Prueba Volkswagen Passat 2.0 TDI 150 CV, el baremo de las berlinas

Prueba Volkswagen Passat 2.0 TDI 150 CV

El Volkswagen Passat se encuentra ya en su octava generación, con la que reafirmar su posición de liderazgo en el mercado europeo, donde es uno de los modelos más vendidos. Además, podemos considerar al Volkswagen Passat la referencia del segmento, al igual que el Golf lo es entre los compactos de segmento C. Es el objetivo de todos los fabricantes, un modelo que queda a medio camino entre los generalistas y los premium, que destaca por su buen equilibrio en todas las facetas. Es sin, duda uno de los coches más deseados, siendo para muchos conductores un triunfo automovilístico, un vehículo aspiracional incluso.

Todos esos son motivos suficientes para que en ActualidadMotor hayamos decidido hacer una prueba de la última generación del Volkswagen Passat. Como no podía ser de otra forma, nos hemos decantado por la combinación más exitosa: carrocería sedán de cuatro puertas y motor 2.0 TDI diésel de 150 caballos asociado a cambio manual de seis velocidades. El nivel de acabado es el más alto de la gama, Sport.

Evolución sigilosa

Prueba Volkswagen Passat 2.0 TDI 150 CV

Si miramos al Volkswagen Passat desde un punto de vista amplio, su evolución es brutal, pero si estrechamos el cerco nos encontraremos con que es un modelo continuísta. Exceptuando las generaciones que ciertamente eran restyling profundos, el Passat siempre ha destacado por su constante evolución tecnológica, y este Volkswagen Passat B8 no es una excepción. Ahora bien, ya sabemos que en el apartado estético Volkswagen es conservadora.

Los diseños de los alemanes tienen como objetivo gustar a todos, y realmente lo hacen. A algunos les gusta mucho, a otros les agrada, a otros ni fu ni fa, pero pocos son los que tildan algún Volkswagen de feo. Esa poca valentía hace que el Passat siempre sea un coche continuísta, como lo es esta nueva generación. Su frontal se desmarca algo más, con una mirada afilada y unos atractivos (y efectivos) faros LED en los acabados más altos, pero la zaga es tan sumamente continuísta que habrá quien pueda llegar a confundirlo con el modelo de generación anterior.

Un interior elegante, con detalles a mejorar

Volkswagen Passat 2015 salpicadero

El interior es uno de los puntos del nuevo Volkswagen Passat que más me gustan. Me parece uno de los más elegantes del mercado y lo consiguen con elementos muy sencillos como un reloj analógico o la unión de los conductos de aireación en la zona del copiloto mediante un elemento decorativo que parece ser un aireador tremendamente alargado. La calidad de materiales y ajustes está fuera de toda duda y nuevamente el Passat servirá de baremo en este aspecto.

Pero hay un detalle que no me gusta, y que creo que es un problema de identidad de marca. El interior huele a Skoda y a SEAT. El Grupo Volkswagen se encuentra con el problema de tener demasiadas marcas con modelos similares entre sí, lo que lleva a que haya muchos componentes compartidos. Así, en el Volkswagen Passat encontramos que la consola central es casi idéntica a la de algunos SEAT y Skoda, no porque su diseño sea similar, sino porque utilizan los mismos mandos.

Volkswagen Passat virtual cockpit

El cuadro de relojes digitla es uno de los elementos más llamativos del habitáculo

Y el problema no es la calidad, porque si por el algo destaca el Grupo Volkswagen es por ofrecer buena calidad de interiores en todas sus marcas. El problema es la identidad y la imagen. Si yo me compro un Passat, que es un vehículo más caro que la media, no quiero que mis conocidos me digan que los mandos de climatización son los mismos que en un SEAT o un Skoda. Y habrá quien interprete con esos detalles que el Passat es un traje más caro para un modelo que te ofrecen otras marcas. Por otra parte, compartir elementos como el cuadro de relojes digital (acabados Sport) es una genialidad que no hace sino enfatizar un carácter más premium, al ser un elemento heredado de Audi.

Práctico y espacioso

Volkswagen Passat 2015 interior

Dejando de lado los pequeños detalles de diseño, el habitáculo del Volkswagen Passat me parece muy logrado en cuanto a huecos portaobjetos y espacio. Vaciarse los bolsillos es fácil y podemos utilizar los posavasos, el cenicero, el cofre central, la guantera, una pequeña tapa a la altura de la rodilla izquierda del conductor y los bolsillos de las cuatro puertas, que están tapizados para que no suenen los objetos que depositemos.

Las plazas delanteras hacen gala de una gran amplitud y en el acabado Sport encontramos unos atractivos asientos tapizados en cuero y Alcantara. Lucen un diseño deportivo y lo cierto es que sujetan bastante bien el cuerpo. Ambos ofrecen regulación en altura y calefacción de serie en este acabado y el de conductor recibe la denominación ergoConfort, con reglaje lumbar y ajuste del respaldo eléctrico, además de una banqueta extensible de ajuste manual. Son muy cómodos, así lo certifica mi cuerpo tras casi 2.500 kilómetros a bordo de este Volkswagen Passat.

Prueba Volkswagen Passat 2.0 TDI 150 CV

Las plazas traseras también destacan por una gran amplitud en todas sus cotas, siendo apreciable el espacio para las piernas. Por las formas de la banqueta y por anchura, viajarán mejor dos ocupantes, como sucede en casi cualquier coche de este segmento. Es de agradecer la climatización independiente para las plazas traseras, de serie en los acabados Advance y Sport. Todos los Passat tienes salidas de aire traseras y pueden tener los asientos calefactados atrás como opción según versiones.

El maletero ofrece un volumen muy útil de 586 litros, aunque la boca de carga queda algo alta y no está enrasada con el paragolpes. Al abrir el maletero, la portezuela se levanta automáticamente hacia arriba (no es eléctrico), lo que resulta práctico. A los laterales del maletero hay unos pequeños huecos delimitados con paneles de plástico donde poder llevar objetos que no queremos que se muevan. Bajo el suelo, encontramos una rueda de repuesto convencional con llanta de aleación idéntica al resto.

2.0 TDI de 150 CV, un motor perfecto

Prueba Volkswagen Passat 2.0 TDI 150 CV

El motor diésel 2.0 TDI de 150 caballos es el propulsor perfecto para el Volkswagen Passat, probablemente el más equilibrado en la gama diésel. El motor no resulta ruidoso, especialmente desde el interior, que hace gala de un buen aislamiento contra el ruido y las vibraciones. Todos los mandos del Volkswagen Passat ofrecen un buen tacto: los pedales, el cambio con recorridos precisos y el volante con asistencia variable en función de la velocidad.

Rápidamente nos daremos cuenta de lo confortable que resulta el Volkswagen Passat, tanto a nivel de aislamiento acústico como de suspensiones, y eso que los acabados Sport equipan llantas de 18″ de serie que hacen que el filtrado de las irregularidades sea peor. Desde el primer momento nos deja claro que se trata de todo un tragamillas, un coche ideal para recorrer kilómetros. Los cómodos asientos, el aislamiento y una suspensión que no nos maltrata son las claves de este viajero.

Prueba Volkswagen Passat 2.0 TDI 150 CV

Pero lo que más me ha gustado es el compromiso. El Volkswagen Passat es precisamente un coche de compromisos, un coche que es bueno en todo, pero que no destaca en nada sobre la media: es la clave de su éxito. Su suspensión a la vez que cómoda, contiene muy bien los balanceos de la carrocería y hace que el comportamiento dinámico del Passat sea realmente bueno en carreteras reviradas, con un subviraje que aparece cuando realmente vamos demasiado rápido. Cuando los controles actúan, no lo hacen de una forma muy intrusiva. Si nos gusta practicar una conducción dinámica, este Passat cumple las expectativas sin tener que acudir a opcionales como la suspensión adaptativa.

Continuando a nivel mecánico, el motor de 150 caballos se muestra voluntarioso y más que suficiente. Pensando con la cabeza, no es necesario un Volkswagen Passat más potente. Su 0-100 de 8,7 segundos y sus 340 Nm de par motor entre las 1.750 y 3.000 revoluciones hacen que sea un motor muy elástico. Especialmente por encima de las 4.000 vueltas a las que la potencia máxima notamos como el motor se desinfla mucho, pese a que sigue subiendo de vueltas.

Prueba Volkswagen Passat 2.0 TDI 150 CV

Por debajo de las 1.750 revoluciones notamos que la entrega de par no es tan contundente, especialmente en las salidas. Aunque el vacío no es tan acusado como en otros motores diésel, es fácil calar el coche si vamos cargados, con el aire acondicionado a máxima potencia o si estamos maniobrando en pendientes. Todos los motores del Passat están provistos de Stop & Start y en el caso de este 2.0 TDI, a la hora de pararse es prácticamente imperceptible, si bien a la hora de arrancar notamos una ligera sacudida. El sistema actúa rápido aunque no mantiene la dirección asistida cuando el motor se detiene.

De serie el freno de estacionamiento es eléctrico y añade el sistema Auto-Hold, que de estar activado frena el coche en las detenciones. El sistema funciona de forma silenciosa y rápida, a lo largo de toda la prueba el sistema ha funcionado perfectamente, algo que no sucedía en el Volkswagen Golf 2.0 TDI DSG, donde el Stop & Start y el Auto-Hold no eran del todo compatibles.

Frugal, pero un poco mentiroso

Volkswagen Passat 2.0 TDI 150 CV

En materia de consumos, el Volkswagen Passat nos sorprenderá. Hemos recorrido toda la península de norte a sur en varias etapas, siempre mostrando cifras de consumo que han oscilado entre los 4,6 y 5,0 litros en autovía y tramos más cortos de carreteras, generalmente con un ocupante y sin equipaje. Las cifras desde luego nos parecen espectaculares, así como la autonomía que podemos llegar a conseguir con el Passat, cercana a los 1.200 km en circunstancias reales.

El “problema” es que el ordenador de abordo tiene un margen de error bastante acusado. En las dos veces que hemos llenado el depósito, la diferencia entre el ordenador y los litros que entraron en el depósito fue de 0,6 litros, lo que representa una desviación importante cuando hablamos de consumos medios inferiores a cinco litros. Aún sumando esa diferencia, el Volkswagen Passat es un coche muy eficiente, aunque ya no podemos calificarlo como brillante en materia de consumos, si bien su gran eficiencia está fuera de toda duda. Por supuesto, el consumo medio homologado de 4,0 litros es inalcanzable.

Nuestro veredicto

Prueba Volkswagen Passat 2.0 TDI 150 CV

 

Llegados a este punto, es el momento de emitir el veredicto final. Tras una semana y miles de kilómetros con el Volkswagen Passat entendemos perfectamente porqué es uno de los modelos más vendidos y una de las berlinas de referencia. Es un modelo tecnológico, con un diseño moderno aunque continuísta, gran amplitud interior y un motor diésel de 150 caballos realmente interesante.

Además ofrece un equilibrio perfecto entre el confort y las prestaciones y afortunadamente en esta octava generación la dotación de serie en todos los acabados es más completa e interesante. Siendo las cuestiones de diseño algo completamente personal, el único pero que le podemos poner al Passat es un precio superior a la media. Lo que está claro es que es al ser un coche tan equilibrado, probablemente sea una de las opciones más acertadas, especialmente si somos algo indecisos. El éxito está asegurado y es justo reconocer el buen trabajo que ha hecho Volkswagen.

Equipamientos Volkswagen Passat

Edition

Volkswagen Passat Edition

  • Asientos delanteros regulables en altura
  • Reposabrazos central regulable
  • Volante de cuero multifunción
  • Guantera refrigerada
  • Retrovisores eléctricos y calefactados
  • Seis airbags
  • Detector de fatiga
  • Aire acondicionado
  • Control de crucero
  • Dirección asistida variable
  • Cuatro elevalunas eléctricos
  • Freno de estacionamiento eléctrico con Auto-Hold
  • Indicador de presión de neumáticos
  • Sensores de aparcamiento delanteros y traseros
  • Llantas de aleación de 16″
  • Faros antiniebla cornering
  • Radio CD Composition Media de 6,5″ con 8 altavoces, USB, AUX y Bluetooth

Bluemotion (añade a Edition)

Volkswagen Passat Bluemotion

  • Llantas de aleación de 16″ específicas
  • Suspensión rebajada
  • Cristales traseros tintados
  • Rueda de recambio de galleta

Advance (añade a Edition)

Volkswagen Passat Advance

  • Asientos delanteros con apoyo lumbar
  • Asiento de conductor con respaldo eléctrico
  • Reposabrazos central trasero
  • Freno de emergencia en ciudad
  • Pre-crash
  • Sensor de lluvia y luces
  • Climatizador de tres zonas
  • Espejo interior fotosensible
  • Llantas de aleación de 17″
  • Faros LED
  • Navegador

Sport (añade a Advance)

Volkswagen Passat Sport

La imagen del habitáculo no muestra el cuadro digital

  • Tapicería en Alcantara y cuero
  • Asientos delanteros calefactados
  • Espejos de plegado eléctrico
  • Control de crucero adaptativo
  • Llantas de aleación de 18″
  • Faros LED adaptativos
  • Radio CD Discover Pro de 8″ con 8 altavoces
  • Cuadro de relojes digital
  • Cámara de aparcamiento

Precios Volkswagen Passat

Prueba Volkswagen Passat 2.0 TDI 150 CV

Motor Cambio Acabado Precio berlina Precio Variant
1.4 TSI 125 CV Manual 6v Edition 26.700 € 28.390 €
1.6 TDI 120 CV Manual 6v Edition 27.990 € 29.610 €
2.0 TDI 150 CV Manual 6v Edition 30.420 € 32.040 €
1.6 TDI 120 CV BMT Manual 6v Bluemotion 28.720 € 30.340 €
1.4 TSI 150 CV Manual 6v Advance 29.620 € 31.070 €
1.6 TDI 120 CV Manual 6v Advance 30.410 € 31.850 €
2.0 TDI 150 CV Manual 6v Advance 32.840 € 34.280 €
2.0 TDI 150 CV DSG 6v Advance 35.330 € 36.770 €
2.0 TDI 150 CV 4 Motion Manual 6v Advance 35.990 € 37.420 €
1.4 TSI 150 CV Manual 6v Sport 31.780 € 33.450 €
1.4 TSI 150 CV 4Motion Manual 6v Sport 34.900 € 36.630 €
1.8 TSI 180 CV DSG 7v Sport 36.480 € 38.210 €
2.0 TSI 220 CV DSG 6v Sport 40.120 € 41.850 €
2.0 TDI 150 CV Manual 6v Sport 35.000 € 36.660 €
2.0 TDI 150 CV DSG 6v Sport 37.490 € 40.690 €
2.0 TDI 150 CV 4 Motion Manual 6v Sport 38.230 € 39.970 €
2.0 TDI 190 CV DSG 6v Sport 38.850 € 40.510 €
2.0 TDI 190 CV 4 Motion DSG 6v Sport 42.230 € 43.970 €
2.0 TDI BiTurbo 240 CV 4 Motion DSG 7v Sport 45.870 € 47.600 €

Opinión del editor

Volkswagen Passat 2.0 TDI 150 CV
  • Valoración del editor

  • Puntuación 4 estrellas
26.700 a 47.600

    • Volkswagen Passat 2.0 TDI 150 CV
    • Reseña de:
    • Publicado el:
    • Última modificación: 8 de Septiembre de 2015
    • Diseño exterior
      Editor: 60%
    • Diseño habitáculo
      Editor: 75%
    • Plazas delanteras
      Editor: 90%
    • Plazas traseras
      Editor: 90%
    • Maletero
      Editor: 80%
    • Mecánica
      Editor: 80%
    • Consumos
      Editor: 85%
    • Confort
      Editor: 90%
    • Precio
      Editor: 75%

    Resumen: El Volkswagen Passat 2.0 TDI de 150 caballos es una de las berlinas más deseadas del mercado. Argumentos no le faltan para reafirmar su liderazgo en esta nueva generación.

    Pros

    • Confort
    • Habitabilidad
    • Dinamismo

    Contras

    • Continuista
    • Detalles interiores
    • Precio

    Galería de imágenes

    ¿Cuánto vale tu coche?
    ¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
    Tasar coche GRATISTasar y vender coche
    Te puede interesar

    2 comentarios

    1.   Luis Alfonso dijo

      excelente y muy amplio para no dejar dudas a preguntas, quedan todas las posibles dudas aclaradas. Gracias

      1.    Iñigo Ochoa dijo

        Muchas gracias Luis Alfonso.

        Un saludo

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *