Honda Ridgeline 2021 ¿Se puede saber por qué en Europa no se vende?

El Honda Ridgeline es uno de los pick up´s más vendidos en EEUU. La segunda generación de este modelo llegó al mundo en el año 2017 y fue objeto de ciertas críticas. En concreto por el diseño de su frontal, pues los clientes de este tipo de vehículos son muy críticos con sus líneas y rudeza visual. Por ello, aprovechando que ha llegado a su ecuador comercial, la firma japonesa ha decidido aplicarle un importante restyling que acabe con las quejas.

Pero además de mejorar su imagen, ofrece nuevas opciones de personalización. Ahora puede sumarse al programa Honda Performance Development. Esta opción está compuesta por cuatro paquetes diferentes llamados: HPD, Utility, Function y Function +. Con ellos el cliente puede elegir entre varios accesorios para crear una estética más agresiva o elegante. Viendo el resultado nos preguntamos ¿Por qué no se vende en Europa?

El Honda Ridgeline es uno de los pikc up´s más vendidos en Estados Unidos

La respuesta es sencilla: el Honda Ridgeline está pensado para satisfacer las necesidades de los clientes yanquis. Lo podemos ver en cómo ha evolucionado su frontal, que pasa a ser más vertical e incluir una parrilla más prominente y generosa. En ella ha incluido unos adornos cromados que sirven para integrar a los grupos ópticos. Ahora incluyen tecnología LED y además estrenan un nuevo patrón para la luz de conducción diurna.

El paragolpes también evolución, luciendo líneas más agresivas y nuevas entradas de aire. A la vista lateral llegan unos pasos de rueda más prominentes y unas llantas de aleación de nuevo diseño. Por último debemos echar un vistazo a la zaga. Según comunica Honda, los clientes prefieren líneas sencillas y sin excesivos adornos. Además, gustan de ver las salidas de escape, por lo que a diferencia de antes ahora están expuestas a la vista.

Artículo relacionado:
Honda Ridgeline 2017, nueva generación más práctica

De puertas adentro el Honda Ridgeline MY2021 mantiene el estilo conocido en la versión pre-restyling. La calidad de materiales y posibilidades de equipamiento están a gran nivel. No obstante, han aprovechado para mejorar la conectividad e introducir nuevas funciones. Además, dependiendo del acabado elegido los asientos pueden ir tapizados con diferentes materiales y texturas. Respecto a la habitabilidad y capacidad de carga no hay cambios.

Por último está la oferta mecánica. Al ser un modelo destinado a Estados Unidos, bajo el capó encontramos un bloque gasolina 3.5 VTEC V6 con 280 CV de potencia asociado a una transmisión automática de 9 relaciones. Este potencial llega al suelo a través del eje posterior 2WD o el sofisticado i-VTM4 con reparto de par inteligente. Quizá sea esta la razón por la que en Europa no se puede vender, aunque con algunos cambios…

Fuente – Honda


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.