El primer Lamborghini Countach «resucita» tras una compleja restauración

Lamborghini Countach LP 500

Si algo bueno tiene el sector del automóvil es que tiene opciones para todos los gustos. Hay firmas que satisfacen las necesidades de aquellos que sólo quieren un coche para ir de A a B. Hay marcas para los que «entienden» pero no se pueden gastar mucho y hay enseñas que solo con pronunciar su nombre nos hacen soñar a lo grande. Este último grupo está formado por firmas del empaque de Ferrari, Rolls Royce, Bentley o Bugatti. Y ojo, Lamborghini.

La marca que fundó en 1963 Ferruccio Lamborghini es un icono de deportividad. No en vano, a lo largo de su dilatada trayectoria ha presentado modelos míticos como el Countach LP 500. La primera vez que lo vimos fue en el Salón del Automóvil de Ginebra que tuvo lugar en el año 1971. Poco después llegó al mercado, pero la unidad expuesta en tal evento tuvo un final muy triste que, por suerte, ha tenido solución. Te contamos qué le pasó…

Para resucitar al Lamborghini Countach LP 500 se han necesitado más de 25.000 horas de trabajo…

El Lamborghini Countach LP 500 que vio la luz en Ginebra del ´71, fue destruido en una prueba de choque. Lo bueno es que esa unidad no acabó en la chatarra, sino en manos de alguien que lo ha «cuidado» hasta nuestros días. Luego, el pasado año 2017 se puso en contacto con Polo Storico para saber si había posibilidad de reconstruir este Lamborghini Countach LP 500. La razón, es que de él sólo se sabía por fotos que se tomaron en esa época.

Para llevar a cabo este ambicioso proyecto, se han utilizado repuestos originales, otros usados y otros que han tenido que ser reconstruidos por completo. En cuanto a su carrocería, para replicar el tamaño tuvieron que escanear en 3D la del LP 400 (chasis 001), que es así como se llamó al Countach de producción. Este proceso, junto con la recreación de su diseño necesitó de unas 2.000 horas, aunque en total han sido más de 25 mil las empleadas.

Artículo relacionado:
Lamborghini Countach LPI 800-4: 814 CV híbridos para resucitar a un mito

Por último, no podemos obviar dos detalles. El primero es la pintura «Giallo Fly Speciale» que viste la carrocería y es la misma del original de 1971. En segundo lugar están los neumáticos. Para poder usar los Cinturato CN12 que lucía el prototipo original, tuvieron que hablar con Pirelli para que «buceara» en su archivo histórico. Y el resultado, como era de esperar, no podía ser mejor pues con compuestos modernos han podido fabricar los antiguos.

Con todo, esta unidad ha vuelto a nacer gracias al dinero y la pasión de un fiel seguidor de Lamborghini. Parce que el Countach LPI 800-4 que presentaron hace poco no le era suficiente, que ha tenido que rescatar del olvido al original. Del «dineral» que habrá dejado no se sabe nada, pero de lo que estamos convencidos es de que lo disfrutará como un enano. Eso, por no pensar en la cifra que podría pedir por él si decidiera venderlo

Fuente – Lamborghini


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.