la cuarta generación del Golf, por ejemplo. Eso sí, poco más que ruido ganaremos si tratamos de estirarlo hasta regímenes próximos a la zona roja del tacómetro. Como decíamos, su “zona buena” es el medio régimen.

Y ya que hemos llegado a esta parte del motor, os diré que además de su explosividad también destacará por consumos. El Volkswagen Golf 2.0 TDI de 150 CV se conforma con poco combustible y tampoco es excesivamente sensible al tipo de uso. En recorridos urbanos y realizando una conducción totalmente normal rondaremos los 6 litros, mientras que en viajes por autopista al máximo legal quedará algo por debajo de los 5. Al final de nuestra prueba, con casi 1.000 km recorridos, el Digital Cockpit marcaba un consumo medio de 5,2 l/100 km.

Prueba Volkswagen Golf TDI

Y ahora dejamos a un lado su motor para hablar de cómo se siente en vías urbanas, cómo se desenvuelve en carreteras donde abundan las curvas y cómo responde ante un viaje por vías rápidas. En ciudad se muestra relativamente ágil, no tanto como el Polo, pero se defiende bien. Con los sensores de proximidad y la cámara de marcha atrás las maniobras estrechas serán pan comido. Además, y a pesar de sus llantas de 18 pulgadas con neumáticos de perfil bajo, la suspensión no responde de forma seca ante los resaltos o alcantarillas que nos encontramos, filtrando de forma correcta.

En carreteras reviradas se muestra cómodo, estable y transmite buenas sensaciones a ritmos normales. Nuestra unidad no tiene el control de chasis dinámico, pero si queremos incrementar el ritmo podemos seleccionar el modo Sport para así tener más peso en la dirección y una respuesta más viva del acelerador. Al límite es subvirador, pero para llegar a ese punto habremos superado los márgenes legales y también los de la lógica. Los recorridos del cambio ayudan, pues aunque no son muy breves, tampoco pecan de ser demasiado largos.

Prueba Volkswagen Golf TDI

Y si salimos a vías rápidas nos encontramos con un coche muy apto para realizar largas tiradas de kilómetros de forma cómoda y sin gastar demasiado combustible. La suspensión filtra bien las irregularidades que podamos encontrar en el asfalto y la insonorización aerodinámica es buena, penetrando solo y tímidamente el ruido de rodadura por unos neumáticos algo grandes (y el del motor en fuertes aceleraciones). Vuelvo a recalcar que los asientos ayudan bastante en este apartado de confort.

Conclusiones

Prueba Volkswagen Golf TDI

Si alguna vez has conducido un Volkswagen Golf de quinta o sexta generación, seguro que todo lo anterior te ha resultado bastante familiar. El Golf es un coche muy completo que, pese a no destacar especialmente en nada, lo hace todo bastante bien. Por ello se ha ganado su fama en estos más de cuarenta años, y no nos extraña en absoluto que los del “coche del pueblo” no quieran variar demasiado su receta.

Ahora viene la parte más discutible del modelo alemán: su precio. El Volkswagen Golf es un buen producto y la sensación de calidad que transmite está por encima de sus rivales “generalistas”; pero su precio también es notablemente superior. ¿Realmente merece la pena pagar ese extra por el coche más completo de la categoría o simplemente vive de la fama y han aprovechado para inflar su precio?

Prueba Volkswagen Golf TDI

No creo ni una cosa ni la otra, pero sí debo puntualizar que, en materia de calidades ya no es tan superior a sus hermanos de grupo como el Seat León o el Skoda Octavia; no porque haya empeorado, sino porque los otros dos han mejorado. Si te decantas por el compacto español puedes ahorrarte unos euros a igualdad de equipamiento (aunque no ofrece todo lo que el Golf, el cuadro de instrumentos digital, por ejemplo) o gastarte la misma cantidad con un mayor equipamiento. Si apuestas por el checo, tendrás un coche muy bien resuelto y con una habitabilidad y maletero notablemente mayor.

Al final es el comprador quien realmente elige qué peso cae hacia cada lado de la balanza. Como ya hemos afirmado, el Golf nos parece un producto muy redondo y con unas calidades superiores a las del resto de la competencia generalista en este segmento C, pero dependerá de ti y de tus preferencias si merece la pena esa inversión extra a favor de este compacto alemán. De todos modos, el pueblo habla y actualmente está entre los cinco coches más vendidos en España en lo que llevamos de año.

Equipamiento Volkswagen Golf

Prueba Volkswagen Golf TDI

Edition

  • Front asisst con detección de peatones
  • Volante multifunción de cuero
  • Radio “Composition Media” de 8 pulgadas
  • App Connect
  • Retrovisores con ajuste eléctrico y térmico
  • Carcasas de los retrovisores y manecillas de las puertas en color de la carrocería
  • Antinieblas delanteros con función luz de giro
  • Sistema “Pre-Crash”
  • Luces delanteras diurnas
  • 3 reposacabezas traseros
  • 8 altavoces
  • Ordenador de a bordo

Advance

  • Tempomat
  • Lunas traseras oscurecidas
  • Pantalla multifunción Premium
  • Paquete Luz y Vision
  • Park Pilot
  • Retrovisores abatibles

Sport

  • ACC (control de crucero adaptativo)
  • Llantas de aleación el 17 pulgadas
  • Faros delanteros de LED
  • Iluminación ambiental
  • Suspensión deportiva
  • Asientos confort-sport
  • Volkswagen Digital Cockpit

Sport R-Line

  • Paquete R-Line con parachoques y taloneras laterales
  • Llantas de aleación con diseño exclusivo en 17 pulgadas

Precios Volkswagen Golf

Prueba Volkswagen Golf TDI

Motor Cambio Acabado Precio
Motor Cambio Acabado Precio
1.0 TSI 110 CV Manual 6v Edition 20.155 €
1.6 TDI 115 CV Manual 5v Edition 23.045 €
1.0 TSI 110 CV Manual 6v Advance 21.875 €
1.0 TSI 110 CV DSG 7v Advance 23.715 €
1.4 TSI 125 CV Manual 6v Advance 22.575 €
1.4 TSI 125 CV DSG 7v Advance 24.435 €
1.6 TDI 115 CV Manual 5v Advance 24.475 €
1.6 TDI 115 CV DSG 7v Advance 26.615 €
2.0 TDI 150 CV Manual 6v Advance 26.385 €
2.0 TDI 150 CV DSG 7v Advance 28.055 €
1.5 TSI Evo 150 CV Manual 6v Sport 27.995 €
1.5 TSI Evo 150 CV DSG 7v Sport 29.835 €
1.6 TDI 115 CV Manual 5v Sport 27.615 €
1.6 TDI 115 CV DSG 7v Sport 29.475 €
2.0 TDI 150 CV Manual 6v Sport 29.215 €
2.0 TDI 150 CV DSG 7v Sport 30.965 €

Opinión del editor

Volkswagen Golf 2.0 TDI 150 CV
  • Valoración del editor

  • Puntuación 4.5 estrellas
20.155 a 30.965

    • Volkswagen Golf 2.0 TDI 150 CV
    • Reseña de:
    • Publicado el:
    • Última modificación: 8 de noviembre de 2017
    • Diseño exterior
      Editor: 60%
    • Diseño habitáculo
      Editor: 80%
    • Plazas delanteras
      Editor: 75%
    • Plazas traseras
      Editor: 75%
    • Maletero
      Editor: 70%
    • Mecánica
      Editor: 80%
    • Consumos
      Editor: 90%
    • Confort
      Editor: 85%
    • Precio
      Editor: 50%

    Resumen: Probamos la actualización del rey del segmento C, el Volkswagen Golf 2017, en su versión 2.0 TDI de 150 CV con cambio manual de seis velocidades y asociado al acabado Sport.

    Pros

    • Calidad de acabados
    • Empuje del motor
    • Consumos

    Contras

    • Precio
    • Rumorosidad motor diésel
    • Diseño poco atrevido

    Galería de imágenes Volkswagen Golf

    ¿Necesitas peritar un coche?
    ¿Vas a comprar un coche y necesitas saber su estado? Para comprar tu nuevo coche con total garantía tienes que peritar tu coche con nosotros ¡A que esperas!
    Peritar coche al mejor precio
    Te puede interesar

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *