Honda Civic 1.6 i-DTEC: Contacto en Niza (I)

SONY DSC

A principios de esta semana nos desplazamos a la Costa Azul, a Niza más concretamente, para probar de primera mano el nuevo motor 1.6 i-DTEC (diésel) de Honda. Es el segundo motor diésel de la marca después del 2.2 que utiliza el resto de la gama (CR-V, Accord, Civic) y viene a cubrir un hueco importante en el mercado en el que, hasta ahora Honda estaba  desnuda al contar con un diésel de acceso de 150CV. Hemos probado este bloque 1.6 diésel sobre el nuevo Honda Civic y la verdad es que llega al segmento C un rival a tener en cuenta por el resto de marcas y, sobretodo, por los consumidores.

Con 1.6 litros de cilindrada este bloque entrega 120CV y 300Nm de par motor a sólo 2000 vueltas gracias a un turbo de geometría variable. Lo más prometedor son las cifras de consumos y emisiones, 3.6 litros en ciclo mixto y 94 gramos de CO2 en emisiones aunque es un Euro 5. Como veremos, el consumo es algo más alto, pero muy contenido de todos modos. Para lograr estos consumos Honda está trabajando el la serie Earthdreams Technology de motores y transmisiones que ayudan a rebajar los consumos. El Honda Civic 1.6 i-DTEC es el primer vehículo europeo en recibir esta tecnología.

nuevo-honda-civic-1.6-i-dtec-1

Sin duda estamos hablando de un motor clave para el crecimiento de Honda. El Civic es uno de los modelos de más volumen de la marca, y a su vez es de uno de los segmentos más demandados, el segmento C. En este segmento el 58% de las matriculaciones corresponde a mecánicas de gasoil, y la mayoría de ellas tienen potencias de entre 90 y 115CV. Con el Honda Civic 1.6 i-DTEC la marca quiere cubrir ese hueco con una interesante oferta de 120CV, no disponible hasta ahora. El motor 2.2 i-DTEC del Civic es rápido y contenido en consumos, además de fiable, pero no todo el mundo quiere ni necesita tanta potencia, y además, el coche es más caro. Este bloque llegará también al nuevo Honda CR-V como diésel de acceso asociado a tracción sencilla 2WD.

La clave de este motor es la citada Earthdreams Technology de Honda. El bloque 1.6 es 47 kilos más ligero que el 2.2, y la transmisión manual de seis marchas contribuye a que el ahorro total sea de hasta 54 kilos. Las medidas adoptadas en este interesante motor diésel son un alternador que genera en retención, para no restar potencia al acelerar, una EGR que toma los gases de después del FAP (más limpios y a menos temperatura), conductos de admisión optimizados, colectores de escape de acero inoxidable, elementos móviles más ligeros, la supresión del árbol de equilibrado y aceite de baja viscosidad entre otras. Honda hizo mucho hincapié en la reducción de las fricciones internas del motor, de hasta un 40% y que lo sitúan al nivel de su homólogo de gasolina. Otro cambio que recibe el 1.6 frente al 2.2 es la dirección, que es algo más directa al utilizar una cremallera con menos desmultiplicación.

SONY DSC

Honda Civic 1.6 i-DTEC en movimiento

Y ahora lo más importante. ¿Como va el motor de 1.6 litros y 120CV en el nuevo Honda Civic? Realmente bien, para ser sinceros. Lo primero que cabe destacar es su baja rumorosidad al ralentí. No llega al refinamiento de un motor gasolina de Honda, un referente en el sector, pero para nada resulta ruidoso, incluso a altos regímenes. Toca ponerse en marcha y es hora de engranar la primera velocidad. El embrague tiene un accionamiento suave y tirando a blando, que se agradece cuando circulas con un tráfico como el de Niza. El accionamiento de las marchas es acertado, los recorridos no son excesivamente largos y es bastante precisa. No llega la finura de una caja manual del Grupo Volkswagen, pero es superior a las de, por ejemplo, PSA. En cualquier caso todas las marchas entraron a la primera y sin problemas, incluída la marca atrás, que está junto a la sexta. El escalonamiento de las marchas es correcto, pero el salto entre segunda y tercero es grande, como pasa en muchos coches y es probable que a veces no encontremos la marcha más adecuada en subidas.

El motor responde bastante bien en todo el rango de revoluciones, aunque realmente es a partir de las 2000 vueltas donde notamos que empuja. Por debajo recupera con agilidad, pero yo soy más partidario de reducir que de dar gas a fondo para ganar velocidad. En carreteras reviradas si circulamos en ese rango de las 2.000 vueltas iremos muy cómodos en tercera o cuarta en función de la velocidad, y gracias a los 300Nm de par será casi como conducir un automático, al no tener que recurrir en exceso al cambio. Hablando de automáticos, la marca no tiene previsto incorporar una caja que no sea manual a este motor.

SONY DSC

Disponemos de indicador de cambio de marcha, que en carreteras llanas funciona bien, porque el coche recupera fácilmente, pero en subida, si hacemos caso al indicador nos veremos obligados a ir casi pie a chapa para ganar velocidad. Como es habitual, no está muy afinado el indicador, al no tener en cuanta otros parámetros que no sean la velocidad de giro del motor. El Civic dispone del botón ECON, que suaviza la respuesta del acelerador y regula automáticamente la cliamtización. Ayuda a ahorrar combustible, pero volviendo a carreteras de montaña, nos resta algo de agilidad. En ciudad si es muy recomendable activar este modo, pues no precisamos de tanta potencia. El Honda Civic 1.6 i-DTEC cuenta también con start-stop. Es rápido y silencioso al arrancar, aunque me pasa lo mismo que en elos Audi, no me gusta que la dirección se quede totalmente bloqueada. En este apartado, minipunto para PSA, que sí conserva la asistencia de la dirección.

En cuanto al comportamiento dinámico del coche no hay pegas. Es cómodo y tiene una dirección bastante directa, aunque filtrada, así como unos balanceos muy contenidos en curvas. Se nota que Honda está detrás, aunque no desplegarán todo su potencia deportivo hasta que llegue el Civic Type-R. Si vamos un poco pasados experimentaremos el subviraje, pero la electrónica siempre estará ahí para velar por nosotros, salvo que pasemos la infranqueable línea de los límites de la física.

SONY DSC

¿Y en cuanto a consumos? Pues teniendo en cuenta que en la presentación de un vehículo no suelo esforzarme en sacar a relucir la parte ecológica de los coches, si no de ver como responden en todas las situaciones (perjudicando a los consumos) diré que si bien he llegado a ver medias de 4.7 en el ordenador de abordo 5.0 litros es una cifra (en combinado) con la que el Civic se conforma. Si nos esforzamos en el hypermiling, podremos bajar fácilmente los consumos, aunque a decir verdad, 3.6 me parece una utopía.

Más en ActualidadMotor Honda Civic 1.6 i-DTEC interiores y gama

 

 

 

 

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Un comentario

  1.   Domingo Maestre dijo

    Muy buena prueba y muy buenas fotos. Espero que te lo hayas pasado bien por Niza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *