FCA limita la producción del Dodge Durango Hellcat a solo seis meses

Las cosas como son, la oferta de modelos de Dodge es de las más veteranas del mercado americano. El Grupo FCA está estirando, cual chicle, el ciclo comercial de los Durango, Charger y Challenger. Esta medida que, podría ser catastrófica para otro fabricante, está funcionando realmente bien para el consorcio italoamericano. Sobre todo en las versiones más prestacionales, aquellas que llevan colgado del portón el apellido Hellcat.

Uno de los últimos integrantes en sumarse a esta deportiva familia es el Dodge Durango Hellcat. El todo camino más deportivo y potente del mundo es una auténtica máquina que ni BMW o Audi pueden superar. Teniendo en cuenta esta carta de presentación, los fieles se han echado a los concesionarios para hacer su reserva. Lo bueno es que este modelo no se comercializará en una breve serie, aunque tampoco estará mucho tiempo a la venta.

El Dodge Durango Hellcat se fabrica junto al Jeep Grand Cherokee

Dodge Durango SRT 2020 Chicago Auto Show

Según habría declarado Tim Kuniskis, jefe de Dodge al medio Muscle Cars & Trucks, la producción del Durango Hellcat será limitada en tiempo. En concreto, anuncia que la fábrica donde se ensambla trabajará para él durante seis meses. Ese es el periodo de tiempo destinado a fabricar todas aquellas unidades que se vendan. Pero cuidado, que la cifra tampoco será muy elevada, pues Kuniskis estima que no llegarán a dos mil.

Y os preguntaréis ¿qué secretos se ocultan tras una comercialización tan breve? El primero es muy sencillo: la llegada al mercado de la nueva generación del Jeep Grand Cherokee. Sí, ambos modelos comparten base técnica y línea de montaje en el centro que el Grupo FCA tiene en Jefferson North. Por tanto, si las fechas se cumplen según el calendario, las primeras unidades del nuevo Grand Cherokee llegarían a los concesionarios a inicios de 2021.

Artículo relacionado:
Dodge Durango SRT Hellcat: 720 CV para el SUV más potente del mundo

Pero hay otro segundo secreto que gustará menos. Como era de esperar, tiene que ver con la normativa de emisiones de CO2. Según el Grupo FCA, adaptar la plataforma del Durango Hellcat es muy caro y por tanto no merece la pena hacer ese esfuerzo. Sin embargo, para calmar las ansias de aquellos que quieran un Charger o Challenger Hellcat anuncia que ambas versiones sí seguirán a la venta, pues son más sencillas de actualizar.

Con todo, si vives en México, EEUU o Canadá y quieres un Dodge Durango Hellcat debes correr mucho. Por otra parte, si estás esperando el relevo generacional del Jeep Grand Cherokee estás de enhorabuena, porque ya tenemos un poco más cerca su presentación. Tras él debería llegar el nuevo Durango, aunque mientras sus ventas sean elevadas la marca lo seguirá exprimiendo cual limón. Cosas de las políticas comerciales…

Fuente Muscle Cars & Trucks


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.