BMW XM, un anticipo del próximo SUV enchufable de altas prestaciones

BMW XM camuflado trasera

BMW ya anticipó hace varios meses algunas imágenes de su próximo SUV de altas prestaciones e híbrido enchufable, el BMW XM. Sin embargo, el coche aún estaba todavía en sus primeras fases de desarrollo, mostrando imágenes de un concept. Ahora sabemos que la marca bávara ya está ultimando los detalles de su producto y prueba de ello son las siguientes fotografías y datos que nos han facilitado.

Todavía no podemos conocer en profundidad cada característica del coche, pues BMW se guarda muchos aspectos en la recámara para comunicarlos cuando el vehículo sea presentado oficialmente. Mediante ese “camuflaje” esconden los rasgos estéticos principales, aunque sí nos sirve para hacernos una idea de sus dimensiones y formas. Claramente es un todocamino.

Cabe destacar el detalle de que es el primer modelo de BMW M Gmbh con propulsión eléctrica, siendo un vehículo PHEV o híbrido enchufable.

Un PHEV con 650 CV

A nivel mecánico, el nuevo BMW XM genera un rendimiento de nada menos que 650 CV y 800 Nm. Vaya, que fuerza no le va a faltar a este SUV de gran tamaño. Esta energía se genera mediante un motor térmico V8 de nuevo desarrollo, que se combina con un sistema eléctrico. El sistema de tracción es el M xDrive específico para modelos híbridos, por lo que es un vehículo de tracción a las cuatro ruedas.

BMW XM camuflado interior

Se desconocen datos importantes como la capacidad de la batería o el rendimiento específico de cada motor, pero BMW sí ha querido dar una pincelada importante. Y es que según ellos obtendrán una autonomía eléctrica de unos 80 kilómetros. Por lo tanto, este coche no sólo podrá utilizarse en modo eléctrico sólo por núcleos urbanos, sino también para otros trayectos algo más largos por carretera. Todo ello sin gastar ni una sola gota de gasolina.

Estabilizadoras activas, dirección integral y una potente frenada

Como no podía ser de otra forma en un BMW M, los ingenieros de la firma alemana han logrado obtener ese reparto de pesos perfecto entre ambos ejes; 50 % para la parte delantera y 50 % para la trasera. Además, está equipado de serie con un tren de rodaje M Professional adaptativo, con control electrónico, incluyendo también un control de balanceo y estabilizadoras activas, y control de altura de la carrocería.

Del mismo modo es novedad en un M de BMW la dirección activa integral (que es de serie), o lo que es lo mismo, el eje trasero gira unos grados apuntando en una dirección o en otra para ayudar a que sea más maniobrable a baja velocidad y dando un mayor aplomo a velocidades elevadas.

BMW XM camuflado

La marca automovilística quiere que su coche no sólo sea visual y potente, sino también efectivo. Y para garantizar un buen comportamiento en todo tipo de circunstancias incluye un sistema de frenos M específico para el modelo, además de las llantas de 23 pulgadas opcionales. Queda esperar unas cuantas semanas más para que el nuevo BMW XM sea desvelado por completo.

Fuente – BMW


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.