AC Cobra, un mito viviente (Parte III)

Cobra Coupe

Como esta tercera parte de la historia del AC Cobra llega con bastante retraso (pido disculpas por ello, pero me está costando encontrar tiempo para escribir) vamos a hacer un pequeño repaso para que ninguno de nosotros perdamos el hilo.

En la primera parte contamos como nació el Cobra. AC Cars recibió una carta del ex-piloto Carroll Shelby, en la cual hablaban sobre la posibilidad de modificar chasis para poder alojar motores de gran cilindrada en configuración V8.

El fabricante inglés aceptó la proposición y buscaron un proveedor para los motores. El elegido fue Ford, puesto que, Chevrolet no estaba dispuesta a auto proporcionarse un competidor para su niño mimado, el Chevrolet Corvette. Así nació el mito del AC Cobra.

Cobra-MarkII

En la segunda parte vimos como una mejora introducida por un ingeniero jefe de AC Cars, modificaba la fina estética del Cobra Mark I y lo convertía en un vehículo con una apariencia más bruta y voluptuosa.

Pero como bien dijimos en aquel artículo, el Cobra Mark II se hizo famoso por sus victorias y no por su belleza. Ganó multitud de carreras en los Estados Unido e incluso llegó a destronar al Corvette, pero no todo fue de color de rosas.

Al cruzar el charco, se dieron cuenta de la importancia aerodinámica en los circuitos con grandes rectas y el Cobra carecía de ella. Por este motivo “no se comieron na” en Le Mans y Carroll Shelby mandó crear una carrocería coupé para su querido Cobra.

Nacieron los Cobra Coupé

John Ohsle Le Mans

Tras la primera tentativa a Le Mans y tras ver el fracaso absoluto de sus coches, seis Ferrari acabaron por delante, Shelby mandó crear una carrocería coupé, que se pudiera ensamblar al chasis del Cobra, a un jovencísimo diseñador llamado Peter Brock.

Este hecho fue posible gracias a la nueva normativa de la FIA que permitía participar con nuevas carrocerías sin tener que fabricar los 100 vehículos que antes se pedían. No solo Shelby se vio favorecido por esta normativa, Ferrari también sacó tajada con la conversión del Ferrari 250 Berlinetta  al 250 GTO.

En septiembre de 1963 tres personas se pusieron a trabajar en este proyecto, Peter Brock, el piloto Ken Miles y el mecánico John Olsen. El objetivo era muy claro: Reducir el peso del conjunto lo máximo posible y mejorar el coeficiente aerodinámico.

Ferrari 250 GTo

La carrocería de los Cobra Coupé fue fabricada a mano sobre esqueletos de madera y gracias al talento del joven diseñador, fue todo un éxito. El gran trabajo realizado, sobre todo en el frontal del coche, por Peter Brock dio resultados.

En el año 1964 el piloto Ken Miles tuvo la oportunidad de probar por primera  vez el Cobra Coupé. El lugar del acontecimiento fue el circuito de Riverside y en él, el Cobra Coupé alcanzó una velocidad punta de 292 Km/h.

En ese mismo año, el único Cobra Coupé debutó en las 2000 millas de Daytona y tras un incendio fortuito en boxes no pudo ganar la carrera. Pero a pesar de este incidente, Shelby estaba muy contento por el comportamiento del vehículo que había dominado casi toda la prueba. De ahí que le pusiera el nombre de Shelby Cobra Daytona Coupé.

Cobra Coupe

Después de unos meses, todos los Shelby Cobra Daytona Coupé estaban listos* para competir. Los resultados positivos no paraban de llegar, los Cobra Coupé ganaban casi todas las carreras en las que participaban, incluso ganaron en Le Mans por delante de los Ferrari 250 GTO.

Pero tras la cancelación del Gran Premio de Monza todo empezó a cambiar. Los Ferrari volvían a estar delante y al final consiguieron alzarse con el Mundial de Marcas. Carroll Shelby entonó una frase que pasaría a la historia: “Next year, Ferrari’s ass is mine!” No necesita traducción ¿no?

Pero por desgracia o suerte para él, no se sabe, Ferrari  decidió no participar en el Mundial de Marcas del año 1995, porque la FIA no le dejaba homologar el Ferrari 250 LM en la categoría GT.

El resultado de esa decisión, fue un campeonato aburrido dominado de cabo a rabo por los Shelby Cobra Daytona Coupé.

* El resto de unidades fueron ensambladas por un carrocero italiano a escasos kilómetros de Maranello y cada una de ellas contaba con algo diferenciador. Debido a estos elementos diferenciadores, estos Cobra Coupé reducían su velocidad punta en 20 km/h con respecto al diseño original de Peter Brock.

Trasera Cobra Coupé

Continuará…

Más información – AC Cobra, un mito viviente, AC Cobra, un mito viviente (Parte II)

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

¿Tienes Telegram? Recibe cada día las noticias de coches

Suscríbete
Te puede interesar

Categorías

AC, Deportivos

Domingo Maestre

Me llamo Domingo Maestre Rodríguez, soy un joven malagueño estudiante de ADE y un enamorado de los coches. Mi amor hacía ellos nació el día... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *