–––
Mercedes-Benz S-Klasse, V 223, 2020Mercedes-Benz S-Class, V 223, 2020

Mercedes Clase S

  • Carrocería Berlina
  • Puertas 4
  • Plazas 4 - 5
  • Potencia 286 - 435 cv
  • Consumo 6,4 - 8 l/100km
  • Maletero 550 litros
  • Valoración 4,8

El Mercedes Clase S es una institución en sí mismo. Es uno de esos pocos, poquísimos, modelos que trasciende las líneas de su propia marca. El Clase S está considerado como un modelo aparte. Para él se destina lo mejor de lo mejor, lo más exclusivo y avanzado que la marca alemana es capaz de dar. Si hay alguna tecnología innovadora primero lo presenta la berlina de representación, y luego el resto de la gama.

El Clase S es un Mercedes, pero no todos los Mercedes son un Clase S. Hay que retroceder hasta el año 1954 para datar la fecha nacimiento de la gran berlina de representación. Su nombre deriva del alemán Sonderklasse, que significa Clase Especial. Aunque las primeras unidades no fueron conocidas por este nombre, Mercedes empleaba otra denominación, no fue hasta la tercera generación cuando empezó a llamarse así.

A día de hoy el Mercedes Clase S acumula en el mercado un total de 10 generaciones, siete bajo la denominación que conocemos actualmente. La última de esas ediciones es presentada en el año 2020, y como viene siendo habitual, estrena una serie de tecnologías innovadoras que el resto de la gama empezará a usar en los próximos años. No estamos antes un Mercedes Clase E más grande.

Características técnicas del Mercedes Clase S

La actual generación del Clase S recibe el código V 223. Un cambio que implica un nuevo chasis, desarrollado para ofrecer las más altas cotas de confort y dinamismo, a la par que está preparado para una amplia variedad de sistemas mecánicos, desde tradicionales motores de combustión a soluciones de propulsión electrificadas. Mercedes ofrece dos tipos de plataformas, una normal y otra de batalla extendida para así entregar una mayor comodidad a las plazas traseras.

El Mercedes Clase S se ubica dentro del segmento F, es decir, el más grande de todos tal y como exponen sus dimensiones. 5,18 metros de largo, 5,29 para el Clase S L, 1,92 metros de ancho y 1,5 metros de alto. A esas generosas cotas hay que añadir una distancia entre ejes de 3,1 metros para la carrocería normal y 3,21 para la edición de batalla extendida. Batallas que en cualquier caso ofrece un amplio espacio para los ocupantes posteriores.

A pesar de sus nada discretas proporciones, el Clase S nunca ha mostrado un maletero de excesivas dimensiones. Los ocupantes son lo primero, la carga, no. El volumen de carga es exactamente el mismo para las dos carrocerías, 550 litros. En función del modelo seleccionado, la ocupación del Clase S puede variar entre cinco y cuatro pasajeros. En esta última versión la fila trasera se convierte en dos sillones individuales con todo tipo de lujos, incluidos masajes.

Gama mecánica y cajas de cambios del Mercedes Clase S

Mercedes Clase S plazas traseras

Como ya hemos dicho, para el Mercedes Clase S se reserva lo mejor de lo mejor, y eso también incluye una gama de motores adaptada a las solicitudes de un modelo de esta categoría. La nueva generación estrena una flota de motores de todo tipo; diésel, gasolina e híbridos enchufables con hasta 100 km de autonomía. Existe un Clase S completamente eléctrico, pero en ese caso se vende bajo la denominación Mercedes EQS.

Dada la relativa juventud de la décima generación, la flota mecánica es por el momento corta, y bajo ningún concepto veremos motores con menos de seis cilindros. La rama diésel está compuesta por dos mecánicas diferentes S 350d y S 400d. Las potencias son de 286 y 330 caballos respectivamente. Y, al igual que el resto de los bloques, la gestión se encarga a una caja de cambios automática de nueve velocidades, con un esquema de tracción total de serie salvo para el 350d, que es opcional.

Las versiones más prestacionales llegan de la mano de los motores de gasolina. Dos unidades: S 450 y S 500. Bloques de seis cilindros que entregan 367 y 435 caballos respectivamente. En este caso sí se recibe la ayuda de un esquema MHEV. Un sistema eléctrico auxiliar de 48 voltios, una batería de baja capacidad, y un motor eléctrico que entrega una ayuda extra en diferentes fases de la aceleración. Las dos opciones están certificadas con la etiqueta ECO de la DGT.

Equipamiento del Mercedes Clase S

Donde realmente el Mercedes Clase S demuestra que está hecho de una pasta especial es en el interior. Cada generación anterior se ha convertido en referencia en cuanto a tecnología y calidad. Es en el habitáculo donde se ve la diferencia de un Clase S con el resto de la gama. La sensación de lujo que transmite supera a cualquier otro modelo de la casa, a excepción por supuesto del Mercedes GLS, la versión SUV de la berlina.

Como es habitual, Mercedes reserva diferentes niveles de acabado, pero hay que reconocer que todos ellos llegan con una alta calidad. Sin embargo, el programa de personalización, y los opcionales, permite configurar un modelo al gusto particular de cada cliente, incluyendo un amplio despliegue de tecnologías. El Clase S es el primer coche del mundo en alcanzar el nivel 3 de conducción autónoma, y sus estándares de seguridad superan con creces a los de cualquier otro modelo, incluyendo prevención de accidente y sistema de airbag frontal para los ocupantes posteriores.

Es prácticamente imposible detallar todo el equipamiento que el Clase S puede ofrecer, pero sí que podemos destacar los elementos más novedosos. Faros digitales de LED con proyección de señales en el asfalto, Head-Up Display con pantalla de 77 pulgadas, asientos con masaje, equipo de sonido con 31 altavoces, mando fónico de última generación, climatizador de cuatro zonas, cuadro de instrumentos digital de 12,3 pulgadas y sistema multimedia con pantalla central de 12,8 pulgadas.

Mercedes Clase S en vídeo

El Mercedes Clase S de Km 0 y Segunda Mano

Dado el largo historial de generaciones del Mercedes Clase S, los mercados de segunda mano y Km 0 están bien provistos de unidades a la venta. Gracias a la popularidad conquistada en estos años, el Clase S se ha ganado una merecida fama de durabilidad, lujo y confort. Características que le permiten reducir su porcentaje de depreciación a cotas muy inferiores a las de sus rivales. Es un coche que conserva muy bien su valor.

Sin embargo, también es fácil ver como las unidades más baratas que hay a la venta presentan precios muy bajos por culpa de una altísima cantidad de kilómetros acumulados, por encima de los 300 mil en la mayoría de las ocasiones. Esas unidades, mayoritariamente de la cuarta generación (1998-2005), presentan precios de salida en torno a los 2.000 euros. El mercado de Km 0 es más limitado, la mayoría de clientes buscan personalizar su Clase S, y por ello los concesionarios no suelen acumular mucho stock.

Rivales del Mercedes Clase S

Mercedes Clase S trasera

Aunque el historial del Mercedes Clase S sea difícil de igualar, tiene ante sí una lista de modelos que pretenden plantarle cara. Una lista corta y principalmente destinada a bolsillos acaudalados o a altos dignatarios. Los rivales principales son: Audi A8, BMW Serie 7, Jaguar XJ, Lexus LS, Maserati Quattroporte y Porsche Panamera. Todos ellos son similares en cuanto a calidades, equipamiento y prestaciones, aunque en este último apartado el Porsche destaca por encima del resto.

Puntos destacables

  • Calidad de materiales
  • Confort de marcha
  • Equipamiento

Puntos mejorables

  • Precio elevado
  • Maletero no demasiado grande

Precios del Mercedes Clase S

Por el momento la décima generación del Clase S no está disponible en el mercado español. Aunque la presentación del modelo fue a principios de septiembre de 2020, su arranque comercial no se produce hasta finales de este mismo año, llegando las primeras unidades a manos de sus clientes a principios de 2021. Como siempre, el Mercedes Clase S es fabricado bajo los más altos estándares de calidad, y para cumplir con tal objetivo el fabricante alemán estrena instalaciones en su nueva Factoría 56

Galería de fotos del Mercedes Clase S