Porsche 911 Cabriolet 2019: el descapotable mejora por dentro y por fuera

Porsche ha presentado su nuevo 911 Cabriolet 2019 menos de dos meses después de que el Coupé debutara en el Salón del Automóvil de Los Ángeles. Como de costumbre, cuenta con una capota de tela automática, con una estructura ligera con arcos de magnesio para evitar el “inflado del techo a velocidades altas”.

El techo es precisamente una de las novedades más interesantes del Porsche 911 (992) Cabrio. Los ingenieros de la marca han modificarlo su sistema hidráulico para que pueda abrirse o cerrarse en solo 12 segundos, siempre que no se circule a más de 50 km/h. Cuando está completamente recogido, un deflector de viento se eleva para asegurar que los conductores estén cómodos a pesar del viento.

De los descapotables más rápidos

Cuando llegue a lo concesionarios, el 911 Cabriolet se ofrecerá exclusivamente en las versiones Carrera S y Carrera 4S. Ambos cuentan con un motor de seis cilindros con 3.0 litros de cilindrada que es capaz de rendir 450 CV y 530 Nm de par máximo entre las 2.300 y las 5.000 rpm.

Este motor está conectado a una nueva transmisión de doble embrague con ocho marchas que permite que el Carrera S acelere de 0 a 100 km/h en solo 3,7 segundos y de llegar hasta los 306 km/h. Las unidades con tracción total reducen esta marca de aceleración a 3,6 segundos, aunque su velocidad máxima se reduce ligeramente a 304 km/h.

Dejando de lado las prestaciones en línea recta, según sus responsables el 911 Cabrio será mejor entre curvas ya que tiene más rigidez torsional que su predecesor y además puede equiparse con el sistema Porsche Active Suspension Management por primera vez. Si se elige con este extra, el coche tiene barras estabilizadoras más rígidas y una altura hasta el suelo 1 cm menor. Porsche dice que los cambios le dan al modelo una «sensación más neutral en la carretera», así como una mejor distribución del peso.

El diseño del 911 Cabrio 992

Al igual que en el modelo Coupé el 911 Cabriolet 992 tienes unas luces traseras en forma de barra que cruza de lado a lado y un alerón trasero más grande. Además cuenta con unas llantas de 20 pulgadas delante y de 21 pulgadas detrás. En el interior tampoco se diferencia mucho de su hermano con techo. Cuenta con una instrumentación analógica y digital mixta, así como un sistema multimedia de 10,9 pulgadas. La única diferencia entre el coupé y el Cabriolet es que este último tiene unos controles para abrir o cerrar el techo. El Porsche 911 Cabriolet 2019 comenzará a entregarse en marzo y la marca ya está aceptando pedidos. Su precio es de 154.395 euros para el Carrera S y de 163.355 euros para el Carrera 4S.

Si quieres saber más sobre el Porsche 911 no te pierdas el artículo: ¿Veremos un Porsche 911 híbrido en esta generación 992? Te puede interesar
¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

Sé el primero en comentar