Toyota y sus vehículos híbridos han ahorrado 744.000 toneladas de CO2



Aunque parece que el futuro de nuestros automóviles pasa por la electrificación total, de momento es inviable para la mayoría de las personas. Las infraestructuras, los tiempos de carga de los vehículos eléctricos y su autonomía real en los que tienen un precio “aceptable” aún son un problema. En estos vehículos, si queremos una gran autonomía, es muy fácil que nuestro presupuesto a la hora de comprar el coche se quede bastante corto.

Y es que, además de lo anterior, hay que tener en cuenta que no todos vivimos en una casa donde podamos cargarlo por las noches sin problema, porque a lo mejor nuestro vehículo duerme en la calle o no tenemos una plaza de garaje propia. Cada cliente tiene unas posibilidades y unas necesidades, pero ¿de verdad estás casi obligado a comprar un modelo tradicional con motor diésel o gasolina?

Dicho lo anterior, podrías pensar que no tienes opción a ser más respetuoso con el medio ambiente. Sin embargo, hay una alternativa práctica que te permite conducir como si llevaras un coche diésel o de gasolina, pero siendo más cuidadoso con el planeta que tanto hemos descuidado en los últimos años. Son los híbridos-eléctricos autorrecargables.

Los datos de ventas en nuestro país reflejan que, claramente, los vehículos electrificados más demandados son los híbridos-eléctricos autorrecargables. Al no tener que recargarlos mediante un cable, son mucho más prácticos que los híbridos enchufables o los 100 % eléctricos, recuperando energía eléctrica en las frenadas o, simplemente, cuando levantamos el pedal del acelerador.

Todo esto se traduce en una mayor eficiencia energética y, por tanto, menor consumo de combustible y menores emisiones contaminantes a la atmósfera. Por no hablar de que la factura de la luz no se dispara. La ventaja de este sistema es que, pese a que su autonomía en modo totalmente eléctrico es baja, conduciendo con un mínimo de suavidad podremos circular en zonas urbanas durante varios minutos sin gastar una sola gota de combustible.

Es importante destacar que, si no somos muy agresivos con el acelerador, al arrancar desde parado en semáforos, cruces o en atascos el movimiento del vehículo se inicia solo con el propulsor eléctrico. Y es que, ya sabéis que las arrancadas desde parado son los momentos en que los motores térmicos más gastan y contaminan.

Por otro lado, cuando nos detenemos, los motores se apagan y el gasto de energía es mínimo, pudiendo estar detenidos varios minutos sin gastar una sola gota de gasolina y consumiendo muy poca energía eléctrica. En comparación, los sistemas de parada y arranque de los propulsores de gasolina o diésel conocidos como Stop&Start, no son capaces de permanecer tanto tiempo activados, volviendo a arrancar el motor térmico con lo que ello supone.

Según Toyota, su tecnología híbrida-eléctrica emite un 40 % menos de emisiones de CO2 que un turismo convencional. Esto se traduce en que sus modelos híbrido-eléctricos han ahorrado nada menos que 744.000 toneladas de CO2 a la atmósfera y un total de 227 millones de litros de combustible, que se dice pronto.

Más información

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Categorías

Curiosidades, Toyota

Perfil de administrador de Actualidad Motor, una de las principales webs sobre el mundo del motor en español. ¿Te gustan los coches?. Entonces te gustará nuestra web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.