Bentley se pone nostálgica y personaliza con tejido Tweed sus modelos

El lujo es algo tan subjetivo que muchas veces el límite solo lo puede poner el dinero. Para muchos puede ser una comida con sus seres queridos pero igual para otros es comprarse un coche de varios millones de euros. Es por esta razón que existen firmas como Bentley o Rolls Royce. Sin embargo, el trabajo que han de llevar estas marcas es tan duro y complejo que a muchas no les compensa. La contrapartida está en que sus números son envidiable.

Bentley es uno de los fabricantes que mayor actividad está presentando en este aciago 2020. Han lanzado al mercado varias novedades pero el departamento Mulliner está «desatado». Tanto, que no hacen más que crear ediciones y versiones especiales para captar la atención de los clientes. La última, y más rara, tiene por protagonista a un material que se llama Tweed. ¿No te suena su nombre? ¿Sabes de qué está hecho? Pues te sorprenderá…

El tejido Tweed que usa Bentley es cien por cien sostenible

En primer lugar, decir que el nombre del tejido Tweed proviene de un río con la misma denominación ubicado en Escocia. Teniendo en cuenta este dato, aclarar que este material es un tipo de lana áspera, cálida y resistente originaria de esta región. Se obtiene girando juntas varias hebras de lana de diferentes colores en un hilo de dos o tres capas. El resultado puede ser liso o tejido de sarga que muchas veces muestra un patrón llamado: herringbone.

Como particularidad, la pelusa que se crea en la superficie del tejido rechaza el agua. Además, el tweed tiene diversos acabados: el Harris, el Donegal (irlandés) y el Silk, entre otros. Pues bien, este mismo material que (de forma burda) podríamos encontrar en cualquier manta es el que propone Bentley para sus modelos. Para ello, la división Mulliner ha creado diferentes diseños que se extienden por zonas como puertas o asientos.

Artículo relacionado:
Bentley Continental GT Mulliner: Gran matrimonio entre lujo y deportividad

Entre todas las opciones disponibles hay más de 70 configuraciones disponibles. Según Bentley, los cuatro patrones de tweed contemporáneos añaden una textura nueva y de alta calidad. Estos se suman a la gama casi ilimitada de opciones de personalización que se muestran en la Guía de puesta en servicio personal de Mulliner. A ello hay que sumar que Lovat Mill, su creador, opera de forma sostenible para el medio ambiente.

Para ello no utiliza productos químicos ni procesos contrarios a las buenas prácticas ambientales. Como curiosidad el año pasado Bentley se convirtió en el primer fabricante en ofrecer un capó con efecto tweed en el Continental GT Convertible. Además, en el Bentley Mulliner Bacalar el tweed jugó un papel importante. He aquí la subjetividad del lujo: un material áspero y sin pedigrí se va a poner de moda. Lo que no pague el dinero…

Fuente – Bentley


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.