Cambio manual o automático. ¿Cuál es mejor?

Cambio automático o manual

En los últimos años cada vez hay más dudas entre si comprar un coche con cambio manual o con cambio automático. Si retrocedemos en el tiempo un par de décadas, muy pocos eran los coches que se ofrecían con una buena transmisión automática en el mercado europeo. Quedaban prácticamente reservados a modelos de alta gama o premium. Sí, también había algunas versiones de coches generalistas disponibles con transmisión automática, pero el funcionamiento no era muy agradable.

Curiosamente, en esos años, a finales de los 90 y principios de los 2000, los coches superdeportivos empezaban a comercializar cajas de cambios automáticas cada vez más rápidas, eficaces e interesantes. Además, algunos integraban unas levas tras el volante al más puro estilo Fórmula 1. Sí, esas levas que hoy en día son comunes incluso en compactos de 100 CV. Pero centrándonos en la idea de este artículo.¿Qué es mejor, el cambio manual o el automático? Os dejo las principales motivos, diferencias y ventajas de cada uno, y también os daré mi opinión.

¿Por qué cada vez hay más coches automáticos?

Probablemente muchos os preguntéis por qué, si antes por norma general se tenía tan poco aprecio, ahora están siendo tan demandados. La respuesta es sencilla. Las transmisiones automáticas han evolucionado muchísimo en los últimos años. Ahora son más rápidas, inteligentes y eficientes.

Selector cambio automático Mercedes-Benz

Anteriormente eran lentas, muy pesadas, incrementaban mucho el gasto de combustible, reducían notablemente las prestaciones del motor y su funcionamiento dejaba mucho que desear. Tampoco eran todo lo suaves que deberían a la hora de maniobrar o al arrancar en cuestas. Es por ello que, si os paráis a pensar, a finales de los 90 solo se equipaban en vehículos grandes y potentes. Generalmente en modelos de alta gama. Al menos en Europa, pues en otros mercados, como el americano, está mucho más popularizado.

Gracias a la electrónica y a la búsqueda del perfeccionamiento se han podido pulir muchos detalles y adaptar las transmisiones a los gustos europeos. Con la electrónica se pueden tener en cuenta muchos parámetros y la forma en que estamos conduciendo. De este modo, se han podido hacer más inteligentes, sabiendo el momento oportuno para subir o bajar una relación.

Personalmente los cambios automáticos que más me gustan son los de doble embrague, aunque algunas transmisiones de tipo convertidor con relaciones simuladas funcionan francamente bien. Por el contrario, los que menos me satisfacen son los manuales robotizados de un embrague y los CVT.

Por otro lado, también es cierto que los costes de desarrollo y producción se han reducido mucho. Esto ha permitido llevar las cajas de cambio automáticas, robotizadas y de doble embrague a modelos más económicos y que muestren un comportamiento satisfactorio para los clientes. Siguen siendo más caros que los modelos idénticos con transmisión manual, pero la diferencia de precio no es tan grande.

Artículo relacionado:
Conducir con cambio manual: 5 (+1) típicos errores que provocan averías

Desde hace años no es nada extraño ver un modelo compacto o incluso un coche utilitario con cambio automático y que tenga un buen funcionamiento. Tiempo atrás, como hemos dicho antes, también existían, pero su conducción no era agradable para la mayoría. Es por ello que prácticamente todos los usuarios ni tan siquiera nos planteábamos la compra de un coche convencional con cambio automático.

Cambio manual

También, esto nos ha ayudado a utilizar la lógica. Tenemos elevalunas eléctricos, luces y limpiaparabrisas automáticos, arranque por botón, sensores de aparcamiento…, ¿por qué hacer nosotros mismos algo tan básico como cambiar de marcha o jugar con el embrague al salir de un semáforo? Sí, es cierto que no se tiene la misma sensación de control sobre la mecánica que cuando conducimos un coche manual, ¿pero realmente tenemos esa necesidad?

Si estamos acostumbrados al cambio manual y nunca hemos conducido un coche automático puede que no nos percatemos. Pero si tenemos un coche automático y conducimos uno con cambio manual, siempre echamos de menos la transmisión automática cuando nos toca un largo atasco o circular por calles estrechas, con mucho tráfico y en grandes pendientes. Lo digo por experiencia propia y también por opiniones de compañeros, amigos y familiares.

Diferencias de precios

Hablando siempre de modelos convencionales, coches del día a día para ciudadanos con salarios normales, vamos a ver diferencias de precios de un modelo con cambio manual y otro de idéntica motorización y equipamiento pero con cambio automático. Os dejo unos ejemplos de distintas marcas y segmentos según los precios de configurador.

Modelo Acabado Motor Precio manual Precio automático Diferencia
Modelo Acabado Motor Precio manual Precio automático Diferencia
Peugeot 208 Active PureTech 100 15.350 € 16.950 € 1.600 €
Seat Arona Xcellence 1.0 TSI 115 CV 20.860 € 21.360 € 500 €
Peugeot 3008 Allure BlueHDi 130 28.500 € 30.700 € 2.200 €
BMW Serie 1 Básico 118i (140 CV) 30.300 € 31.319 € 1.019 €
Nissan Qasqai N-Connecta dCi 115 CV 23.550 € 25.300 € 1.750 €
Skoda Scala Ambition 1.0 TSI 115 CV 22.630 € 24.230 € 1.600 €

Como veis en la tabla, en algunos casos hay diferencias muy notables y en otros son apenas 1.000 euros. Son coches totalmente normales, de distintos segmentos y motorizaciones demandadas. La elección ha sido al azar, los primeros modelos que me han venido a la cabeza. Fijaos que en el caso del Arona la diferencia de precio es de solo 500 euros. El coche que mayor salto económico presenta es el Peugeot 3008, siendo el único que supera los 2.000 euros entre cambio manual y automático.

Renault Clio con cambio manual

Obviamente es entendible que 1.000, 1.500 o 2.000 euros es una cantidad de dinero importante. Sin embargo, no es menos cierto que instalar un techo panorámico y unas llantas de grandes dimensiones pueden representar esa misma diferencia de precio en el producto final. Pero claro, cada uno tiene sus gustos y preferencias. ¡Faltaría más! Yo no quiero convencerte de nada, solo exponer las diferencias y ventajas.

¿En qué es mejor cada tipo de transmisión?

No es un tipo de cambio sea mejor que otro, sino que cada uno tiene unos aspectos en los que supera al otro. Veamos:

Ventajas de los coches manuales

La caja de cambios manual siempre otorga al conductor una mayor sensación de control sobre el vehículo. Somos nosotros en todo momento quienes decidimos qué relación del cambio utilizamos. También podemos estirar más cada velocidad y reducir de marcha en el momento en que nosotros consideremos. Además, podemos jugar con el embrague de forma sencilla sea cual sea la velocidad.

Para los conductores a los que les gusta conducir, el cambio manual suele ser más atractivo por los anteriores motivos. Además, la transmisión manual siempre da una satisfacción más emocional por ser nosotros quienes tenemos el control, por escoger el momento exacto del cambio y por sentir en la palma de nuestra mano la gestión de la transmisión. Eso sí, no es menos cierto que la gran mayoría de cambios manuales no son especialmente deportivos.

Artículo relacionado:
¿Por qué los más puristas prefieren el cambio manual antes que el automático?

Por otro lado, las cajas de cambios manuales no tienen ningún mantenimiento específico, algo que no ocurre con todas las transmisiones automáticas. No hay que cambiarles el aceite, por ejemplo. Además, ya no es común sustituir o reparar una caja de cambios manual, pues suelen durar toda la vida útil del coche; aunque lógicamente también se pueden averiar.

Si nos centramos en los coches 4×4, los todo terreno, cuando se va a hacer una conducción offroad exigente y se tiene mucha experiencia, el cambio manual será un mejor aliado que el automático. Eso sí, si no se tiene demasiada experiencia, es más recomendable tener un coche 4×4 con cambio automático para evitar forzar demasiado el embrague o utilizarlo cuando no es el momento, por ejemplo en un complicado descenso.

Para rematar, el precio de los coches manuales es más ajustado. Como hemos viso más arriba, las diferencias no suelen ser tan grandes como lo eran hace unos años, pero sigue existiendo una ligera brecha entre coches iguales con cambio automático y manual. Sin duda, aunque sea poco más de 1.000 euros, esto también repercute en la decisión final de muchos clientes.

Toyota Land Cruiser manual

Ventajas de los coches automáticos

Seguramente todos sabéis las principales ventajas de los coches con cambio automático, pero no está demás recordar y hacer un repaso. El principal punto positivo es el confort y el menor estrés durante la conducción debido a que nos olvidamos totalmente del pedal de embrague. Reconozcámoslo, todos nos hemos puesto nerviosos alguna vez al arrancar o maniobrar en una pendiente importante.

Lógicamente, donde más ventajas nos ofrece un coche automático es en la ciudad. ¡Claro, es donde más utilizamos el cambio de marchas y tenemos que jugar con el embrague! Cuando estamos pensando en comprar un coche, debemos de tenerlo en cuenta. Créeme, si convives casi a diario con los atascos de una gran ciudad o, directamente, estás cansado de cambiar de marcha manualmente, agradecerás ese desembolso extra por una caja de cambios automática.

Artículo relacionado:
Coches deportivos y cambios automáticos. ¿Qué ventajas ofrece esta transmisión?

Ponte en situación. Atasco y tráfico muy lento. Vas con el coche manual y constantemente parar, poner punto muerto, arrancar, circular lentamente, dudar entre ir en primera o en segunda, reducir, freno, embrague… Y así durante mucho tiempo al día, durante años. En un coche automático se resume a pisar el freno, levantar el pie del freno y rozar el acelerador. Fin.

Si se da la situación anterior de un largo atasco y tu coche tiene un embrague un tanto duro, como en algunos coches antiguos o deportivos, llegarás a notar cansancio en la pierna izquierda.

Como hemos citado más arriba, gracias a la gestión electrónica son bastante “inteligentes”. Según la velocidad, la posición del pedal del acelerador, el ángulo de dirección o el modo de conducción seleccionado, escogen el momento y el régimen de giro ideal para subir o bajar marchas. Por norma general también disfrutan de un modo secuencial. Además, ya son bastante rápidas y suaves, tanto al maniobrar como al saltar de una velocidad a otra.

¿Qué consume más, cambio manual o automático?

Como hemos dicho a lo largo de este artículo, el cambio automático históricamente se ha caracterizado por consumir más combustible que la transmisión manual. El resbalamiento era superior y había muchas más pérdidas de energía, mientras que el cambio manual es más directo. Pero de un tiempo a esta parte se ha mejorado mucho su eficiencia.

Consumo más coche automático o manual

Debido a la gestión electrónica suelen ser capaces de llevar el motor a menos revoluciones por minuto cuando la demanda de energía con el acelerador es baja.

Las cajas de cambio de doble embrague y de tipo convertidor son muy eficientes actualmente. Su peso no es muy elevado, los componentes internos y móviles son ligeros, las pérdidas son mínimas y el momento del cambio de marcha dependiendo de las situaciones de conducción está muy bien estudiados. Aunque depende de cada modelo, por norma general suelen gastar muy poco más que sus homólogos manuales, habiendo casos en que incluso son más eficientes. La diferencia es prácticamente imperceptible.

Los cambios automáticos de tipo CVT (continuously variable transmission), o transmisión variable continua, por norma general suelen gastar más combustible que los manuales. La diferencia es algo mayor y, además, su funcionamiento no es muy del gusto europeo. Son pocas las marcas que lo utilizan en la actualidad, aunque es cierto que, por ejemplo, todos los híbridos de Toyota y Lexus lo montan.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.