Prueba Hyundai i30 3p 1.6 CRDI 110CV Tecno S, diseño exterior e interior

SONY DSC

2007 fue el año en el que Hyundai empezó a cambiar. Llegó el Hyundai i30, el primer modelo en adoptar el nuevo tipo de nomenclatura de la que posteriormente se han adueñado casi todos los modelos, salvo el Veloster, Santa Fe y el anecdótico Génesis. El Hyundai i30 ocupó el hueco dejado por el Accent.

Con la primera generación del i30 Hyundai dejó patentes sus intenciones de mejorar, aunque se veía que aún les quedaba camino por recorrer. Con la llegada de la segunda generación en 2012 la marca nos impresionó con un nuevo Hyundai i30, con un diseño mucho más personal y moderno y sobre todo un coche mejor rematado en todos los aspectos. Nosotros hemos tenido la oportunidad de compartir unos días con un Hyundai i30 de tres puertas, con el motor más demandado, el 1.6 CRDI de 115CV y cambio manual de seis relaciones. El equipamiento de la unidad de prensa era el Tecno S Sky, un nivel de acabado intermedio que presenta casi todo lo necesario, y algo más. El Hyundai i30 es un interesante candidato para el concurso del Coche del Año en Internet 2013 (CAI 2013).

SONY DSC

El Hyundai i30 cuenta actualmente con tres carrocerías en su gama, dos hatchback, de tres y cinco puertas, y una familiar denominada i30 Cw.  La de cinco puertas y la familiar comparten la estética del frontal, pero la tres puertas tiene un paragolpes de diferente diseño, más deportiva. La parrilla conserva las mismas formas, pero no es igual, como tampoco lo son los antinieblas y las luces LED diurnas, que son completamente diferentes. El paragolpes en su parte inferior tiene unas entradas de aire que le confieren ese aspecto algo más picante del que hablamos.

Debido a que es una carrocería de tres puertas, es lógico que sea en la vista lateral donde más diferencias encontremos. Las puertas son mucho más grandes para facilitar el acceso a las plazas traseras y hay una marcada línea de cintura ascendente que hace que la ventanilla trasera (que no puede abrirse ni como compás) sea pequeña y contribuya a una imagen más deportiva de la que carecen otros modelos como el León SC o el Audi A3. Está en un termino medio entre estos y los más radicales Astra GTC y Megane Coupé. Estéticamente es un punto para este Hyundai i30, aunque veremos que es un peaje a pagar en cuanto a practicidad. Visto desde atrás no apreciaremos diferencias con el cinco puertas, más allá de un paragolpes ligeramente diferenciado por la forma de los pilotos antiniebla ubicados en el.

Por dimensiones es algo mayor al modelo que sustituye, con 4.3 metros de largo, 1.78 de ancho y 1.47 de alto. Su batalla es de 2.65 metros y proporciona un buen espacio interior.

Interior para Europa

SONY DSC

Una vez dentro del Hyundai i30 emos que se ha pensado, y mucho en el mercado Europeo, y es que de hecho este Hyundai i30 se ha diseñado en Europa (Alemania) y también se ha fabricado en Europa (República checa). Comparte, a grandes rasgos, los mismos esquemas de diseño que el primer Hyundai i30, pero el diseño es claramente más moderno y la calidad de acabados es buena. La parte superior de las puertas y el salpicadero está de recubierta un plástico acolchado, que da lugar a uno duro en la zona inferior, aunque perfectamente rematado (sin rebabas) y con buenos ajustes. No hay pero que valga en este aspecto.

Encontramos la consola central presidida por la pantalla de la radio (se puede apagar por la noche para evitar deslumbramiento) con los aireadores a cada lado. Debajo están los mandos de la efectiva climatización bizona, son intuitivos, y los botones, al igual que los del equipo de sonido, transmiten solidez. En la parte más baja, delante de la palanca de cambio hay toma USB y AUX, así como un mechero y una toma de 12V. Tras la palanca encontramos el freno de mano clásico y dos posavasos (donde iría situado el cenicero) detrás hay un práctico cofre que hace las veces de apoyabrazos y tiene una buena capacidad para dejar objetos. Y hablando de dejar objetos, veremos que no hay problema, ya que hay sendas bolsas en las puertas y el hueco de delante de la palanca es útil, así como los posavasos.

SONY DSC

El conductor del Hyundai i30 se sitúa tras un ergonómico volante multifunción, que al principio parece tener demasiados botones, aunque rápidamente sabremos cual es su utilidad. Tras el timón hay un cuadro de relojes sencillo, con velocímetro y cuentavueltas. En el centro hay un pequeño panel LCD con todas las lecturas del ordenador de a bordo y debajo otro con indicadores de nivel de combustible y temperatura de agua. Relativo al ordenador de a bordo, es un incordio que el botón trip (para cambiar de pantalla) solo avance en un sentido, y es que habiendo nueve pantallas es un incordio pasarse la que queremos consultar.

Por contra, hay soluciones prácticas en este Hyundai i30 de tres puertas. Para no tener que dislocarnos el brazo para llegar al cinturón de seguridad (muy retrasado debido a la gran puerta) hay un brazo extensor que nos lo aproxima, y que se puede plegar para facilitar el acceso a las plazas traseras. Aunque inmediatamente después de esto vemos un tremendo fallo, y es que los asientos no tienen memoria, por lo que cada vez que lo abatamos, deberemos volver a encontrar nuestra postura de conducción.

Cinturón seguridad Hyundai i30

Detalle del cinturón de seguridad

En cuanto a espacio, veremos que no hay mayores problemas. Las plazas anteriores son amplias y cómodas en largos viajes, y en las traseras hay buena anchura, aunque tres adultos no vaya a viajar holgados. El mayor problema puede ser la altura al techo, más en esta unidad con techo panorámico ya que gente de más de 1.80 o 1.85 puede que roce con la cabeza si va muy erguida. El túnel central es muy bajo.

El maletero ofrece un correcto volumen de carga de 378 litros, de forma aprovechable, aunque con una boca de carga alta con respecto al suelo, bajo el que encontramos una rueda de repuesto de emergencia. Los asientos son abatibles 60/40.

SONY DSC

Por último queda comentar el impresionante techo panorámico de este nivel de acabado. El “Sky” del nombre hace alusión al techo, pues existe el acabado Tecno S, que es idéntico salvo por el techo. Puede abrirse por la parte central y deja un hueco grande, ideal para circular con el abierto por ciudad o a ritmos relajados. A partir de 90km/h se empieza a perder confort, aunque tampoco es algo acusado más allá del ruido, sobre todo porque la hoja que se abre se coloca por encima. Si no queremos que el sol nos queme la cabeza, hay una cortinilla que se cierra automáticamente siempre que abramos el techo y lo volvamos a cerrar. La pega de la cortinilla es que va en dos partes, que salen de delante y detrás del habitáculo, y si la queremos dejar cerrada a medias, sólo quedará descubierta la parte central. Es decir, no sería posible llevar la parque que hay sobre nosotros descubierta y el resto cerrado.

Mañana nos acomodaremos en los asientos de este Hyundai i30 para empezar a recorrer más de 1.500 kilómetros. ¡Carretera y manta!

Más en ActualidadMotor: Coche del Año en Internet 2013, Prueba Hyundai i30 3p 1.6 CRDI 110CV Tecno S, motor, conducción y consumos, Prueba Hyundai i30 3p 1.6 CRDI 110CV Tecno S, equipamiento, precio y conclusiones

 

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *