Estas son las claves que hacen único al nuevo Subaru Impreza

Como bien sabes, la pasada semana asistimos a la presentación del nuevo Subaru Impreza, que retorna al mercado español con su quinta generación. Ya te contamos que, aunque años atrás hablar del Subaru Impreza iba totalmente relacionado con prestaciones y altas sensaciones de conducción, hoy por hoy tenemos que borrar esa idea de nuestras mentes. El nuevo modelo no tiene un enfoque deportivo, aunque sí mantiene una buena dinámica de conducción.

El caso es que este nuevo Subaru Impreza no tiene ningún rival cercano a la vista, ni por características mecánicas, ni por los sistemas de seguridad y demás equipamiento que ofrece por un precio que consideramos muy económico. Así que hemos querido resumir cuáles son las claves de este modelo que lo hacen tan diferente al resto de compactos de nuestro mercado. Es un coche muy racional para un cliente muy concreto. ¿Se adapta a tus necesidades?

Características mecánicas

Empezamos por sus características mecánicas, y es que probablemente este sea el punto más llamativo del Subaru Impreza. En el mercado español solo se ofrece en una versión: Motor 1.6 litros atmosférico de gasolina con 114 CV, cambio automático de tipo variador continuo Lineartronic y tracción integral permanente Symmetrical AWD. Una apuesta arriesgada pero que, por exclusiva, llega a tener lógica, como te contaremos más abajo.

Ningún coche comercializado en España dentro del segmento de los compactos tiene una configuración similar a esta, y mucho menos de serie. El único que podría asemejarse ligeramente a él es el Mazda3 2.0 de 120 CV (también es atmosférico) con transmisión automática, pero no ofrece ninguna de sus versiones con tracción a las cuatro ruedas, que es una de las principales particularidades, y su precio es bastante más elevado con un equipamiento menor.

Al tratarse de un motor atmosférico con una cilindrada contenida, y asociarse a un vehículo con cambio automático CVT y tracción integral, las prestaciones obtenidas son lentas por la corta cifra de par, que es de 150 Nm. Según datos de homologación, el Subaru Impreza cubre el 0 a 100 km/h en 12,4 segundos y alcanza una velocidad máxima de 180 km/h, fijando su consumo mixto en 6,2 l/100 km.

Seguridad

El compacto nipón apuesta 100 % por la seguridad. Empezando por la plataforma, que es la misma que la utilizada por el Subaru XV, la estructura aumenta -respecto al Impreza de anterior generación- un 90 % la rigidez lateral y un 70 % la rigidez torsional, mejorando notablemente la seguridad de los ocupantes en caso de accidente. En Japón ha sido el coche más seguro de la historia analizado en los test de choque, obteniendo en Europa (EuroNCAP) cinco estrellas y colocándose como el más seguro de su categoría.

Pero para evitar que ese accidente ocurra, el Subaru Impreza cuenta con una gran dotación de seguridad de serie desde el acabado más bajo. Y es que todos los Impreza traen consigo a España el famoso sistema EyeSight incluyendo frenada pre-colisión automática, control de acelerador pre-colision, control de crucero adaptativo y aviso de cambio involuntario de carril con control sobre la dirección, a lo que también hay que añadir la tracción integral permanente. El motivo de que este coche solo se pueda adquirir con cambio automático en España es que el sistema EyeSight solo puede funcionar con transmisiones automáticas.

Aplomo y estabilidad sin suspensiones muy duras

Una vez al volante, el comportamiento del Subaru Impreza resulta también muy particular. Aunque por motor no es un coche deportivo, lo cierto es que por su chasis pensamos que podría aceptar más del doble de su potencia con pocos ajustes. La rigidez de la plataforma a la que nos hemos referido anteriormente, además de mejorar la seguridad en caso de impacto, también permite al Impreza una gran estabilidad en curvas sucesivas y aplomo a alta velocidad, mejorando a su vez en calidad de rodadura por la ausencia de ruidos y vibraciones.

Lo mejor de todo ello es que para conseguirlo no han recurrido a unas suspensiones muy duras como hacen otros modelos de la competencia, sino que la rigidez del chasis les permite un tarado relativamente blando. Esta fórmula logra que el nuevo Impreza sea cómodo ante los baches y filtre muy bien esas irregularidades pero que, a su vez, apenas incline la carrocería cuando afrontamos curvas a ritmos alegres.

Relación precio equipamiento

Es cierto que el hecho de contar con solo una versión mecánica reduce el abanico de posibles clientes a los que llegar, pero también es cierto que ayuda a reducir plazos de entrega y, sobre todo, a reducir costes. La marca japonesa no se lo ha pensado y ha dotado de un equipamiento muy completo al modelo, con solo dos niveles de acabados disponibles y totalmente cerrados. Tanto es así que no encontramos ningún vehículo de precio similar dentro de la categoría de compactos con tanto equipamiento.

De serie en el acabado Sport, que es el más bajo de los dos disponibles por el momento, además de todo lo que trae el sistema EyeSight, añade la tracción integral Symmetrical AWD, 7 airbags, sensores de luz y lluvia, Active Torque Vectoring, cambio automático, Start&Stop, ayuda al arranque en pendiente, climatizador, freno de estacionamiento eléctrico, asientos delanteros calefactables, equipo de audio con pantalla de 6,5 pulgadas y conectividad Android Auto y AppleCarPlay. Más información aquí.

¿Para quién está hecho el Subaru Impreza?

Llegados al punto de pensar qué busca una persona a la que se adapte perfectamente el Subaru Impreza, nos damos cuenta de que tal vez ese posible tipo de cliente no llegue al 2 % de la sociedad española, pero también que esa misma persona no tiene otra alternativa en el mercado.

Lo que el Impreza nos transmite es que es un producto redondo para aquellos clientes que residan o se desplacen mucho por carreteras con nieve, hielo o lluvias abundantes por contar con la tracción integral permanente, sin por ello tener que recurrir a vehículos de tipo SUV o a compactos con muchas prestaciones pero también de precio muy elevado, por encima de 30.000 euros. Además de la tracción integral, viene con cambio automático.

Pero el Subaru Impreza también será valorado por aquellos que prioricen la seguridad y equipamiento. Su dotación de serie es muy completa, pero consideramos que es recomendable adquirir el acabado Executive que, por 2.800 euros más, mejora tanto la presencia visual como el equipamiento, incrementando aún más la seguridad. Ningún compacto del mercado ofrece todo lo que trae este modelo nipón en su acabado más completo por un precio de 23.200 euros.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Categorías

Compacto, Subaru

Diego Ávila

Amante de todo lo que se mueva gracias a la energía de un motor y apoye en asfalto a través de neumáticos. Durante mi infancia buscaba, entre los... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *