Honda Civic 1.6 i-DTEC: Contacto en Niza (II)

SONY DSC

Ya hemos arrancado el nuevo motor diésel 1.6 i-DTEC que Honda ha montado en el Civic. Desarrolla 120CV y 300Nm de par, y a decir verdad, se presenta como un duro competidor para motores más veteranos como los 1.6 TDI o HDI. Ahora es el momento de entrar al nuevo Honda Civic y empezar a toquetear, para así poder ver que tal realizado está este compacto de segmento C con el que Honda quiere conquistar.

Al entrar vemos que es un coche claramente japonés. No por diseño, porque es bastante innovador, pero sí por materiales. Esto tiene partes buenas y partes malas. Los materiales, aunque buenos, no son los mejores del segmento, pero podemos poner la mano en el fuego y asegurar que dentro de más de 10 años, todo seguirá igual de bien ajustado, con muy pocos grillos (o ninguno) y con todos los botones funcionando como lo hacían al salir de Swindon, donde se fabrica. Eso sí, los aireadores laterales no son dignos ni de un vehículo comercial.

SONY DSC

Nos acomodamos en el asiento y la verdad es que nos encontramos cómodos. El mullido es bueno y sujetan bastante bien el cuerpo. Al principio vemos muchas cosas, pero rápidamente nos hacemos al cuadro de mandos. Tenemos relojes de revoluciones, nivel de combustible y temperatura (si, ese que cada vez es más difícil encontrar) tras el volante. Encima tenemos un velocímetro digital y una pantalla que hace las veces de ordenador de abordo. El velocímetro digital es perfecto por su ubicación. Hace que no tengamos que apartar la vista de la carretera en ningún momento, funciona casi como un Head Up Display. Nos ha gustado menos el ordenador de a bordo, por ser muy complicado. Entre las distintas pantallas podemos elegir si queremos ver la velocidad media, la autonomía o el consumo. Para cambiar la opción que queremos visualizar tenemos que entrar a un menú y navegar. Toda la seguridad que ganamos con el velocímetro se la carga esta rebuscada configuración. Pasa lo mismo con en el cuentakilómetros, es imposible tener el parcial y el total a la vez, hay que seleccionarlos en un menú.

En la consola central tenemos el equipo multimedia con navegador. No está en muy buena situación para consultarlo constantemente, pero afortunadamente esa pantalla ilógica de más arriba nos muestra las indicaciones, para no tener que desviar la mirada. Debajo del GPS tenemos todos los controles de climatización. En la parte de la consola situada entre los asientos hay un hueco con tapa que puede hacer las veces de posavasos y un apoyabrazos central que esconde un cajón en el que encontramos una toma de 12V, una USB y una AUX para el equipo de sonido.

SONY DSC

Las plazas traseras son relativamente amplias, aunque siempre viajarán mejor dos. Lo más curioso es precisamente la versatilidad de estos asientos cuando no viaja nadie y queremos llevar objetos. Si normalmente en los coches lo que se abate es el respaldo (en este también, en proporción 60/40) en el nuevo Honda Civic se puede plegar la banqueta contra el respaldo, ganado así espacio para poder cargar objetos más altos en la parte trasera, aunque si son muy grandes puede resultar complicado meterlos por las puertas laterales. Y tal vez jugando al Tetris consigamos meterlo en el maletero, que es el más grande de su segmento, ya que en la más pequeña de sus configuraciones tiene 391 litros, bajo los cuales hay un compartimento de 76 más. Ahí es nada.

Más en ActualidadMotor Honda Civic 1.6 i-DTEC motor y gama

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *