Según la AAA (y nosotros), los sistemas multimedia son peligrosos

Señores, han llegado para quedarse. Sí, los sistemas multimedia han evolucionado tanto que han pasado de ser simples aparatos para reproducir música a través de la radio, CD o pendrive para convertirse en ordenadores complejos que se ubican en la parte media alta de los salpicaderos de los coches. Su evolución ha sido tan rápida, que muchas personas que no están familiarizados con estos sistemas no los quieren e incluso los ven peligrosos.

Las cosas como son, antes los salpicaderos de los coches contaban con muchos botones e interruptores, pero a menos que el conductor no tuviera mucho interés, todos estaban bajo control y siempre se sabía para qué servían. Hoy día muchos conductores ven con recelo las pantallas de los sistemas multimedia, pues aglutinan tal cantidad de información que no logran dominarlas.

Con esto que queremos decir, pues lo mismo que la AAA Foundation for Traffic Safety (Fundación Estadounidense para la Seguridad Vial) y es que los sistemas multimedia son peligrosos para la seguridad de los conductores y pasajeros. El exceso de información que se muestra en sus pantallas es tal que durante la conducción es complicado manejar estas pantallas sin tener que desviar la vista de la carretera más de un segundo.

Este problema no hace más que crecer, pues los fabricantes no dejan de implementar funciones en sus sistema multimedia, como navegación, aplicaciones para redes sociales, teléfono, música o incluso todo el manejo de los sistemas de seguridad con los que cuenta el vehículo. Además, algunas marcas han pasado a eliminar los controles físicos de la climatización para integrarlos en estas pantallas, complicando aún más si cabe el control de éste sistema por parte del conductor.

Para demostrar su elevada peligrosidad, se ha llevado a cabo un estudio (podéis leerlo completo pinchando en la fuente) en el que se llega a la siguiente conclusión: ningún sistema multimedia moderno es fácil de usar. La razón de ello es por dos motivos: primero por la idiosincrasia propia de las pantallas táctiles (brillos, necesidad de pulsar varias veces para realizar una función, excesivo tamaño) y segundo la falta de adaptación a las nuevas tecnologías.

A colación de esta situación os puedo decir que muchas veces menos es más, y que poner súper pantallas en los salpicaderos de los coches puede ayudar a que se vendan ciertos modelos, pero muchos clientes huyen de éstos para evitar problemas de fiabilidad futuros.

Fuente – AAA Foundation for Traffic Safety

Te puede interesar

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche


De Torre de Miguel Sesmero (Badajoz). Graduado en Relaciones Laborales y Recursos Humanos por la Universidad de Extremadura, pero como las cuatro ruedas son mi debilidad decidí especializarme en Marketing y Comunicación en el sector del automóvil. Para mi el coche perfecto debe tener diseño italiano, ingeniería japonesa, interior alemán y la rabia de los muscle cars americanos, pero como eso es imposible disfruto de todos ellos de forma individual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.