Mercedes-Benz CLS Coupé 260 ¿Es suficiente con un motor de 1.5 litros?

El Mercedes-Benz CLS Coupé es una de las berlinas de representación más importantes en la esfera premium. Por tamaño se posiciona entre el Clase E y el majestuoso Clase S, aunque el tipo de cliente al que va dirigido nada tenga que ver con uno u otro. De hecho, hay mercados en los que todavía no han comprendido muy bien su razón de ser. En otros, su éxito es incontestable y por ello la marca adecua la oferta a sus requerimientos legales.

Uno de los países donde mejor aceptación ha tenido el CLS es China. Desde que aterrizara allí el público se ha volcado con él, sin embargo ha surgido un problema que ralentiza su venta. La normativa de emisiones se ha endurecido, repercutiendo negativamente en su precio. Este es el motivo del nacimiento del Mercedes-Benz CLS Coupé 260, la versión que debería solucionar el problema y mantener su nivel de ventas. Pero, ¿cómo?

El Mercedes-Benz CLS Coupé 260 sólo se venderá en China

Pues bien, los ingenieros de Mercedes-Benz no se lo han pensado y han empleado un pequeño bloque de 1.5 litros de cilindrada. Es el mismo cuatro cilindros con turbo que podemos encontrar en España bajo el capó del Clase C 200. Entrega un rendimiento final de 184 CV y un par máximo de 280 Nm, cifra que podría parecer ridícula para un coche de 4,98 metros de largo y una TARA que en el mejor de los casos supera los 1.600 kilos.

Sin embargo, la puesta a punto del Mercedes-Benz CLS Coupé 260 está muy lograda. El truco está en contar con la ayuda de una red eléctrica secundaria de 48 voltios. Gracias a la combinación Mild Hybrid ofrece un mayor agrado de uso a bajo régimen y reduce su impacto ambiental. Con todo, y aunque no lo pueda parecer, ofrece una buena aceleración, con un paso de 0 a 100 kilómetros por hora en sólo 8,7 segundos.

Artículo relacionado:
Ahora sí, el diseño exterior e interior del Mercedes-Benz CLS al descubierto

Para su gestión, confían en una transmisión 9G-Tronic con 9 relaciones que envía la fuerza del motor al tren trasero. Con todo, es la versión ideal para captar la atención de aquellos clientes chinos que busquen un CLS Coupé y no quieran gastarse los 637.800 yuanes (82.183 euros) que cuesta la versión CLS 300. Gracias a esta artimaña legal, Mercedes-Benz puede vender más barato su CLS, aunque su tarifa arranca en los 576.800 yuanes (74.323 euros).

¿Sería viable su comercialización en Europa y en España?

En nuestro país, la versión más «básica» del Mercedes-Benz CLS Coupé está encarnada en la versión 300d. Está dotada de un bloque diésel 2.0 litros Turbo con 245 CV y un par máximo de 500 Nm. Por precio hay otra inferior, aunque su rendimiento mecánico es superior, acercándose a los 300 CV. Con todo, ofrecer un CLS Coupé con 184 CV no parece una buena idea, teniendo en cuenta que este bloque no está ni en el Clase E.

Si la Comisión Europea obliga y modifica la normativa de emisiones igual se atreven. Con todo, por ahora no parece que vayan a dar este salto ya que tirarían por el suelo su aura de exclusividad. Y tú, ¿te lo comprarías?

Fuente – Mercedes-Benz


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.