–––

Maserati Quattroporte

Desde 113.415euros
  • Carrocería Berlina
  • Puertas 4
  • Plazas 5
  • Potencia 275 - 580 cv
  • Consumo 7,3 - 12,2 l/100km
  • Maletero 530 litros
  • Valoración 4,5

Las berlinas están cada vez más en desuso, pero no así su formato más grande. Las berlinas de representación son el nicho más exclusivo al que podemos hacer referencia. Apenas hay un puñado de modelos sobre la mesa, y uno de ellos es el Maserati Quattroporte. La berlina italiana más grande que está a la venta. El modelo más lujoso que ofertan los de Módena, por encima incluso del Maserati Levante.

Es el modelo más longevo de Maserati. Para encontrar los inicios del Quattroporte hay que retroceder hasta el año 1963. Desde sus inicios es una de las berlinas más rápidas del mundo. Ya en 1963 era capaz de alcanzar una velocidad punta de 230 Km/h.  A lo largo de estos años se han presentado hasta seis ediciones, cada una de ellas más prestacional y espectacular que la anterior.

La última generación del Maserati Quattroporte hizo acto de presencia en el Salón de Detroit de 2013. La sexta versión se presentó completamente transformada. Ubicado en el segmento F, el Quattroporte ha sufrido una importante puesta a punto en los años 2016 y 2020. Ligeros cambios de diseño que se suman a una importante introducción de nuevos sistemas y tecnología, algo en lo que siempre ha salido perdiendo con respecto a sus rivales alemanas.

Características técnicas del Maserati Quattroporte

Consigue el mejor precio para el Maserati Quattroporte

Aunque actualmente el Grupo FCA ya no cuenta con el Grupo Chrysler como socio comercial, cuando el Maserati Quattroporte de sexta generación fue presentado sí que eran compañeros de ventas. Bajo su carrocería se esconde una plataforma desarrollada a partir de la estructura LLC del conglomerado americano, aunque con considerables modificaciones. Es la misma estructura que podemos ver también en el Maserati Ghibli.

Estamos ante la berlina más grande de la casa, y eso nos lleva a unas medidas exteriores considerables. 5,26 metros de largo, 1,95 metros de ancho y 1,48 metros de alto. A esas cotas hay que añadir una distancia entre ejes de 3,17 metros. Una batalla que le permite ofrecer un espacioso interior para un máximo de cinco pasajeros, donde los tres posteriores disfrutarán viajar en unas plazas muy amplias.

El habitáculo no es lo único que ofrece unas cotas de generoso tamaño. El baúl de carga oficializa un volumen mínimo de 530 litros. Una medida ligeramente superior a la que ofrecen algunos de sus rivales del segmento. Donde no destaca es en el peso, ofreciendo un mínimo de 1.948 kilogramos en báscula. 2.000 kilogramos para el diésel.

Gama mecánica y cajas de cambio Maserati Quattroporte

La gama mecánica del Maserati Quattroporte está formada por tres bloques, dos de gasolina y uno diésel. En todos los casos el sistema mecánico está gestionado por una caja de cambios automática de ocho velocidades y tipo convertidor de par. En cuanto a la tracción, el modelo de acceso, el diésel envía toda la fuerza al eje posterior, mientras que las unidades de gasolina reparten la entrega de prestaciones en las cuatro ruedas.

La unidad de acceso a la familia Quattroporte es el diésel. Emplea un V6 turboalimentado de tres litros que entrega 275 caballos a 4.000 rpm y 600 Nm de par motor, entre las 2.000 y las 2.600 vueltas. Por el contrario, el motor de acceso a la familia de gasolina, Quattroporte S, es un V6 de tres litros turboalimentado con 430 caballos de potencia a 5.750 revoluciones y 580 Nm de par entre las 2.250 y las 4.000 vueltas de motor.

El miembro más reciente en integrarse a la gama del Quattroporte es un V8 de gasolina con 3.799 centímetros cúbicos de cilindrada y alimentación forzada mediante un turbocompresor. Cuenta con 580 caballos a 6.250 vueltas y 730 Nm de par entre las 2.500 y las 5.000 revoluciones. Sus prestaciones dan buena señal de sus capacidades: de 0 a 100 Km/h en 4,5 segundos y velocidad punta de 326 Km/h. Una de las berlinas más rápidas del mundo.

Equipamiento del Maserati Quattroporte

Trasladándonos a su interior, el Maserati Quattroporte ofrece un ambiente de lujo. Los italianos han empleado materiales de alta calidad. El cuero merino, la madera o la fibra de carbono enlucen un interior que transmite mucha calidad percibida a los clientes. Los ajustes son buenos, aunque el proceso de montaje es superado por la artesanía inglesa y la precisión alemana.

La gama del Quattroporte se fragmenta en la misma estructura que la mecánica: Diésel, S y Trofeo. Dentro de cada una tenemos tres niveles adicionales de equipamiento y configuración: Base, GranLusso y GranSport. A diferencia de otros modelos, como el Maserati GranTurismo, el salto entre niveles no supone grandes alteraciones en el aspecto general de la berlina. Sí que hay detalles particulares para cada edición, sobre todo para el nivel Trofeo, pero en líneas generales el diseño es igual.

En lo que a equipamiento se refiere, Maserati busca aportar algo diferente. Teniendo esto en cuenta, el italiano no puede igualar a muchos de sus rivales. Pero sí que cabe mencionar la presencia de: climatizador de cuatro zonas, asientos traseros calefactados, cámara trasera, techo solar, navegador, conectividad para dispositivos móviles, y sistema multimedia con pantalla de 8 pulgadas. También hay que mencionar un amplio equipo de seguridad y ayudas a la conducción.

El Maserati Quattroporte en vídeo

El Maserati Quattroporte de Km 0 y segunda mano

Dada la dilatada experiencia que el Maserati Quattroporte tiene en los mercados, la lista de modelos a la venta en los canales de segunda mano y ocasión es relativamente extensa. Aunque sus ventas siempre han sido muy bajas, a lo largo de estos años ha ganado fama de exclusividad y deportividad. Su depreciación media se establece en un correcto 2,75 por ciento, siendo ligeramente mejor a la de sus más inmediatos rivales.

Como tal, no existe un mercado de Km 0. Cada coche nuevo que sale de fábrica lo hace bajo unas especificaciones muy personalizadas al gusto del comprador, y esto hace que las concesiones no acumulen stock. Sí que es cierto que la mayoría de unidades a la venta cuentan con pocos kilómetros. Por el contrario, las unidades más accesibles datan de su cuarta generación, año 1997, con un precio aproximado de 11.000 euros. Modelos más modernos arrancan en los 15.000 euros.

Rivales del Maserati Quattroporte

El mercado del Quattroporte no es el más comercial de todos, sin embargo, es de suma importancia para las marcas porque expone sus máximas capacidades. Todas las firmas de lujo se adentran en este terreno, y dentro de él tenemos nombres realmente ilustres de la industria: Audi A8, BMW Serie 7, Jaguar XJ, Lexus LS, Mercedes Clase S y Porsche Panamera. Todos ellos son rivales del italiano, aunque el Maserati destaca por la exclusividad que le aporta su baja producción y por un precio de venta ligeramente inferior a muchos de sus rivales. Aunque por el contrario no es capaz de igualar algunas de las características de equipamiento de los modelos alemanes.

A destacar

  • Diseño
  • Exclusividad
  • Comportamiento dinámico

A mejorar

  • Maniobrabilidad en ciudad
  • Precio
  • Consumo

Precio del Maserati Quattroporte

Maserati siempre ha sido una marca que ha trascendido los límites de lo premium adentrándose en el mundo del lujo. Sus precios son elevados, y hay que tener en cuenta que el Quattroporte es el buque insignia de la casa. El precio de salida del Maserati Quattroporte es de 114.100 euros, sin ofertas o promociones. Dicho valor corresponde a la unidad diésel. El más caro de la familia, a la espera del precio de las variantes Trofeo, es el Quattroporte S Q4 GranLusso con un precio de partida de 154.711 euros. A partir de ahí el presupuesto puede subir tanto como la imaginación y el fondo de cartera del cliente.

Galería de fotos del Maserati Quattroporte