El Wey Tank 300, la primera copia del Ford Bronco, descubre su diseño

Hace unos días os presentamos las primeras imágenes de un modelo que, sospechosamente, se parecía mucho al Ford Bronco. Obviamente no podía ser el todo terreno americano pues su presentación oficial tuvo lugar días atrás. En concreto, desvelamos el adelanto del nuevo modelo que el fabricante chino Wey ha estado desarrollando. Y decimos «ha estado desarrollando» entre comillas por las similitudes entre un y otro.

Tantas, que parece que han esperado a que el Blue Oval presentara al Bronco para copiar las líneas básicas de su diseño. Sea como fuere la llegada del Wey Tank 300, que es como finalmente se llamará este modelo, es oficial y os queremos contar qué secretos esconde. Sí, porque todos debemos reconocerle a la marca algo importante: su valentía a la hora de copiar un concepto que no se sabía si triunfaría.

Aunque el Wey Tank 300 copia al Bronco y al Wrangler, añade elementos de diseño propios

A nivel estético ya os contamos las principales características días atrás. No en vano, vamos a repasar qué elementos mantienen un aire más próximo con el modelo de Ford. Así, tenemos los grupos ópticos en formato circular atravesados por una tira LED que, en este caso, están orientadas hacia el exterior. En segundo lugar la verticalidad y anchura de la parrilla dominan el frontal, aunque en este elemento intercalan el logo de la marca y lo disimulan.

Pero lo mejor de todo es que hay elementos de diseño que llegan directamente del Jeep Wrangler. El más llamativo tiene que ver con los pasos de rueda en plástico negro. Aún así la mejor combinación está en su carrocería: aquí las líneas se entremezclan, presentando rasgos del Bronco y Wrangler a partes iguales. Y hasta aquí, pues si pasamos al interior, tenemos una cabina y habitáculo de diseño propio que convencerá a los más escépticos.

Artículo relacionado:
Wey P01: Desde China llega la primera copia, barata, del Ford Bronco

El salpicadero del Wey Tank 300 es sencillo y de corte minimalista. Ambos adjetivos definen a la perfección su esencia, pero sus creadores tampoco han querido caer en lo simplista. Para ello, integra una doble pantalla frontal que sirve para el cuadro de instrumentos y gobernar el sistema infotainment. Las salidas de aire son circulares e imitan el diseño de las turbinas de los aviones, como el mando circular del climatizador.

A nivel técnico lo único que se sabe del Wey Tank 300 es que se basa sobre la plataforma del Haval H9. Por tanto, incluye elementos como reductora, bloqueo del diferencial y tracción total a las cuatro ruedas. Por ahora no hay detalles mecánicos aunque sí de algunos elementos de equipamiento. Entre los más destacados están los faros LED, cámara de visión 360 grados, acceso y arranque manos libres o climatizador automático bizona.

Fuente – Car and Driver


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.