Ya conocemos algunas innovaciones importantes del próximo Mercedes Clase S

Eje trasero direccional Mercedes Clase S

El Mercedes Clase S siempre es el encargado de estrenar la gran mayoría de novedades que llegan a la marca de la estrella. La compañía ya está terminando de afinar el nuevo modelo y, antes de lanzarlo al mercado, ya nos muestran algunas de estas innovaciones principales y tecnologías muy pronto podremos ver en las calles.

Las novedades que incorporará la nueva generación del buque insignia de Mercedes tratan de seguridad activa, seguridad pasiva, tecnología, confort y asistentes a la conducción. Además, la mayoría de ellos cumplen varios de estos ámbitos. Echemos un vistazo a todas estas innovaciones, que no son precisamente pocas.

Eje trasero direccional con hasta 10 grados de giro

Una de los nuevos sistemas que podrá incorporar el próximo Mercedes Clase S es el eje trasero direccional. Personalmente, es un sistema que me gusta mucho, pues la mejora de agilidad es muy grande. En este caso, este sistema opcional constará de dos versiones, pudiendo girar en un máximo de 4,5 grados, o bien hasta 10 grados.

Según apunta la marca, se reduce el diámetro de giro en hasta 2 metros, pudiendo incluso un Clase S de batalla larga cambiar de sentido en un espacio de solo 11 metros. Esto es especialmente importante con coches tan largos como estas grandes berlinas, pues el eje trasero directriz otorga una gran agilidad en aparcamientos, en vías urbanas y en carreteras reviradas. Además, a alta velocidad girar en sentido opuesto y se mejora la estabilidad.

Airbag frontal para las plazas traseras

Mercedes Clase S camuflado

También de forma opcional nos ofrece un airbag frontal para las plazas traseras laterales. Según la marca, es el primero del mundo. Si se produce una colisión frontal grave puede reducir las cargas que actúan sobre la cabeza y la nuca, complementándose con el cinturón de seguridad inflable. Ahora, los ocupantes de las plazas posteriores también tienen su airbag frontal.

A esto hay que añadir que el nuevo Mercedes Clase S también incorpora un airbag central delantero. En caso de colisión, dicho airbag se despliega entre el conductor y el acompañante del asiento delantero. Su objetivo principal es evitar que en un accidente puedan chocar sus cabezas y producir lesiones graves.

E-Active Body Control: más confort y protección

El E-Active Body Control es un sistema que todo cliente del Clase S debería solicitar. Se trata del tren de rodaje activo, el cual no solo mejora el confort o la dinámica del coche, sino que también incrementa la seguridad de los ocupantes. Veinte sensores, cinco procesadores y la cámara estereoscópica controlan el entorno del coche en todo momento.

Mediante las informaciones recibidas por los sensores se regula la fuerza de muelles y amortiguadores individualmente para cada rueda, reduciendo los balanceos, cabeceos y movimientos verticales. En el modo Comfort la cámara lee el estado del asfalto antes de que las ruedas lleguen a cualquier punto, adaptando la suspensión neumática y minimizando los movimientos.

De igual manera, en el modo Curve el vehículo se inclina hacia el interior de una curva al trazarla, elevando el lado exterior de la carrocería y bajando el lado interior. Con esto se consiguen reducir las inercias en el habitáculo y, por tanto, minimizar las posibilidades de marearse.

Mercedes Clase S seguridad

Por último, y ahora sí hablando de seguridad, en caso de que los sensores detecten un choque lateral inminente, eleva la carrocería varios centímetros en apenas unas décimas de segundo. Así, el impacto se produce en las zonas más resistentes, en el chasis, mejorando la protección de los ocupantes y reduciendo las posibles lesiones.

Aparcamiento automático en líneas (y no solo entre vehículos)

Con el nuevo paquete de aparcamiento con cámara de 360 grados se añaden cuatro cámaras adicionales. Esto permite detectar y proponer más huecos de aparcamiento disponibles, pues antes solo era capaz de reconocer cuando había un hueco entre dos vehículos. Ahora puede detectar las líneas de delimitación de las plazas de aparcamiento, lo que supone un gran paso hacia delante.

Además, gracias a las imágenes recogidas por estas cámaras adicionales se realiza una imagen tridimensional del área cercana al vehículo, pudiendo girarse de forma intuitiva y facilitando maniobras de aparcamiento gracias a que podemos controlar mejor todos los ángulos. Así, por ejemplo, podemos tener mejor controlado el bordillo para no dañar las llantas o una pared del garaje.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.