Prueba BMW 540i, 340 CV en un “mini” Serie 7

Con el Mercedes Clase E recién salido del horno la marca bávara tenía que responder de manera contundente. La marca de los aros, la tercera en discordia, no había lanzado aún su nuevo Audi A6, pero en Munich las máquinas funcionaban a pleno rendimiento para tener listo el nuevo BMW Serie 5 antes de que el de la estrella ganara terreno. Finalmente, el pastel era destapado. Nueva cara, nuevas armas y un elenco tecnológico que algunas naves espaciales podrían desear. Comenzamos la prueba del nuevo BMW 540i, un coche que vuelve a poner el listón muy alto. No podemos pulsar el botón sin antes dar las gracias a Mandel Motor BMW Badajoz por cedernos esta impresionante unidad. Ahora sí, arrancamos

A medio camino entre berlinas medias como los Audi A4, BMW Serie 3 o Mercedes Clase C, y “lo más de lo más”, como el Audi A8, BMW Serie 7 y Mercedes Clase S, se sitúan tres modelos que, como los anteriores, son enemigos desde su nacimiento. Los Audi A6, BMW Serie 5 y Mercedes Clase E se orientan hacia un tipo de cliente acomodado, que busca más espacio pero que tampoco quiere tener en su garaje “un barco”. Dejan sensaciones de berlina de representación, las nombradas anteriormente, sin atracar de manera tan contundente tu cuenta corriente. Una opción a tener en cuenta si buscas un coche cómodo, refinado y de buena posición.

Un “mini” Serie 7

Precisamente el nuevo BMW Serie 5 se inspira notablemente en su hermano mayor, el BMW Serie 7. La inspiración es tal que muchos hablan de un Serie 7 en miniatura. Sea como sea es cierto que el diseño del Serie 5 nos mete de lleno en una atmósfera Serie 7, pues tanto el frontal, como el perfil, como los remates de la zaga han sido completados con el mismo pincel. Sin duda, donde la nueva berlina se lleva la palma es en el frontal. Gana fuerza, arriesga un poco más. El nuevo BMW Serie 5 nos mira en esta edición con más deportividad gracias a la línea de los pilotos, los conocidos nervios del capó y el diseño del paragolpes.

Aunque no me malinterpretéis. Os he dicho que el frontal se lleva la palma, sí, pero no por ello han descuidado la zaga. En esta ocasión las tornas cambian, y si desde mis ojos os digo que la parte frontal gana deportividad, la trasera también gana, pero elegancia. La finura de los pilotos es la responsable, pese a que con la doble salida de escape, de formas trapezoidales, se busque ese lado atrevido que nunca puede faltar en el diseño exterior de un BMW. La línea llega hasta esta zona de forma limpia, pues en el perfil vemos algún nervio más estético y poco más. Bueno sí, el remate que también vemos en el Serie 7 en la parte baja cerca de las faldillas laterales.

Hasta 100 kg. más liviano

Una de las claves del cuerpo del nuevo BMW Serie 5 es el trabajo que han concluido en cuanto a materiales. Gracias a la utilización de elementos más livianos han conseguido frenar la bácula 100 kg. antes, restando todo ese peso a la carrocería del modelo. Todo eso teniendo en cuenta que gana en centímetros, terminando con 4,93 m de largo, 1,47 m de alto y 1,86 m de ancho. Además, gana también en opciones, encontrando distintos llamémosles “trajes” para vestir su cuerpo. El más elegante, y el que veis en imagen, pues es el que se luce en nuestra unidad de prueba, es el acabado Luxury, que parte en unos 4.349 euros. Por unos 3.077 euros podrás contar con la línea Sport, que se orienta más hacia ese lado deportivo. Aunque para deportividad contamos con el conocido paquete M, que engrosará la tarifa unos 6.272 euros.

Detallista

Las sensaciones que encuentro subido al habitáculo del nuevo BMW Serie 5 son similares a las que encontraría, digo yo, ya que si lo compruebo tendría que alimentarme del aire por unos meses, en los asientos de primera clase de un avión. Estos enormes asientos, que cuenta con ventilación, están forrados en piel y cuentan con función masaje, parecen decirle a mi espalda que “está en casa”. El resto mejora notablemente con respecto a la generación pasada. Nueva instrumentación, digital y con un acabado mucho más vistoso que la analógica, y una consola central que como es habitual se orienta hacia el conductor.

La gran pantalla que se sitúan en la cima de la mencionada consola central es la que recoge gran parte de la información de los distintos sistemas del nuevo BMW Serie 5. Es táctil, tiene una altura correcta, situada a la vista con un simple giro de cabeza, y cuenta con un tamaño de 10,25 pulgadas. Además, hacia ella apuntaremos cuando queramos hacer uso del control gestual, uno de los modernos sistemas que acompañan a esta generación. Mientras tanto, el túnel de transmisión se completa con el elegante selector de cambios, la rueda del sistema de info-entretenimiento y alguna botonería, como la que da acceso a los distintos modos de conducción.

El nuevo BMW Serie 5 busca convencernos también al subirnos a él, motivo por el cual ningún detalle del habitáculo se ha dejado al azar. Dependiendo de los tres acabados que hemos mencionado, el interior lucirá más elegante o más deportivo, aunque en general podemos concluir con algunas ideas. Sin ninguna duda lo que más me ha gustado es la limpieza y el orden que se respira, aunque también se ha llevado un pedacito de mi corazón el nuevo volante. Los interiores de BMW tienen fama de pecar de espartanos, unas sensaciones que han cambiado con el paso de las generaciones. Además, la calidad es su seña de identidad, y es primordial en este segmento, encontrando materiales blandos tanto en las zonas más altas del salpicadero como bajo el mismo.

Más espacioso que el anterior

Analizando el espacio del BMW Serie 5, me centro en sus plazas traseras, pues en la fila delantera era de esperar que camparas a tus anchas. La fila trasera gana algunos centímetros y mejora con respecto a la generación F10. Los ocupantes de estas plazas viajaran ahora más cómodos, disponiendo de más espacio para las rodillas. Incluso la tercera plaza te invita a viajar, pues aunque el túnel de transmisión puede incordiar la anchura es correcta. En cuanto al maletero, puedo deciros que no será el apartado que hará decantar la balanza entre éste y el Mercedes Clase E. La capacidad es de 530 l., similar a la del de la estrella, y las dimensiones, con una boca ancha y unas formas aprovechables, son acertadas.

Caballeroso como el que más

Salvo el estruendo que emana desde la parte trasera, pues bien debéis saber que bajo la piel de este BMW Serie 5 hay más de 300 caballos de potencia deseando salir a galopar, el resto de sensaciones están más bien orientadas hacia la suavidad. Y es que esta nueva generación está al nivel de la anterior edición del Serie 7 en confort, pues parece que las ruedas van rozando la carretera con la misma armonía y suavidad que la vara acaricia las cuerdas del violín. Me arriesgo a asegurar que es la parte más destacada de este apartado, aunque aún quedan más.

BMW 540i, el gasolina más potente… de momento

En este instante voy subido al BMW Serie 5 G30 más potente que vende la marca. Mientras que el M5 siga en su cueva esperando salir a morder a los Mercedes-AMG E63 y los Audi RS6 Avant, el 540i seguirá siendo el Serie 5 G30 “gasolina” más potente. Y destaco entre comilla la palabra gasolina debido a que la compañía presentaba en este último mes el BMW M550d xDrive, el rey de la gama diésel que cuenta con un motor de cuatro turbos y 400 caballos de potencia. De la misma manera, la marca planea un M550i xDrive de 462 caballos de potencia, aunque aún no lo hemos visto.

A pesar de lo explicado, el BMW 540i no destaca por su deportividad. Sí, tenéis razón, no equipa el paquete deportivo M. Y sí, tenéis razón, no es un M5. Pero cuenta con una mecánica de seis cilindros y 340 caballos de potencia, así que no me culpéis si echo de menos un poco de deportividad. Tampoco quiero que os hagáis una idea errónea. No es que este 540i no corra, pues en él vemos más caballos que en la feria de Sevilla. No, claro que no. Pero no es radical, te aprieta como un masajista novato, con mucha precaución. Aun así, no olvides por si quieres subestimarlo que declara 450 Nm de par y una aceleración de 0-100 km/h que roza los 5 segundos, más rápido que algunos respetados deportivos.

Los modos de conducción te brinda la posibilidad de adaptarte a cualquier situación. Si te encuentras atravesando la ciudad la mejor opción es activar el modo Eco, pues restará la entrada de potencia y compactará los consumos totales. Si viajas en autovía la opción Comfort deberás saber que no llevarás el conjunto preparado para una conducción deportiva pero sí estará listo para afrontar situaciones normales de tráfico. Si quieres exprimir al máximo la energía de tu BMW Serie 5 será mejor que selecciones Sport, pues tanto el tarado como la dirección y la entrega de potencia estarán listas para la diversión

La definición de suavidad

La caja de cambios automática ZF de ocho velocidades, que por cierto montan todas las versiones de serie excepto el 520d, es otra de las maravillas de este nuevo BMW Serie 5. En esa suavidad de la que os llevo hablando varios párrafos tiene mucha culpa la transmisión. Rápida, precisa, suave… Poco más que decir. Si tuviera que hacer una lista con mis transmisiones favoritas habría un empate técnico entre ésta y la PDK de Porsche. Y si tenemos en cuenta que la PDK es la reina… vuelvo a quedarme en silencio.

El ajuste del tarado se lleva la otra parte de esa culpa que lleva al BMW Serie 5 a darme sensaciones de ir montado en un Serie 7. No hay bache, irregularidad, badén, que pueda sentir mi espalda. Todo está bajo control. De la misma manera, a pesar de comerse los baches como hace con las galletas el monstruo de ese mismo alimento no balancea en cambios de apoyo de manera notable, o sientes sensaciones de barco. No olvidéis que pesa 1.670 kg. y mide casi cinco metros, un peso por otro lado nada mal para un coche de esta envergadura y posición, y aun así las sensaciones en giros cerrados son buenas.

A la cabeza en tecnología

BMW apuesta por la tecnología en el nuevo BMW Serie 5 como lo hizo en su hermano mayor, el Serie 7. He de deciros que esta unidad del BMW 540i es el coche más tecnológico que he probado, pues monta todos los sistemas que el catálogo de la marca bávara pone a disposición del cliente. Uno de los que más me ha llamado la atención es el asistente de parking automático, un elemento que más que práctico resulta atractivo pues consigue desplazar el vehículo a baja velocidad sin que haya conductor en el habitáculo. Su utilidad llegaría en situaciones en las que acceder al habitáculo es complicado, aunque el conductor en la práctica activará esta función en contadas ocasiones.

Las llaves del modelo son una auténtica gozada. Parece que lleves un móvil, pues su acabado y control es similar. Con ellas podrás activar el aire acondicionado, revisar si las luces han quedado encendidas o alguna ventanilla está bajada o incluso controlar la autonomía del vehículo. Desde el mismo mando activarás el mencionado sistema de parking automático, un control sencillo que en la mayoría de veces tarda en arrancar pero que funciona de manera correcta.

El control gestual es otra de las novedades de esta generación G30, una opción que conocíamos con el Serie 7. Cerrando la lista de novedades destacadas que he podido probar estaría el sistema de conducción semi-autónoma que propone BMW. Se activa desde el mismo volante y es capaz de controlar la dirección por unos segundos, manteniendo el vehículo en el carril y en los límites establecidos de velocidad. A los 10 segundos, según el tráfico lo permita, te pedirá que vuelvas a coges el volante. Tras completar esta orden volverá a tomar control el vehículo.

Acabados nuevo BMW Serie 5

Luxury (4.394 euros)

  • Llantas de 18 pulgadas
  • Revestimiento en madera noble
  • Molduras en aluminio
  • Línea cromada exterior
  • Cuero Dakota
  • Volante deportivo
  • Faros antiniebla LED
  • Tablero de instrumentos Sensatec

 

Sport (3.077 euros)

  • Llantas de 18 pulgadas
  • Revestimiento en negro brillante
  • Molduras en aluminio
  • Combinación tela/cuero
  • Asientos deportivos
  • Volante deportivo
  • Faros antiniebla LED
  • Cambio automático deportivo

 

Paquete deportivo M (6.272 euros)

  • Color Alpinweiss
  • Llantas de 18 pulgadas
  • Molduras en aluminio
  • Tela ‘Rhombicle’/Alcántara
  • Shadow Line Individual
  • Suspensión M
  • Asientos deportivos
  • Paquete aerodinámico M
  • Techo anthrazit
  • Volante M
  • Frenos M
  • Cambio automático deportivo

Precios nuevo BMW Serie 5

Motor Cambio Tracción Precio
Motor Cambio Tracción Precio
520d 190 CV manual 6v trasera 49.400 euros
520d 190 CV AT 8v trasera 51.962 euros
520d xDrive 190 CV AT 8v total 54.300 euros
530d 265 CV AT 8v trasera 61.899 euros
530d xDrive 265 CV AT 8v total 63.300 euros
530i 252 CV AT 8v trasera 56.399 euros
530i xDrive 252 CV AT 8v total 58.400 euros
540i 340 CV AT 8v trasera 67.500 euros
540i xDrive 340 CV AT 8v total 70.500 euros

Agradecimientos a Mandel Motor BMW Badajoz por ceder esta unidad de prueba.

Opinión del editor

BMW 540i
  • Valoración del editor

  • Puntuación 4.5 estrellas
49.400 a 70.500

    • BMW 540i
    • Reseña de:
    • Publicado el:
    • Última modificación: 16 de mayo de 2017
    • Diseño exterior
      Editor: 90%
    • Diseño habitáculo
      Editor: 90%
    • Plazas delanteras
      Editor: 95%
    • Plazas traseras
      Editor: 90%
    • Maletero
      Editor: 85%
    • Mecánica
      Editor: 90%
    • Consumos
      Editor: 75%
    • Confort
      Editor: 95%
    • Precio
      Editor: 75%

    Resumen: El BMW 540i es una de las grandes opciones dentro de la gama del nuevo BMW Serie 5. Su suavidad es extrema y, para goce de tus sensaciones, tienes 340 CV esperándote.

    Pros

    • Diseño
    • Confort
    • Calidad

    Contras

    • Precio
    • Consumos
    • Pocas sensaciones deportivas

    Galería de imágenes

    ¿Cuánto vale tu coche?
    ¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
    Tasar coche GRATISTasar y vender coche
    Te puede interesar

    2 comentarios

    1. Impresionantes todos los nuevos BMW

      1.    Actualidad Motor dijo

        Tecnológicos a más no poder. Que barbaridad ?. Saludos!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *