El Kia Stonic aumenta su atractivo sumando el acabado deportivo GT Line

El Kia Stonic es uno de los SUV´s de segmento B más pintones del mercado. Sus rivales son muchos y muy competentes, pero el producto que ofrece la firma surcoreana flojea en muy pocos aspectos. Y más ahora, cuando hace un par de meses presentaron en sociedad el pertinente restyling de mitad de ciclo comercial. No obstante a sus responsables les ha parecido poco y han decidido mejorar su posición sumando un nuevo acabado.

Siguiendo con la tradición en la marca, el renovado Kia Stonic acoge en su gama a la terminación deportiva GT Line. Al igual que en otros modelos de la firma, el equipo de diseño ha introducido sutiles cambios en la carrocería para mejorar su imagen y hacerla más atractiva. Pero además de volverse más dinámico exteriormente, al interior también llegan nuevos apliques y elementos decorativos. Si te gusta no te lo pierdas, porque va a triunfar…

El acabado GT Line le sienta de maravilla al Kia Stonic

A nivel estético, el Kia Stonic GT Line estrena un paragolpes delantero deportivo con generosas tomas de aire. En la parte superior tenemos la parrilla «Tiger Nose» que presenta un diseño exclusivo combinando detalles en negro y cromo. En la zona intermedia tenemos tres entradas de aire acabadas en el tono del techo y ya, en la parte baja una entrada de aire de generoso tamaño y una defensa en cromo.

Como novedad, el Stonic GT Line cuenta con grupos ópticos LED de serie. Como complemento a estos elementos aparecen unas coquillas para los retrovisores pintadas en color negro. Ya, en la zaga, tenemos un paragolpes más musculoso que integra una salida de escape doble y un difusor trasero deportivo. Por último, para recordar ante qué versión estamos, han colocado el logo «GT Line» sobre el portón que da acceso al maletero.

Artículo relacionado:
Kia Stonic 2021: La hibridación suave y más tecnología toman el control

De puertas adentro los cambios en el Kia Stonic GT Line son sutiles. Así, destaca la adopción de molduras con efecto de fibra de carbono en el salpicadero. Los asientos se visten de tela negra con cuero sintético y costuras a contraste en color blanco. El volante también se actualiza, sumando cuero perforado y el logo «GT Line» en la zona baja. Además, aparece una pantalla digital de 4,2 pulgadas en el cuadro de instrumentos.

Por último mencionar la oferta mecánica que lo anima. Al igual que en el resto de la gama, cuenta con la tecnología de micro hibridación (MHEV) EcoDynamics +. Ésta está presente en el bloque 1.0 T-GDi que entrega 100 CV en la versión menos potente y 120 CV para el más prestacional. También está disponible una versión 1.0 T-GDi de 100 CV sin hibridar. Respecto a la transmisión puede ser manual iMT o de doble embrague 7DCT.

Fuente – Kia


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.