El BMW M5 Competition y sus 5 claves principales

BMW está “a tope” con sus modelos deportivos. Recientemente iniciaban la comercialización del BMW M5, semanas atrás presentaban el M2 Competition, estos días han mostrado todos los accesorios disponibles de M Performance para el M2 Competition y hace unos minutos nos han mandado toda la información de una nueva variante M. Se trata del BMW M5 Competition, la variante más potente del Serie 5.

Y es que, si alguien pensó en algún momento que las berlinas deportivas no están pasando por su mejor momento, el BMW M5 Competition es la clara muestra de que se encuentran en un estado de forma ideal. Con un motor V8 biturbo y 625 CV distribuidos entre las cuatro ruedas, este “eme” es capaz de hacerte sufrir en el asiento del copiloto tanto en recta como en curva. Os dejamos con sus cinco claves principales.

Diseño poco diferenciado

Tal vez donde más flojee el BMW M5 Competition es en que, aunque mejora las prestaciones dinámicas del M5 “a secas”, no ofrece una clara diferenciación estética. En el exterior, los detalles exclusivos más notables son las llantas específicas de 20 pulgadas, calzadas con neumáticos en medida 275/35 delante y 285/35 detrás.

A priori, por las fotos, el acabado Shadow Line le sienta muy bien, aunque seguro que muchos prefieren el color Azul Marina Bay con el que se presentó M5. Y salvo el escape deportivo M Sport y los detalles en negro brillante, como en el contorno de la tradicional rejilla delantera, poco más que añadir a su carrocería.

En el interior tampoco hay grandes detalles destacables. Los más destacados son los cinturones de seguridad con el patrón de colores de BMW M y unas alfombrillas específicas para este BMW M5 Competition.

Buscando los límites con 625 CV

La variante Competition del M5 eleva el rendimiento de su motor V8 biturbo de 4.4 litros. Si en el BMW M5 estándar desarrolla 600 CV, en el Competition se ha dado una vuelta de tuerca más para alcanzar los 625 CV a 6.000 rpm. El par motor máximo se mantiene en unos más que suficientes 750 Nm entre 1.800 y 5.800 vueltas.

Entre las prestaciones que comenta la marca bávara para esta berlina de altos vuelos nos encontramos con una aceleración de 0 a 100 km/h en solo 3,3 segundos, tardando menos de 11 segundos en alcanzar los 200 km/h arrancando desde parado.

Con tracción total y cambio automático

Ya sabéis que en esta generación el BMW M5 ofrece de serie y exclusivamente un sistema de tracción M xDrive y el cambio automático M Steptronic de ocho velocidades. Empezando por el sistema de tracción, y aunque a muchos puristas no les convenció la idea en un primer momento, la marca alemana ha sabido dar con la tecla y ha puesto un sistema ideal.

Aunque lo normal será conducir con el sistema de tracción enviando el par del motor a las cuatro ruedas, el conductor puede ajustar en tres posiciones el sistema de tracción. Tiene un modo “normal” 4WD, la opción del 2WD, que manda todo el par al tren trasero, y el 4WD Sport, que queda a caballo entre ambos enviando bastante más par al eje trasero pero dando cierta motricidad al eje delantero para lograr una mayor efectividad.

Mejoras dinámicas

Pero no todo lo que mejora este BMW M5 Competition son esos 25 CV extra y los leves cambios estéticos. Hay mucho más oculto y, lo mejor de todo, es que tiene un claro enfoque hacia las mejoras dinámicas. Sí, porque el BMW M5 puede parecer algo justo dinámicamente hablando para parte de sus clientes.

Según nos cuenta la firma bávara, el BMW M5 Competition ha recibido una puesta a punto específica con una configuración del chasis más radical y algunas soluciones bastante llamativas. Entre los detalles más destacables podemos citar la reducción de altura en 7 milímetros, los amortiguadores delanteros y traseros que en esta variante son un 10 % más duros o unas barras estabilizadoras que también incrementan su rigidez.

Comportamiento más directo

Para mejorar el paso por curva a alta velocidad los ingenieros han otorgado un mayor ángulo de caída negativa a las ruedas, lo que ayuda a absorber las fuerzas laterales manteniendo la adherencia. Por otro lado, y para dotarlo de un tacto más directo y reactivo, este modelo recibe refuerzos en los soportes y sustituye algunos elementos. Así, dice BMW, se logra una mayor conexión y una conducción más firme.

Precio

De momento, la marca alemana no ha querido desvelar el precio del BMW M5 Competition, aunque podemos hacernos una idea de que, por la mayor exclusividad y prestaciones respecto al M5 normal, no nos extrañaría que elevara su precio unos 20.000 o 25.000 euros. Teniendo en cuenta que el M5 parte de los 136.650 euros, tal vez rondará los 155.000 o 160.000 euros, aunque la compañía no tardará en confirmarlo al 100 %.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.