Nueve consejos y trucos para no marearse en el coche

A la gran mayoría de nosotros nos gusta viajar, a algunos más que a otros nos gusta hacerlo en coche. Sin embargo, muchas personas sufren mareos durante largos viajes o al circular durante un tiempo por carreteras sinuosas. A este fenómeno se le denomina “cinetosis”, también conocido “mal de movimiento”. La cinetosis es un trastorno que se debe al movimiento y sus síntomas son vómitos, náuseas y falta de equilibrio. ¿Te suenan?

Igual ahora no te ocurre, pero seguro que de pequeño, o incluso en la adolescencia, no disfrutabas demasiado de los viajes, bien fuera en coche, autobús, barco o avión. Si aún te sigues mareando, o tus hijos o acompañantes se marean, te traemos unos cuantos consejos y trucos para evitar mareos a la hora de viajar o, incluso, alguna que otra vomitona en la tapicería de tu precioso coche.

¿Por qué me mareo en el coche?

Carretera en la noche

Los mareos son provocados, entre otras causas, porque las informaciones que recibe tu cerebro no están equilibradas con los responsables del equilibrio, que son tus oídos. Es decir, tu cerebro no se prepara ante una curva o una frenada y le llega la información directamente desde los oídos, una vez todo tu cuerpo ya se ha desplazado por las inercias.

En cualquier caso, no hay nada como un conductor que realice una conducción suave y progresiva; es decir, si quien conduce es brusco, dando acelerones, frenazos y volantazos, tienes más posibilidades de marearte. Aquí van nueve trucos y consejos para evitar los mareos durante un viaje en coche.

Trucos para evitar vómitos y mareos en el coche

Evita leer, utilizar el móvil o jugar con una videoconsola

Como decíamos, al no estar pendientes de la circulación nuestro cerebro no prevé una frenada o un giro, ni tampoco cuando las inercias se volverán a estabilizar. Estos movimientos harán que forcemos la vista para ser capaces de ver bien ese libro o esa pantalla, lo que contribuye a que nos mareemos. Es por ello que no se recomienda leer o utilizar dispositivos electrónicos como un móvil, una tablet o una pequeña consola.

Ver qué ocurre por delante

Si vamos con la cabeza elevada, aunque no vayamos totalmente pendientes de la circulación (siempre nos referimos a la persona que no va conduciendo, lógicamente), tendremos percepción anticipada por nuestra vista de lo que ocurre en ese momento y de lo que va a ocurrir unos segundos después. Es decir, sabremos si nos aproximamos a una curva, si vamos a pasar por un resalto o si el conductor aminorará la velocidad. De este modo nuestro cerebro ya estará preparado para asumir esas inercias.

Si vas en autobús o tren intenta sentarte en el sentido de circulación

Asiento alzador Volvo

Si nos sentamos de espaldas al sentido de circulación no podemos ver si se acerca una curva o una pendiente, por lo que nuestro cerebro no se anticipa a las inercias que vamos a sentir. Es por esto que muchas personas se mareen cuando viajan de espaldas. A esto hay que sumar que normalmente viajamos sentados en el sentido de la marcha y no estamos acostumbrados a viajar de espaldas. Por eso, siempre que puedas y más aún si eres propenso a mareos, viaja en el sentido de la marcha.

Si te mareas di al conductor que no corra y que conduzca suave

Si el conductor circula a altas velocidades o a ritmo elevado por zonas de curvas, está contribuyendo a que los acompañantes se mareen. Él verá lo que hace, pues se está jugando que tú organismo y el del resto de acompañantes responda vomitando y poniendo “perdido” el interior de su coche. Como sabemos que a ti tampoco te hace gracia vomitar, avisa al conductor de que te estás mareando cuando percibas los primeros síntomas y pídele que sea más suave con los mandos del vehículo.

La circulación del aire también ayuda a evitar mareos en el coche

El ambiente cargado del interior, además de restar confort, aumenta las posibilidades de que tengamos malestar y, por consiguiente, nos mareemos. Es recomendable viajar con el climatizador activado para así refrescar el interior del vehículo y renovar el aire del mismo.

Sentarse erguidos y con la cabeza apoyada también evita mareos

Otra buena costumbre para evitar los mareos en el coche es circular con la cabeza apoyada en el reposacabezas. De esta forma evitamos los desplazamientos longitudinales hacia atrás originados en las aceleraciones, por lo que los movimientos de nuestra cabeza se reducen. Además, tendremos que hacer menos esfuerzos por mantener la cabeza en equilibrio, lo que reduce la fatiga y mejora nuestra comodidad durante el viaje.

Evitar los puertos de montaña y carreteras con muchas curvas

carretera de curvas

Si planificamos nuestra ruta con antelación podemos evitar las carreteras sinuosas y los puertos de montaña. Las curvas y las pendientes provocan más movimientos de la carrocería que, por consiguiente, llegan a nuestros organismo y pueden terminar provocando mareos. Habiendo estudiado la ruta hacia nuestro destino podremos prescindir, en la medida de lo posible, de estas vías.

Planea paradas a lo largo del recorrido

Si tus acompañantes son propensos a marearse durante los viajes (o no lo son pero en ese viaje sí se marean) un alto en el camino es una de las mejores soluciones para recuperarse. Estar parados, estables y sin los típicos movimientos producidos durante la circulación, harán que esos mareos disminuyan y el cuerpo se recupere. Es probable que tengas que parar varias veces y durante no muchos kilómetros pero, si el trayecto es largo y no paras con frecuencia, es muy posible que la persona mareada termine vomitando en tu coche. Además, podemos aprovechar esa parada para tomar un refresco, descansar durante unos minutos y recuperar energías.

Evita el alcohol

Si alguna vez se te ha ido de las manos con la bebida y después te has subido a un coche o un autobús (espero que como acompañante), sabrás que los mareos producidos por el alcohol parecen multiplicarse con los movimientos del vehículo en el que viajas. Así que ante un largo viaje, aunque no seas el conductor, mejor no pruebes ni gota de alcohol.

Medicamento para el mareo en coche

Medicamento

Existen medicamentos en forma de pastilla o sobre que eliminan o reducen notablemente los mareos. La más famosa y utilizada es la biodramina, existiendo también pastillas infantiles. Según cuentan, este medicamento se creó en las guerras ya que si los soldados se mareaban en los barcos, camiones o carros de combate no podían apuntar sus armas con efectividad.

Sea como fuere, el boom de la biodramina llegó en los 60, cuando muchas familias ya podían permitirse la compra de un coche. Claro, en aquel entonces no existían carreteras como las actuales, teniendo que circular por muchas vías reviradas y puertos de montaña.

Mi perro se marea en el coche

Cuando emprendemos un viaje de vacaciones solemos llevar a nuestra mascota con nosotros. Muchos perros se marean, especialmente cuando son cachorros. Lo primero que tenemos que hacer es habituarles con pequeños trayectos desde que son pequeños llevándoles, por ejemplo, a una zona donde podamos jugar con él o dejarlo correr, para que no relacione coche con pasarlo mal.

Si aun estando habituado, sigue siendo propenso a marearse y a vomitar en los viajes, un buen consejo es que viaje en ayunas, no dejándole tampoco beber demasiada agua. Por lo demás, como en el caso de los humanos, es recomendable conducir suave, mantener el aire fresco y en el habitáculo y hacer paradas de vez en cuando.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Categorías

Curiosidades

Diego Ávila

Amante de todo lo que se mueva gracias a la energía de un motor y apoye en asfalto a través de neumáticos. Durante mi infancia buscaba, entre los... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *