Citroën C15 Electrique, se lo carga todo con electricidad

Mucha gente tiene la creencia equivocada de que los coches eléctricos son cosa de hace dos días, pero lo cierto es que existieron desde el principio de los tiempos de la automoción y desde mediados de los 80, principios de los 90 hubo múltiples versiones de producción en serie en pequeñas tiradas por parte de distintas marcas.

Uno de los primeros de este tipo en ponerse a la venta fue la Citroën C15 Electrique, al menos dentro de la marca de los chevrones. Así, con esta peculiar variante de la furgonetilla por antonomasia aprendemos algo curioso y desmontamos un mito que dice que todas las C15 tienen una mancha de combustible donde el depósito. La C15 eléctrica no puede adolecer de mancha al no emplear más combustible que la electricidad almacenada en sus baterías.

 

Esta peculiar Citroën C15 Electrique se puede considerar como el primer vehículo eléctrico de la marca en ser comercializado. Inició su peculiar andadura comercial en 1989 después de estar en pruebas desde 1987.


Inicialmente Citroën pensó en equipar a la C15 eléctrica con un motor eléctrico unido a una reductora, pero distintos problemas con la electrónica hicieron que finalmente se decidiese acoplar al motor eléctrico una caja de cambios manual, con su embrague y su palanca de cambios. Este fue el modelo que finalmente llegó a producción, y como punto negativo con el anterior prototipo era que la capacidad de carga era menor, ya que al estar más ocupado el vano motor por la caja de cambios, todas las baterías se vieron forzadas a instalarse tras los asientos delanteros, mientras que antes la mayoría de estos acumuladores estaban en el vano motor.

En la cabina la Citroën C15 Electrique era muy similar a una de gasoil o de gasolina. Las diferencias más apreciables estaban en el cuadro de relojes, con un indicador de carga-autonomía y una seta de seguridad roja para detener todo el sistema eléctrico en caso de emergencia.

El mayor problema de estas “cequis”, a parte de la autonomía, era que no era fácil conducirlas, al menos sin estar familiarizado con su manejo. Era importante engranar las marchas a la velocidad adecuada y teniendo el cuenta el régimen de giro del pequeño motor eléctrico, que no debía bajar de 1.400 revoluciones por minuto.


Ficha técnica Citroën C15 Electrique:

  • Motor eléctrico: de corriente continua y excitación separada (tipo TFK 132-150)
  • Potencia: nominal 10kW, potencia máxima 18 kW
  • Par máximo: 140Nm a 1.400 revoluciones
  • Refrigeración: por aire mediante electroventiladores
  • Transmisión: manual de cinco relaciones y marcha atrás con embrague monodisco en seco
  • Velocidad máxima: 90 km/h
  • Autonomía: 70-100km
  • Aceleración 0-50km/h: 12 segundos
  • Baterías: 16 batterias estancas Dry Fit 6V 160 Ah Sonnenschein (peso total: 504 kilos)
  • Carga normal: mediante toma doméstica de 220V y 16A
  • Carga rápida: mediante toma específica de 40A
  • Peso: 1.400 kilos (C15 convencional 805 kilos)
  • Batería auxiliar: 12V y 55Ah para alimentación de accesorios (luces, lavalunas…)
  • Depósito de gasoil para la calefacción (vaya, pues tendrán mancha…)

Saltan a la vista las limitaciones de la C15 como las prestaciones, el peso o la autonomía, pero queda patente que los fabricantes empezaron a experimentar con la comercialización de vehículos eléctricos hace ya muchos años. En el caso concreto de las C15 Electrique se vendió en diferentes países como vehículo de flotas exclusivo para empresas. La producción total fue de 402 unidades y en algunos mercados, como el austriaco, se denominó C15 Electro Van.

Información e imágenes: Autos-hors-serie

 

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Un comentario

  1.   ksiokor dijo

    Woooooow, soy un gran fan de “la mítica furgoneta” ,pero eso del modelo electrique no lo sabia 😉

Escribe un comentario