¡GRACIAS y hasta pronto, Fernando! La F1 te echará de menos…

Ya estaba premeditado, Fernando Alonso se marcha de la Fórmula 1 al finalizar esta pasada carrera. Lo hace por la puerta grande, a pesar de “solo” haber podido ganar 2 mundiales de este deporte, y digo solo, porque para algunos esto sería todo un logro, incluso hemos visto como muchos se han conformado con uno y se han marchado sin más. Pero un piloto de la talla y calidad de Fernando Alonso se merece muchos más… 5, 7,… ya que estamos ante uno de los mejores deportistas españoles y uno de los mejores pilotos de todos los tiempos en F1.

Aunque en la camiseta de McLaren reza un “Hasta pronto“, no sabemos si volverá a la F1, aunque siempre ha dejado la puerta entreabierta. Ahora, él mismo ha dicho que sería posible volver y hacer la temporada completa de F1 2020, pero no sé si eso será así o si definitivamente dice adiós de forma definitiva a la máxima categoría del motor. Sin duda, los aficionados de la F1 lo echaremos mucho de menos, toda la F1 lo echará de menos, la F1 no será igual sin él.

La propia Liberty Media ha hecho lo posible porque se quedara, los aficionados del motor saben que es uno de los mejores pilotos y lo respetan, el respeto se respira también entre los pilotos del paddock actual. Todos saben que probablemente se ha retirado la estrella más grande de los últimos tiempos, el mejor piloto de los últimos años, uno de los mejores de siempre, una leyenda a la que la F1 le debe mucho.

¡Ojalá este deporte te vuelva a encontrar en un futuro próximo! ¡Ojalá sea ese el momento en el que devuelva todo lo que tú le has dado! Te mereces mucho más que dos. Lo sabes, y lo saben. No obstante, siempre has luchado en desventaja técnica, siempre con un coche inferior (excepto en 2007) contra coches muy superiores. Has dado espectáculo, has sembrado pero no has recibido lo merecido. No obstante, solo podemos decir: ¡GRACIAS, Fernando por estos 17 años! 

Más información – Circuito-Museo Fernando Alonso

Esta es la historia de ‘El Nano’…

En 1981, un día 29 de julio, nace en Oviedo (Asturias) un tal Fernando Alonso Díaz. Fue el segundo hijo, tras su hermana mayor Lorena, de una familia humilde que sin saberlo iban a escribir su apellido en lo más alto del automovilismo. Y la historia comenzó cuando su padre, un piloto amateur de kart, construyó un kart para su hija Lorena, pero que finalmente terminó regalando a su hijo Fernando porque su hermana no mostró interés por el vehículo.

Ya conducía coches desde los 3 años, y pocos años después llegaría su primera victoria, y cuando comenzaría a entrenarse para la competición tras sus clases del colegio. Obtuvo la licencia oficial de la Real Federación Española de Automovilismo poco después y con solo 7 años obtuvo su primer título en una competición oficial en el campeonato infantil de Asturias, ganando las 8 carreras de las que se componía la competición. Al año siguiente, en 1989 se volvió a proclamar campeón de karts en Asturias y Galicia.

Los cambios de categoría implicaban un coste para su familia, la cual no se podía hacer cargo de ello y estuvieron a punto de abandonar debido a los gastos para financiar la trayectoria de Alonso. No obstante, un patrocinador llamado Genís Marcó se encargó de poner el dinero y salvar la carrera deportiva de Fernando. Los años siguientes continuaron con más títulos en distintas zonas del norte español, lo que le permitió conseguir una beca de la Federación Española de Automovilismo para competir en el Campeonato del Mundo de karts.

Quedaría 3º en dicho campeonato, a esto le seguirían más trofeos y campeonatos de España, hasta que fue accediendo a otras categorías como la Euro Open by Nissan con Adrián Campos, etc., cuando comienza en monoplazas allá por 1999, cuando ni siquiera tenía el carnet de conducir, pero ya conducía monoplazas a más de 200 km/h. Después pasaría a la Fórmula 3000, obteniendo muy buenos resultados y quedando cuarto ese año de debut.

Pero fue precisamente Adrian Campos el que convenció a Giancarlo Minardi para que Alonso probara un F1. “Adrián Campos me dijo que estuviera pendiente de Fernando. Empecé a seguirlo y me quedé impresionado con sus actuaciones. Estaba claro que estaba un paso por delante de cualquier otro” decía Minardi. Por eso lo dejó disputar un test en Jerez con un F1 Minardi de 1999. “A pesar de la fuerte lluvia, Alonso fue capaz de hacer cosas que un novato nunca había hecho antes. Simplemente jugó con el coche, y en la tercera vuelta ya había marcado el mejor tiempo por 1.5 segundos. Fue mucho más rápido que cualquier otro. En ese momento me di cuenta de que tenía delante de mi a un piloto completamente diferente. Comenzamos unas largas negociaciones y finalmente firmó un contrato de larga duración con nosotros“.

Adrián Campos también recuerda que el propio Minardi vino a él diciendo que lo parase, que Alonso estaba loco por los tiempos que estaba imponiendo… Le recomendaron por radio que bajase el ritmo porque querían que el coche regresase sano y salvo, pero Alonso contestó que aún no había apretado a fondo. Y así fue el inicio de la colaboración con Minardi mientras disputaba la F3000 en 2000. Y en los test de Fiorano marcó unos tiempos tan increíbles que llamó la atención del equipo Ferrari e incluso Jean Todt se interesó por él para Ferrari llegando a un acuerdo verbal con Alonso.

Los problemas de Minardi hicieron que pusieran a Alonso a la venta y se lo ofrecieron a Flavio Briatore, como también hicieron con Giancarlo Fisichella. En 2001 solo corrió 17 GPs con Minardi y al año siguiente Briatore lo hizo piloto de pruebas de Renault, tras la compra de Benetton. Tras estar un año como piloto probador de Renault, pasó a ser piloto oficial en 2003, y allí llegó su primera victoria, transformándose en uno de los más jóvenes en ganar un GP en aquella época, aunque después otros le hayan arrebatado el récord.

Fue el 24 de agosto de 2003 en el GP de Hungría, cuando logró la victoria con solo 22 años, superando a Kimi Räikkönen, Juan Pablo Montoya, Rubens Barrichello y Michael Schumacher. Eso hizo que en España empezara a aflorar el interés por la F1 y fue al año siguiente, en 2004 cuando Telecinco comenzó a retransmitir las carreras en abierto, llegando a inundar el GP de España con banderas azules y amarillas de Asturias.

2005 y 2006 serían los mejores años, cuando “el Nano”, como le conocían en su familia por ser el peque, se transformaría en Magic. Dos años en los que impuso un nivel estratosférico y cuando consiguió sus dos títulos mundiales con el equipo Renault y ese R25 y R26 que no eran los mejores coches de la parrilla, pero la diferencia las ponían las manos de Alonso, permitiendo quedar por delante de sus rivales que tenían mejores coches.

Después vendría ese año 2007 que todos recordaremos, cuando Fernando Alonso por fin tenía un coche competitivo, el mejor coche de la parrilla que le permitía ganar el título con facilidad, pero parte del equipo McLaren, especialmente Ron Dennis, pensaron que era mejor promocionar al joven piloto rookie que se sentó al lado de Alonso, un piloto que era fan del propio Fernando, Lewis Hamilton. Eso les costó una serie de descalificaciones, filtraciones y tensiones internas que terminó con el empate a puntos de ambos pilotos, la desclasificación de McLaren del mundial por el espionaje a Ferrari y el regalo del título mundial de ese año a Kimi…

Tras romper su contrato con McLaren y regresar un año a Renault, a un Renault muy poco competitivo, pasó unos años malos en Renault con coches que eran los peores de la parrilla, con muy poca carga aerodinámica y que no le daban lo que Alonso realmente buscaba. Pero fue un momento de transición, ya que su cabeza estaba apostando por el rojo, ya que quería que los chicos de Maranello lo fichasen para poder pilotar para Ferrari, otro de sus sueños…

Allí en Ferrari estuvo cinco años, cinco años en un Ferrari que ya no era lo que era, y que no podían hacer un coche competitivo. Fue el propio Fernando el que salvó del más completo ridículo a los coches rojos, llevándolos más allá de donde realmente podían llegar por sus prestaciones. Llegando a ser subcampeón del mundo de F1 varios años con estos bólidos que a veces no estaban ni en el podio en el performance ranking de los coches e incluso llegó a luchar dos años hasta la última carrera por el mundial, llegando a liderarlo en puntos por sus magistrales actuaciones contra los todopoderosos y “alegales” Red Bull.

Pero los mundiales no llegaban con Ferrari y Fernando comenzó a cansarse, por eso tanteó el mercado y decidió cambiar a otro proyecto que parecía prometedor, pero que finalmente fue un fracaso total. 2014 sería el último año en Ferrari, pasando en 2015 a formar parte de nuevo de McLaren, esta vez con su asociación con Honda tras romper con Mercedes como proveedor de motores. Pero lo que parecía un binomio exitoso terminó como todos sabemos por los problemas de fiabilidad y potencia del motor nipón…

Tres años con McLaren-Honda que terminaron con la paciencia de Alonso y también con la del propio equipo McLaren, llevándolos a tomar una decisión en mi opinión arriesgada y errónea, tras romper con Honda y pasar a ser cliente de Renault. Perdieron un importante patrocinador, una gran cantidad de dinero, para pasar a ser clientes, pagar por los motores y sumirse en una crisis económica importante. Todo para tener un motor galo que ha mostrado que es el peor junto con el Honda, solo que parece que Honda está dando pasos de gigante este 2018 y Renault no encuentra eso que les haga estar más cerca de Ferrari y Mercedes.

Como hemos visto, el MCL33 con Renault ha dado un paso atrás, la culpa no la tiene el motor, que en esto sí que parece que a principios de año el Renault era mejor que el Honda, pero la adaptación les ha hecho pagar un precio y el chasis/aerodinámica no están optimizados, haciendo un coche incluso peor a nivel aerodinámico que el MCL32. Y quizás esa falta de oportunidades, la edad, y el ver que las cosas no parecen cambiar con la suerte con los coches sea lo que han hecho tomar esta decisión a Fernando… Dejar la F1 al finalizar 2018.

Por eso ha estado buscando el ánimo y la motivación fuera de la F1 durante los últimos dos años, compitiendo en las 500 Millas de Indianápolis con el Indy que McLaren y Andretti prepararon para él en 2017, y a punto estuvo de ganarlas si el motor, otra vez Honda, no se rompe a pocas vueltas del final. También compitió en el equipo Nation Autosport de su jefe Zak Brown en las 24 horas de Daytona, como preparación para el mundial de resistencia WEC 2018 con el TS050 de Toyota, esta vez sí, un coche dominante por primera vez en la carrera de Alonso y que probablemente lo lleve a ganar el mundial tras haber ganado también las 24 horas de Le Mans.

Eso lo acercan a la Triple Corona, que solo necesita ganar Indy 500 para ello. La falta de motivación dentro de la F1 le ha llevado a esto, ya no solo por el hecho de no tener un coche competitivo, que esto puede cambiar de un año para otro, e incluso ha tenido ofertas del tercero en discordia como él mismo ha dicho (Red Bull), sino que la competición se ha vuelto aburrida con esos GPs de Mónaco donde hacen un tren los de delante corriendo varios segundos más lento de lo que realmente pueden, con las carreras donde es imposible adelantar, con las carreras previsibles con la dominación total de Mercedes y Ferrari, con esos circuitos de Tilke que son todos similares y quitan la magia de los clásicos, …

Bueno también ver a Alonso con el NASCAR y ese intercambio de coche con la leyenda americana Jimmie Johnson. ¿Y ahora qué? Bueno, pues supongo que la F1 no volverá a ser igual sin Fernando Alonso, quizás muchos le echen de menos, pero existe vida más allá de la F1 como podemos ver en el WEC, en Indy y también en esas carreras míticas que prepara Fernando para 2019 y que aún no ha dicho cuál serán pero tienen a todas las redes inquietadas por lo que está fraguándose…

Y es que para ser el mejor, ya que la F1 no le ha devuelto lo que se merece, ya que no ha ganado 7 o más mundiales, tendrá que seguir luchando, no tendrá descanso para demostrarle al mundo del motorsport que realmente es EL MEJOR. Algunos análisis estadísticos de prestigiosas universidades donde quitan el factor coche para determinar realmente la calidad del piloto ya sitúan a Fernando Alonso como el 4º (tras Juan Manuel Fangio, Alain Prost y Michael Schumacher y por delante de Lewis Hamilton y Alberto Ascari), y otras como 5º (tras Fangio, Prost, Clark y Senna, pero por delante de Piquet, Stewart, Schumacher, Fittipaldi, Vettel,…). Y no son universidades precisamente alonsistas…

Incluso algunos medios británicos, poco sospechosos de ser alonsistas, también claman que Fernando es probablemente el mejor de último siglo de F1. Ejemplos de ello son la Fox, BBC, The Drive, y muchos otros medios,… Incluso los italianos han estado muy activos aclamando a Alonso tras el desastroso mundial de Vettel que los ha llevado a perder el campeonato teniendo el mejor coche. Y el propio Alonso lo pronosticó, cuando sus rivales no tengan el coche más competitivo y luchen por cosas importantes, entonces demostrarán que son buenos pilotos. Lewis Hamilton lo ha hecho, y se ha ganado el respeto de Alonso y el propio Alonso lo ha dicho varias veces. Pero Vettel…

Véase – Alonso vs Vettel, Vettel pierde credibilidad, Vettel sigue perdiendo credibilidad…

 

Otros pilotos vs Fernando Alonso

Y es que Fernando Alonso, como él mismo ha reconocido y sus ingenieros saben, no es un 10 en nada, pero es un 9.5 en todo. Mientras otros pilotos como Michael Schumacher trabajan mucho en cuanto a desarrollar el coche y ajustar toda la mecánica a sus necesidades y son un diez en eso, pero tienen otros muchos puntos débiles, o como Lewis Hamilton que es el mejor clasificador de la actual parrilla, siendo más rápido incluso que Alonso en clasificación, pero tiene otras debilidades,… En el caso de Fernando Alonso quizás no sea tan bueno como Schumi en eso, quizás no sea tan rápido como Hamilton a una vuelta, pero prácticamente no tiene debilidades y es casi el mejor en todo, lo que lo hace el más completo de la parrilla.

Si te fijas en el diagrama de la imagen superior verás que otros pilotos pueden tener un diagrama de rendimiento similar a una estrella, destacando en algunos puntos concretos como he dicho. Pero si se hiciese el gráfico para Fernando Alonso, sería casi un círculo, proque es bueno prácticamente en todo, aunque no destaque en nada en particular, lo que lo hace casi perfecto. El propio Andrea Stella, ingeniero que lo conoce muy de cerca desde Ferrari, lo ha dicho así. Se ha encargado de hacer unas declaraciones últimamente en que lo compara con otros pilotos que él también ha conocido, como Michael…

También Mark Temple (ingeniero de carrera de Alonso en McLaren) y Will Joseph (performance engineer de Alonso en McLaren) lo han dicho en otras ocasiones, e incluso el bueno de Joan Villadelprat:

  • Joan Villadelprat: “Prioriza. Te dice: ‘Hay que concentrarse en poner a punto el coche para esta y esta curva. Olvidemos el resto, me encargo yo“.
  • Mark Temple: “Piensa muchísimo en otras cosas mientras pilota, en cosas que van más allá de la vuelta inmediata. Frecuentemente me pregunta cosas sobre la estrategia que lo demuestran muy claramente. Esa increíble conciencia global es una fortaleza que siempre ha tenido, esa habilidad de pilotar muy velozmente, con muy pocos errores, mientras piensa en la carrera en su totalidad, y la gestión. […] Es capaz de extraer el máximo todo el tiempo y de forma diferente. […] Cuando ha sido más lento que su compañero en los entrenamientos, por ejemplo, es invariablemente porque ha superado el límite que se exige, no porque se haya quedado por debajo. […] Le gusta atacar y ser agresivo en la entrada de la curva, esa es una de sus fortalezas. Así es capaz de mantener mucha velocidad en las curvas y atacar en algunos circuitos, como Singapur, donde es tremendamente fuerte. […] Fernando tiene un estilo de pilotaje de gran adaptabilidad. La forma que tiene de adaptarse a un coche, a una pista o a un neumático es impresionante. […] Vendrá y te dirá: ‘Creo que el problema es este’. Miras los datos y le dices: ‘No lo veo’. Y es porque está adaptándose a ese problema. Así pilota salvando las limitaciones, pero no significa que no esté el problema, es que resulta difícil verlo. A veces, si miras sus primeras vueltas, cuando aún no ha encontrado el límite, es entonces cuando frecuentemente ves que el problema se ha manifestado por primera vez en los datos. […] Lo verdaderamente increíble en él es que es muy fuerte en todas las áreas. Es capaz de indentificar áreas de debilidad y pensar sobre ellas, trabajarlas y minimizarlas.“.
  • Will Joseph: “¿Es un piloto más? No, absolutamente no. Está muy claro que está a un nivel diferente respecto a otros con los que he trabajado (Hamilton, Pérez,…). Es capaz de asimilar muchísima información, lo que es verdaderamente increíble. Se preocupa por los detalles más pequeños. Es muy refrescante y te cambia la forma de trabajar.“.
  • Andrea Stella: “El proceso de ser humilde es lo que caracteriza a Alonso.[…] La esencia de sus cualidades es que es muy completo. Sufres para detectar una debilidad en términos de habilidades. Su prepración técnica para pilotar, sus habilidades para lidiar con variedad de situaciones y su inteligencia, su capacidad de entender la situación, ya esté dentro o fuera del coche. […] Cada piloto está comprometido. Cada piloto te dirá ‘soy el más comprometido’ pero es difícil para Fernando aceptar que es mś lento que alguien. Es algo que está en su naturaleza, que pudo haber creado problemas cuando no era lo suficientemente maduro para gestionar este aspecto fundamental de su indentidad. Para gestionar esta característica interna, te tienes que desarrollar como humano y también necesitas a gente en tu entorno para ayudarte a eso. […] Si hablamos de cualidades que tiene Fernando, en las que no es el mejor, creo que Michale quizás sí era el mejor en algunas de ellas, pero en otras era más débil que Fernando. Michael sería más como una estrella, mientras que Fernando es más como un círculo perfecto, pero quizás no con la excelencia que algunos pilotos pueden haber mostrado en ciertos aspectos. Michael fue un piloto de ataque. Afrontaba las cosas desde más allá del límite. Fernando es más de ir desde debajo hasta el límite. Así que, por ejemplo, la capacidad de pilotar un coche con sobreviraje de Michael era increíble, pero a veces esto se convirtió en su debilidad porque pilotaba un coche tan sobrevirador en los entrenamientos que cuando llegaba la clasificación, si empujaba un 1% más, tendría demasiado sobreviraje o demasiada degradación en los neumáticos durante la carrera. Con Michael los ingenieros tenían que tener un papel activo para intentar controlar sus capacidades y decirle ‘¿cómo vas a hacer esto y dónde hace el coche aquello? Necesitamos más del coche y menos de ti’. Fernando entiende sus propios límites mejor, es muy bueno entendiendo en qué ayuda él y en qué ayuda el coche. Puede preparar el coche para la carrera muy bien gracias a esto. Otra diferencia intersante es que Michael era muy analítico y dialéctico. Pasamos mucho tiempo hablando del coche. Fernando es una persona concisa. Cuando vuelve al garaje, en las primeras tres palabras de sus comentarios, ha expresado el 95% de lo que quiere decir. Con Michael, la técnica se trataba más de filtrar la esencia de los detalles. Con Fernando es cuestión de preguntar las cuestiones adecuadas para hacerse una imagen detallada de la escena. Su sensibilidad con el coche es excepcional. Es sólo una cuestión de dónde te sientes cómodo como piloto. Se siente cómodo si sabe que estamos atacando el 90% del problema.”
  • Pedro de la Rosa: qué decir… no hay más que vel cuando analiza las vueltas subjetivas, cuando te dice cómo acorta y recorre menos distancia en los circuitos que otros pilotos por su forma de acortar en las curvas, cómo adelanta, cómo cierra los huecos para no ser adelantado, cómo pilota bajo lluvia, cómo ahorra combustible sin perder demasiado tiempo,…

A pesar de eso, son muchas las voces críticas que dicen que cuando gana lo hace porque tiene el mejor coche y cuando pierde porque también tiene el mejor coche pero no sabe pilotar…, así somos en España, que no valoramos lo nuestro y preferimos elogiar o valorar solo lo de fuera… ¡¡Ahh si nos preocupásemos tanto de fomentar el talento nacional y crear oportunidades para los nuestros como de la crítica y la estupidez…!! ¡Cuánto mejor nos iría!

Y me despido, GRACIAS Fernando, espero que fuera de la F1 tengas un futuro mucho más prometedor.

Te puede interesar
¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

Sé el primero en comentar