Asistimos a la presentación del BMW Serie 8, la gran novedad de BMW

El BMW Serie 8 ha protagonizado la novedad más importantes de la marca en 2018. Se trata del resurgir de una de las Series más espectaculares de la historia de la marca, un deportivo de gran lujo que vuelve cargado de toda la tecnología actual de la marca. Nos subimos a él en el concesionario oficial BMW Mandel Motor de Badajoz, un evento en el que nos han revelado todas las claves del modelo.

No hace falta más que un vistazo para darnos cuenta que el nuevo modelo alemán se enfrentar a algunos de los mejores deportivos del mercado. Su estética de gran turismo y sus grandes capacidades, con motores de hasta 530 CV, lo dejan en un segmento donde conviven pesos pesados. Si nos paramos a pensar seguro que el primer rival que nos viene a la mente es el Mercedes Clase S Coupé, aunque con un precio de partida de más de 160.000 euros, no podemos decir que sea un competidor directo. ¿Quiénes lo son entonces?

Contra unos y otros

El BMW Serie 8 es una berlina coupé de nada menos que 4,851 metros de largo, 1.902 metros de ancho y 1,346 metros de alto. Con esta carrocería no llega a ser tan largo como un BMW Serie 5, pero sí bastante más que un BMW Serie 3. Tampoco es más grande que el antiguo BMW Serie 6, y es que este modelo se quedaba en 4,894 metros de longitud. El Mercedes Clase S Coupé, uno de sus grandes rivales pasa de los cinco metros, encontrando al Mercedes Clase E Coupé un rival más directo por medidas.

Más civilizado que gamberro

El diseño del BMW Serie 8 es una de sus claves. Cerca, a pocos centímetros, el BMW Serie 8 impone por su esbelta figura y su carrocería típica de gran turismo. Mirándolo de frente destacan el afilado grupo óptico y los riñones sin espacio entre ellos, una solución que está ahora introduciéndose en la marca. Las entradas de aire del paragolpes delantero y el largo capó, al que no le faltan nervios, terminan por dejar en nuestra retina una imagen imponente.

Eso sí, bajo mi punta de vista el BMW Serie 8 quiere ser más civilizado que gamberro, premiando más la elegancia que la deportividad, al menos en sus series no M. Y es que me impone más la mirada de un BMW Serie 4.

En el perfil encontramos toda su esencia, toda su expresión. Pasear la mano desde el techo hasta la zaga es toda una experiencia, siendo la caída de la luneta trasera tan sutil como un traje de chaqueta en una cena de fin de año. Me gustan las formas del perfil, los elementos deportivos de esta zona, la alta línea de cintura y la terminación de la parte trasera en forma de pequeño alerón. Por su parte, las llantas pueden ser de, como poco, 19 pulgadas.

La zaga sigue el mismo estilo que la parte delantera, siendo deportiva pero no perdiendo de vista la elegancia. Los pilotos traseros alargados y delgados recorren toda la esquina del modelo, comenzando en el lateral para terminar bien dentro de la tapa del maletero. A destacar, nuevamente, los elementos aerodinámicos y, en este caso, el difusor trasero que descubre dos salidas de escape de diseño trapezoidal. ¿Es la mejor zona del BMW Serie 8? Eso lo dejo a tu opinión…

Todo para ti

En el habitáculo del BMW Serie 8 todo está pensado para el conductor. El cocktip del alemán abraza al conductor y le hace sentir el único protagonista de esta historia. A simple vista destaca la gran calidad percibida del deportivo, con un salpicadero donde el cuero envuelve varios elementos y una pantalla de 10,25 pulgadas que da el toque tecnológico. Aunque por supuesto, no es la única tecnología que nos ofrece.

Uno de los detalles que más me ha gustado del interior del modelo de BMW -con código interno G15- es la poca utilización de piano negro como elemento decorativo. Bajo mi punto de vista son piezas que alegran la vista pero que están más tiempo sucias que limpias, algo que termina por hacer totalmente lo contrario de lo que pretende. Por otro lado la sensación de firmeza de las piezas del salpicadero es otro punto a favor, no escuchando crujidos o sintiendo poca firmeza al tocarlas.

Limitado en espacio, aunque eso ya lo sabías

Sentado en el puesto de conducción del BMW Serie 8 puedes sentir la misma sensación que sentirías en un gran turismo de la competencia o un deportivo como el Porsche 911. La postura es baja, dejándote las piernas con poca flexión de rodilla. Me ha gustado esta sensación, pues al final se trata de eso, de deportividad. Justo delante de mis ojos se ilumina la instrumentación digital, una información que verás a través de una pantalla de 12,3 pulgadas. Navegando en ella podrás acceder a un buen número de apartados, viendo además los modos de conducción, los cuales cambiarán la vista de la misma.

Las plazas delanteras son suficientes para acomodar a una persona de 1,85 metros. Pese a ello he visto el techo demasiado cerca, por lo que no puedo decirte que sean iguales de espaciosas con 1,90 metros. De lo que si estoy completamente seguro es que en las dos plazas traseras no podrás llevar a tus amigos. No ha sido nada fácil introducirme en ellas, aunque más complicado ha sido encontrar espacio para mi cabeza. He desistido y he salido lo más pronto posible. Estados dos plazas son prácticamente testimoniales, no siendo aptas para dos adultos. Para ello habrá que esperar al BMW Serie 8 Gran Coupé.

Si hablamos de maletero nos encontramos con un baúl bastante aprovechable. Sus formas no son las mejores pero su capacidad, de 420 litros, es mejor que la de un Mercedes Clase S Coupé. También lo es más que la de un Porsche 911 o un Lexus LC, con más espacio que el de un Bentley Continental GT y casi tanto como el de un Ferrari GTC4 Lusso.

Motores disponibles

El BMW Serie 8 cuenta hasta el momento con dos motores disponibles. Encontramos tanto un diésel como un gasolina, siendo ambos muy potentes. El BMW 840d xDrive es un diésel de 3.0 litros y seis cilindros que desarrolla 320 caballos de potencia. Acelera de 0-100 km/h en menos de cinco segundos y declara un consumo medio de 5,9 l/100 km. La versión más potente es la BMW M850i xDrive, un coche que cuenta con un potente motor V8 de 4.4 litros que desarrolla 530 CV. La prueba de aceleración nos deja un tiempo de 3,7 segundos, con un consumo medio de 10 l/100 km.

Como habéis podido leer, las dos versiones disponibles montan la tracción total de la marca xDrive. Eso sí, el sistema de tracción total envía el 100 % del par motor a las ruedas traseras si las condiciones de adherencia son óptimas. Además de ello, cuentan con la transmisión automática de ocho velocidades. El precio de salida del BMW 840d xDrive es de 112.600 euros, mientras que el del BMW M850i xDrive es de 140.400 euros. Está disponible desde hace unas semanas una versión Cabrio del modelo que parte en 121.400 euros.

Pese a que rivales como el Mercedes Clase S Coupé o el Bentley Continental GT utilizan motores V12, no habrá corazones de más de ocho cilindros en la gama del alemán. El BMW M8 utilizará un V8, una decisión que justifican por la pérdida de dínámica que esto generaría. Pese a esta justificación, respuesta con fundamento, la ausencia de motores V12 deja al Serie 8 un escalón por debajo.

Sin falta en tecnología

El nivel tecnológico del BMW Serie 8 está a la altura de las circunstancias, por supuesto. El deportivo de BMW cuenta con dirección a las cuatro ruedas, barras estabilizadoras activas y techo de polímero reforzado con fibra de carbono entre otros elementos opcionales. Destaca también el programador de velocidad activa, la alerta por salida involuntaria de carril o el sistema de ayuda al aparcamiento. Unas ayudas a la conducción que vemos en los últimos lanzamientos de la marca.

¿Sabe a lo que se enfrenta?

El BMW Serie 8 se enfrenta no solo a enemigos despiadados, también a un pasado glorioso. Su antecesor, el E31, revolucionó tanto la marca como el mercado. El actual G15 no ha hecho tanto ruido como aquel deportivo de los noventa, y es que tras su puesta en escena en el Salón de Ginebra de 1989 la marca recibió 5.000 pedidos en solo 10 días. Impactó tanto por su estética como por su tecnología, concluyendo en 1999 con más de 30.000 unidades producidas.

De momento nos quedamos con estas sensaciones, muy pronto os ofreceremos una prueba completa donde hablaremos de su comportamiento en carretera.

Te puede interesar
¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.