Consejos para encender el coche “en frío”

Ya sea porque vivimos en una zona especialmente fría o porque vamos a hacer un viaje a regiones con un clima difícil, hay una serie de consejos para arrancar el coche en frío que si se tienen en cuenta nos pueden sacar de más de un aprieto.

En concreto, para arrancar el coche en frío hay 5 puntos clave que nos permitirán enfrentarnos a casi cualquier circunstancia sin tener que recurrir a una grúa o al transporte público. Vamos al grano y dejamos las explicaciones para después, porque quién sabe, quizá estás ahora mismo a -15ºC buscando en Internet junto a tu coche.

5 claves para arrancar el coche en frío

  • Apaga todos los aparatos dentro del coche: Aire acondicionado, radio, escobillas limpiaparabrisas, etc.
  • Pisa el embrague cuando arranques
  • No gires la llave más de 5 segundos seguidos y espera medio minuto entre cada uno de los intentos.
  • Calienta la batería: usa varios paños calentados y secos con una plancha o la típica bolsa de agua caliente (bien hermética y resistente) para calentar la batería. Importante: todo bien seco.
  • Solo para Diésel: Enciende el sistema eléctrico del coche 2 o 3 veces durante unos segundos. Gira la llave solo hasta el punto justo anterior a arrancar el motor para encender los calentadores diésel.

Si nada de esto funciona, siempre se puede recurrir a arrancar el coche empujando o en cuesta. Aunque no te recomendamos esto último si el frío va acompañado de mucha nieve o hielo. Recuerda que con el motor apagado tienes una o dos frenadas antes de que se endurezca el pedal y deje de funcionar.

Apaga todos los aparatos dentro del coche

Para no restar energía a la batería, es recomendable que no se haya quedado nada encendido dentro del coche. No hay que derrochar la electricidad disponible ya que la batería del coche va a tener que hacer un esfuerzo extra para arrancar el coche en frío.

Los elementos que más electricidad gastan son las luces, el aire acondicionado, la radio y los motores de las escobillas limpiaparabrisas. Pon los mandos del aire a cero, extrae el frontal de la radio si es extraíble y asegúrate de que el mando de los limpiaparabrisas está en posición de desconectados. Apaga tanto las luces de fuera como las del interior del coche y asegúrate de que no están activados otros extras del coche que puedan restar energía como la calefacción de asiento.

Pisa el embrague cuando arranques

Muchos coches modernos no te dejan arrancar si no tienes pisado el pedal de embrague, pero si este no es el caso del tuyo, no olvides pisarlo a fondo de todas formas. Al desacoplar la transmisión, el motor de arranque tiene que mover menos peso para mover el motor. Es una costumbre buena aunque no estés a bajas temperaturas, ya que se ahorra batería y el motor de arranque se desgasta menos.

No gires la llave más de 5 segundos seguidos

Dado que uno de los elementos clave en estas circunstancias es la batería, no es recomendable forzarla en exceso. Si no ha arrancado en 5 segundos espera unos 20 ó 30 segundos antes de volver a intentarlo.

Puede que hayas visto cómo arrancaba un coche con un intento mucho más largo que esos 5 segundos, pero más vale fraccionar ese tiempo en varias veces. El motivo es que la batería entrega su máxima fuerza en los primeros segundos y luego va perdiendo fuerza si se mantiene. Déjala descansar y volverá con el 100% de su potencia tras unos segundos.

Calienta la batería

Este es el consejo menos extendido, pero es muy útil cuando hace frío de verdad. El único inconveniente que tiene, es que necesitas tener a mano lo necesario para calentar unos paños o el agua para una bolsa. Si éste es tu caso, usa una plancha para los paños o una cacerola o microondas para llenar una bolsa de agua caliente. Si usas esta última asegúrate de que sea bien hermética y evita cualquier parte punzante que pueda tener la batería. Estas bolsas suelen ser muy resistentes porque están pensadas para aguantar el peso de una persona acostada sobre ellas. Sin embargo, si no estás seguro de ello te desaconsejamos su uso.

Cualquier otro método que se te ocurra para calentar la batería puede ser bueno, siempre que tengas en cuenta:

  • No puede mojarse bajo ningún concepto la batería u otras partes del vano del motor
  • No se puede acercar ninguna llama, material incandescente o humeante al coche
  • No se debe superar la temperatura máxima tolerada por la batería.

Recuerda: Si usas los paños o la bolsa de agua, no olvides quitarlos de la batería si consigues arrancar el motor. No vaya ser que con la emoción de conseguir arrancarlo los dejes ahí.

Solo para Diésel: enciende los calentadores 2 ó 3 veces

Los calentadores de los motores diésel son imprescindibles para arrancar en estas circunstancias. Se encargan de calentar el aire y la cámara de combustión del motor para facilitar el arranque. Algo que se vuelve mucho más importante cuando se está a varios grados bajo cero.

Si los calentadores diésel de tu coche no está en buen estado y el frío es muy intenso arrancar el coche se puede complicar mucho. En el artículo sobre las averías en los calentadores diésel, explicamos cómo puedes saber si los tienes en mal estado de forma sencilla.

Consejos para el día de antes

Si no estás ahora mismo en la circunstancia de tener que arrancar el coche en frío, pero ves que lo tendrás que hacer mañana o más adelante, aquí tienes unos consejos para que te sea más fácil cuando llegue el momento:

Lugar de aparcamiento

Aunque tengas que aparcar en la calle, es muy importante elegir el sitio correcto. Procura colocarlo en el sitio más protegido del viento posible, porque ganarás unos cuantos grados. Ten en cuenta también que ayuda mucho ponerlo de espaldas al viento en lugar que de morro.

Luz

Otra forma de ganar unos cuantos grados es aparcar bajo el alumbrado público de una calle o cualquier otra fuente de luz con cierta intensidad. Puede parecer una mejora de las circunstancias muy leve, pero con el termómetro en mano no lo es tanto.

Mantenimiento

Una de las causas que más fácilmente nos pueden impedir arrancar el coche en frío es no tener el coche con un buen mantenimiento. Si vas a moverte por zonas con climas muy duros un buen mantenimiento es incluso más importante. Asegúrate de no tener los filtros de aire y combustible obstruidos, los calentadores en buen estado u otros elementos que puedan dificultar el arranque. Si tu coche pasa las revisiones periódicamente no tendría por qué tener nada en mal estado.

La batería en casa

Si sabes cómo extraerla y sabes que el coche va a estar a temperaturas extremadamente bajas durante toda la noche, una buena solución es guardar la batería en casa. De esta forma en lugar de tener que calentarla con los paños al día siguiente, ya estará a una temperatura buena para funcionar al 100%. Haz este truco si sabes bien cómo extraer y volver a colocar bien la batería sin causar problemas en tu coche.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Categorías

Técnica

Periodista especializado en el mundo del motor. Me apasiona todo lo relacionado con los coches, la gasolina y, por qué no confesarlo, ahora también con los vehículos eléctricos. Desde Actualidad Motor trataré de contarte lo que necesites saber para acertar con la compra de un coche, además de las últimas noticias, anécdotas y curiosidades. Te puedo asegurar que con todo lo que ocurre en este sector no te aburrirás.

Un comentario

  1.   Nacho Moreno dijo

    Buenas! La verdad esque lo que le ocurre a mi coche no se si es problema del encendido o que, pero pasa tanto en invierno como en verano.
    El problema es el siguiente.

    Arranco el coche por primera vez en el dia. Como está frío la aguja de revoluciones esta más alta de lo normal y fija (esto es lo normal en cualquier coche).El tema viene cuando empiezo a andar con él estando frio, llego por ejemplo a un semáforo, me paro y la aguja de las revoluciones no está fija, está como si estuvieas acelerando el coche y asi, total que la aguja de revoluciones (estando frio el coche y por encima de sus revoluciones normales) esta todo el rato subiendo y bajando y asi hasta que el coche coge temperatura y se fija la aguja de las revoluciones donde debe estar con temperatura ya cogida.

    Es un Renault Megane Coupé de 1999, gasolina 1.4 16V
    A ver si alguien me puede orientar….porque la verdad no se a qué puede ser debido dicho problema.

    Muchisimas gracias por su atencion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.