Prueba del Hyundai i30 1.6 CRDi (parte II)

Viene de Prueba del Hyundai i30 1.6 CRDi (parte I)

Interior:

La versión probada era el acabado más básico, llamado “Classic”. De todas maneras, el coche es comprado en Dinamarca, y según el configurador del país veo que los acabados no son idénticos a los que se venden aquí.

La apariencia del interior, sobre todo el salpicadero, no fue tan buena como la que me causó el acabado Style, el único Hyundai i30 en que me había sentado hasta ahora. Sin embargo, esta impresión pasó pronto y luego compruebas que el coche está bien hecho, incluso es muy superior en este aspecto que algunos de la competencia. Por ejemplo, la mayor parte de los plásticos al alcance de la mano están acolchados o tienen un recubrimiento gomoso, agradable al tacto.

Si lo comparamos con el SEAT León, podría decirse que tiene un tacto maravilloso. Además, todos los mandos tienen un buen accionamiento y las tapas y huecos del coche sorprenden porque están tapizados en su mayoría y la tapa (si tiene) abre y cierra con movimiento amortiguado, igual que los agarraderos del techo; esto son detalles de cierta calidad.

Los asientos son buenos, aunque aquí si que no llegan al nivel del León (que me encantan, incluso en su versión básica). Con una sujeción más que suficiente y apoyo firme, el mayor problema que encuentro es que el respaldo se regula con palanquita (es más complicado acertar con “el punto”) y que el reposacabezas puede resultar algo molesto en las plazas delanteras, incluso en su posición más retrasada. Por el contrario, deberían de ofrecer una protección superior en caso de impacto trasero, aspecto a tener en cuenta. Dicho sea de paso, los reposacabezas delanteros eran del tipo reactivo, lo cual demuestra que al menos el fabricante se ha preocupado algo por ofrecer seguridad en este tipo de choques.

El espacio interior es normal en las plazas delanteras y mayor de lo habitual en las traseras, aunque la plaza central está condicionada por el descomunal túnel central. Las cuatro plazas, tanto por altura como por anchura no plantean ningún problema y puede decirse que se viaja muy bien en este coche, mejor de lo que me esperaba.
Cabe resaltar que en marcha y a partir de unos 140 km/h el ruido dentro del coche pasaba de ser relativamente bajo a resultar algo molesto (sobre todo en las plazas traseras), debido a un zumbido que parecía venir de atrás. Esto se lo achaco casi con seguridad a una rueda desequilibrada o algún otro tipo de defecto, no al coche en sí pues el aislamiento parecía bueno. Si tengo oportunidad de probar otra unidad diferente, me fijaré en esto.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *