Mercedes-AMG A 35 Sedán, el sedán deportivo de acceso ya está con nosotros

Mercedes-AMG A 35 Sedán dinámica trasera

La gama AMG siempre ha sido muy respetada por todos, pero además en los últimos años está teniendo una gran importancia para Mercedes en cuanto a oferta de productos con este sello y comercializaciones se refiere. Tras la presentación del AMG A 35 hatchback, esta madrugada ha sido desvelado su hermano de cuatro puertas, el Mercedes-AMG A 35 Sedán.

Hace unos años los modelos sedán no eran precisamente muy agraciados a nivel estético, pero en los últimos tiempos los diseñadores se han puesto las pilas y sí han sabido crear una imagen atractiva en un coche de tres volúmenes. Fijaos en el Mercedes Clase A Sedán “normal”. Si a esto le añadimos los aditivos deportivos que todo buen AMG debe llevar, el resultado siempre es garantía de éxito.

Sedán y deportivo

Mercedes-AMG A 35 Sedán perfil delantero

No quiero entretenerme demasiado con el apartado estético ya que lo estás viendo perfectamente con tus propios ojos en las imágenes que acompañan a estas letras, pero sí creo que es conveniente repasar sus puntos principales. Lo que más destaca del frontal es la enorme calandra específica con la estrella de tres puntas en grandes dimensiones y las lamas horizontales, así como, en la parte inferior, las enormes tomas de aire. Su mirada es agresiva, pero sin perder la esencia de todo Mercedes, la elegancia.

Artículo relacionado:
Mercedes Clase A Sedán, poniendo en jaque al Audi A3 Sedán

Algo simular ocurre con el lateral, donde las llantas de aleación de 18 pulgadas (de 19 en opción), los neumáticos de perfil bajo y las taloneras ponen su punto deportivo; al igual que lo hacen en la parte trasera un pequeño spoiler sobre la tapa del maletero, las líneas más marcadas del paragolpes o el marcado difusor con las considerables salidas de escape. Las inscripciones AMG y A 35 se encargan de dejar claro que no es un Clase A más.

Trasera Mercedes-AMG A 35 Sedán

Por lo demás, esta variante deportiva sigue siendo igual de práctica y polivalente que cualquier otra versión del Clase A Sedán, pues las dimensiones principales no cambian y la capacidad del maletero se mantiene en esos mismos 420 litros de cubicaje.

Bajo el capó

Si levantamos el capó, allí encontraremos un motor 2.0 litros turbo de gasolina con cuatro cilindros y sobrealimentación por turbocompresor. Desarrolla una potencia de 306 CV (a 5.800 rpm) y un par motor máximo de 400 Nm (entre 3.000 y 4.000 rpm). Gracias a la tracción integral variable 4Matic y al cambio doble embrague DCT 7G es capaz de acelerar de 0 a 100 en solo 4,8, alcanzado una velocidad máxima limitada de 250 km/h.

Mercedes-AMG A 35 Sedán motor 2.0 turbo 306 CV

Artículo relacionado:
Mercedes-AMG A 35, la nueva versión de acceso a la familia AMG

Como sabes, la mecánica es idéntica a la de su hermano de 5 puertas, el Mercedes-AMG A 35 hatchback. Lo mismo ocurre con la puesta a punto de su chasis, con un sistema idéntico para las suspensiones, aunque con alguna variación teniendo en cuenta la distinta carrocería. Además, el comportamiento de la misma se adapta dependiendo del estilo de conducción así como del modo de conducción seleccionado en el AMG Dynamic Select. Esto también adapta la respuesta del motor, de la dirección y de la caja de cambios.

Para el equipo de frenos se han decantado por un potente sistema que utiliza discos perforados de 350 milímetros y pinzas fijas monobloque de cuatro pistones para el tren delantero, además de discos de 330 mm atacados por pinzas monopistón. Las pinzas de freno van en color plata y llevan el logo AMG en negro.

Telemetría: Registra tus datos rodando en circuito

Mercedes-AMG A 35 Sedán asientos delanteros

Una de las curiosidades del Mercedes-AMG A 35 Sedán, que también lleva su hermano hatchback, es el AMG Track Pace. No es que sea un sistema que se vaya a utilizar mucho, pues normalmente el AMG A 35 no estará mucho tiempo en circuito (en la mayoría de casos nunca pisará uno), pero dicho sistema recoge parámetros del vehículo durante la conducción en pista, como la velocidad o las aceleraciones, pero también tiempo por vuelta y sector con indicadores en rojo o verde para ver de un plumazo si hemos mejorado el tiempo.

Tras rodar, el conductor puede evaluar mediante esta telemetría su conducción para ver dónde puede mejorar y arañar algunas décimas al crono. El sistema recoge decenas de datos y parámetros mediante distintos sensores como un giroscopio, número de giros de las ruedas o ángulo de dirección en cada momento.

Te puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche