Mitsubishi Outlander 2021: A medio camino entre el presente y el futuro

Quizá ocho años no parezcan muchos, pero para la actual entrega del Mitsubishi Outlander han sido demasiados. Sobre todo si tenemos en cuenta que se posiciona en uno de los segmentos más reñidos del mercado: el de los SUV´s de tamaño medio. A lo largo de este dilatado ciclo vital ha sufrido varias actualizaciones estéticas y técnicas de calado. Sin embargo, su corazón híbrido enchufable le ha insuflado fuerzas para resistir a todos sus rivales.

Sea como fuere, el desarrollo de un nuevo Outlander se estaba retrasando agónicamente. Esta dilatación se debía a que las finanzas de Mitsubishi no pasaban por un buen momento. No obstante, su entrada en la Alianza Renault-Nissan le ha permitido acceder al banco de órganos de su nueva matriz. De esta forma, han saltado varios pasos para crear esta nueva iteración. Aquí está la prueba de que con una buena base, se hace un buen coche.

La imagen del Mitsubishi Outlander 2021 se filtró a finales de 2020

Para hablar de la estética del Mitsubishi Outlander 2021 basta que echemos un ojo al post que os presentamos en diciembre de 2020. En ese momento se escaparon una serie de fotos donde podíamos ver su fisonomía por todos los ángulos. Ahora sabemos que son verdaderas y, sobre todo, confirman el buen hacer de la firma nipona. Sobre todo a la hora de actualizar el código estético Dynamic Shield e integrarlo en el concepto «I-Fu-Do-Do».

Traduciendo ambas cuestiones al romano paladín, diremos que se parece al Engelberg Tourer Concept que presentaron hace un tiempo. El elemento, o elementos, que más llama la atención son las ópticas divididas en dos niveles. Todos cuentan con tecnología Full LED pero los superiores son para la luz diurna y los inferiores para el resto de funciones. La parrilla también es nueva, quedando flanqueada por los «colmillos» cromados y los faros.

Artículo relacionado:
El nuevo Mitsubishi Outlander se filtra ¡Y no sabemos si llegará a Europa!

Otro de los detalles estéticos que nos llama la atención es la entrada de aire inferior del paragolpes frontal. Según sus creadores se inspira en la del Lancer Evolution X. Si pasamos a la vista lateral, sus líneas tensas y bien marcadas sirven para diferenciar varios elementos estéticos. La proporción cristal-chapa es favorable al segundo sobre todo en la ventanilla, ubicada entre el pilar «C» y «D». Por su parte, las llantas de aleación son de 20 pulgadas.

Van integradas en unos pasos de rueda bien proporcionados y protegidos por plástico negro. Para terminar, echamos un vistazo a su zaga. Las nuevas ópticas Full LED mantienen la posición del actual, aunque no su diseño y orden del interior. Ahora son más dinámicas y confluyen en un portón más sencillo y plano. Completan esta zona un pequeño alerón superior o un paragolpes de diseño limpio que integra en la zona inferior un discreto difusor.

Interior acogedor y tecnológico, pero ¿No os recuerda a otro modelo?

De puertas adentro, el Mitsubishi Outlander 2021 se torna más sensato. Basta un vistazo al salpicadero para caer en la cuenta de que sus líneas son similares a la de otro modelo. En efecto, se trata del nuevo Nissan Rogue. Y os preguntaréis ¿Por qué uno y otro son tan parecidos? Pues sencillo: la firma de los tres diamantes está bajo el amparo de Nissan y para ahorrar en costes de desarrollo se han inspirado en la idea que ellos ya habían trabajado.

Esta sensatez choca con la originalidad del exterior pero no todo va a ser malo. La evolución respecto al actual es notable, sobre todo en cuanto a calidad, posibilidades de equipamiento y ayudas activas a la conducción. En primer lugar destaca por el nuevo cuadro de instrumentos digital configurable de 12,3 pulgadas. Su información se complementa con un inédito Head-Up Display (HUD) de 10,8 pulgadas proyectado en el parabrisas.

Artículo relacionado:
Nissan Rogue 2021: un adelanto del diseño que lucirá el próximo X-Trail

La pantalla central también es nueva. Está situada en posición flotante y dependiendo de la terminación puede ser de 7 o 9 pulgadas. Uno de los aciertos del equipo creativo está en los controles del climatizador. Son los de toda la vida al igual que el display para ver los datos. El resto de su fisonomía (mando de transmisión o control de modos de conducción) y contrasta con la calidad, al menos visual, de los materiales que visten el salpicadero o sus asientos.

Para proteger a los siete ocupantes que puede albergar el Outlander cuenta con MI-PILOT Assist. Entre las ayudas que lo integran está el control de crucero adaptativo y de mantenimiento de carril. Ambas se combinan con el sistema de navegación para adecuar la velocidad antes de entrar en curvas. También cuenta con asistencia en atascos, lector de señales de tráfico, faros smartbeam, aviso por colisión frontal o control de ángulo muerto.

Tren motriz compartido con su primo de Alianza: el Nissan Rogue…

La parte técnica del Mitsubishi Outlander 2021 ha sido una incógnita hasta ahora. Sus responsables no lo confirman abiertamente, pero es un calco del nuevo Rogue. Como prueba tenemos su nuevo tren motriz que, para nuestra sorpresa, no lo anuncian como híbrido o híbrido enchufable. Se limitan a indicar que bajo su capo cuenta con un nuevo bloque gasolina tetracilíndrico de 2.5 litros de cilindrada y mejor rendimiento que el anterior.

Para su gestión confía en una transmisión automática por variador continuo CVT con 8 velocidades simuladas. El rendimiento del conjunto no ha sido anunciado, pero no hay que ser un lince para darse cuenta de que debería ser idéntico al del Rogue. Por tanto, hablamos de 180 CV de potencia que llegan al suelo a través del eje anterior (2WD) o las cuatro ruedas (4WD). En este caso, cuenta con sistema de control dinámico S-AWC.

Artículo relacionado:
El nuevo Mitsubishi Outlander lo da todo en sus test preproducción

Como novedad, la versión 2WD cuenta con cinco modos de conducción por seis del 4WD. El selector, que se ubica en la zona baja del túnel central, permite elegir entre: Eco, Normal, Tarmac, Gravel, Snow y Mud. Otra de las chucherías que llega al nuevo Outlander 2021 es el freno AYC (Active Yaw Control) que permite distribuir la fuerza entre las ruedas delanteras y traseras para proporcionar un mejor control en situaciones delicadas.

La pena es que por ahora Mitsubishi no anuncia cuándo llegará la versión PHEV. Esta mecánica está elegida para gustar en mercados como EEUU o Canadá. Su llegada tendrá lugar en abril y luego llegará a otros mercados, pero lo que parece seguro es que en Europa no lo veremos. Habrá que estar atentos, aunque compartiendo la plataforma CMF-C/D de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi su adaptación no sería muy compleja.

Fuente – Mitsubishi


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.